jueves, diciembre 01, 2016

Diamantes para la Eternidad

Cuarta novela de Ian Fleming sobre el agente ficticio del servicio secreto británico James Bond que devoro. Digo devorar porque se lee en un verbo y la verdad es que me ha gustado mucho, mucho. Me sigue sorprendiendo que siendo novelas muy ligeras (no nos engañemos, no son literatura de altura), inscritas en una época muy concreta, y con el único fin de entretener, estén tan bien hechas. La trama está construida de manera muy elegante, clara y concisa. La ambientación, en este caso en Las Vegas y New York, sea perfecta. El resultado es una novela con un magnetismo increíble, que engancha desde la primera página hasta la última. Y estamos hablando de un libro de 1956, en un mundo muy diferente al actual. Eso sí, con un personaje icónico que centra absolutamente toda la novela, el agente 007 Bond, James Bond.


El argumento de "Diamantes para la Eternidad" sería el siguiente: "Inglaterra está preocupada por una red de contrabando de diamantes que opera desde África y acaba en UK y en USA. Por tanto, el Servicio Secreto encarga al agente Bond que se infiltre en la organización, haciéndose pasar por contrabandista. Bond cierra una operación de contrabando de diamantes que se había iniciado en las minas de diamantes de Sierra Leona y termina en Las Vegas. En el camino Bond conoce y se enamora de una de los miembros de la banda de contrabandistas, Tiffany Case. Cuando Bond escala a lo más alto de la red, las cosas empezarán a complicarse.".

El libro tiene un ritmo endiablado, como los tres anteriores que he leído. Ian Fleming  nos mueve desde Sierra Leona hasta Las Vegas pasando por un montón de escenas de acción. Siempre con Bond en el centro. Y le vienen como un guante. Carreras de caballos, persecuciones en coche, tiroteos, trenes, etc. Todo relatado de manera sencilla pero emocionante.

Personajes recurrentes que se agradecen. Sabemos de Felix Leiter (continuando con los sucesos de "Vive y Deja Morir" y hasta ahí puedo escribir) que es un personaje increíble y le da la réplica a Bond como un compañero inseparable. Además, la chica Bond, como siempre, poco más que un florero tiene sus escenas también. La pena es que el malo malísimo está algo desdibujado. Es más, son mejores personajes sus secuaces, como Shady Tree o los matones Wint y Kidd.

En fin, un libro divertido, sencillo pero que engancha. Con un personaje de un magnetismo inmenso, cuyas aventuras, aunque desfasadas, siguen siendo interesantes. Merece la pena visitar esta saga.

martes, noviembre 22, 2016

El Secreto de Chimneys

¡¡Cómo me he divertido con este libro!!. Ha sido una de las mejores lecturas del 2016. De nuevo, no tenía ni repajolera idea del mismo. Es una suerte que volver a leer los libros de Agatha más de 20 años después me permita no acordarme de las tramas en absoluto. Y qué buena es esta novela. "El Secreto de Chimneys" tiene de todo, no solo whodonut, si no romance, comedia y sobre todo, mucho pero que mucho lio.

Lo que primero quiero destacar es que es una de las novelas de la Señora que más cómica y descarada me ha parecido. Por momentos, los personajes son caricaturas de si mismos, pero de una manera muy bien construida para revelarse que no. No. Son así.

Hay diálogos mordaces y en algunos momentos absurdos y como decía, descarados. El protagonista, Anthony Cade tiene contestaciones para todo y para todos, y tiene un duelo con el Superintendente Batle de órdago, pero es que los demás personajes (Virginia, Bundle, etc.) están al acecho. Como digo me ha sorprendido porque parece que no se toma la autora la novela en serio, que "va de coña", pero todo lo contrario. Qué grande era Agatha Christie.

El argumento de la novela sería: "Anthony Cade, que ejerce de guía turístico en África del Sur, recibe de un buen amigo una extraña misión que le devuelve a Inglaterra. A su llegada, se ve envuelto en una telaraña de asesinatos, chantaje y traición, relacionados con las luchas políticas internas de Herzoslovaquia, y en una romántica y misteriosa historia de amor. Todo eso complica la vida de Anthony, que creía volvía a Inglaterra a cobrar 1000 libras por un trabajo sencillo.".

La novela, como decía envuelta en una sencillez y en una comedia, oculta un montón de misterios. Tenemos el enigma sin resolver de hace años que involucra a Chimneys (la mansión campestre del marqués de Caterham), una novela comprometedora que lleva Anthony, unas cartas amorosas firmadas por una joven, y además el mismísimo Anthony Cade, quien desde el principio resulta ser un hombre joven intrigante y sospechoso que se mete en líos de manera muy fácil.

Los personajes de la novela son de un variopinto que asusta. Tenemos príncipes, aristócratas, políticos, sirvientes, policías, detectives franceses, etc. Todos muy bien creados, incluso con un tono "socarrón" que confunde.

Pero sin duda, el protagonista es Anthony Cade. Tiene carisma, es rápido, inteligente y está en el medio de todas las intrigas como por arte de magia. Además de simpático y guapo. Pero es que gracias a él, o mejor dicho, por medio de él, conocemos todo lo que ocurre. Y luego está el Superintendente Battle, de Scotland Yard. Personaje que además protagonizará dos novelas más. Es un personaje muy interesante. Reflexivo, inteligente y audaz. Es decir, el detective por excelencia de la señora.

Y el argumento es muy bueno. La Señora se luce, una vez más, con los hechos y la mezcla de las historias. Uno tras otro, se suman confusiones, giros y tramas ocultas. Llega un momento que en cada página parece que la cosa aumenta y se lía más, hasta el clímax final con la verdad detrás de los secretos de la mansión de Chimneys. Todo ello revelado con una sorprendente habilidad. Como siempre, Agatha Christie ha sabido enlazar una serie de crímenes y hechos de la forma más coherente, haciendo que todo tenga sentido. Incluso con la parte romántica, que no es muy dada la Señora.

En fin, "El Secreto de Chimneys" es una novela soberbia. Muy necesaria para cualquier fan de la Señora y para todos los amantes del género policíaco, empero, muy recomendable para todo el público, pues cuenta con todos elementos para convertirse en un verdadero rompecabezas para cualquiera.

jueves, noviembre 17, 2016

HUGO: El Problema de los Tres Cuerpos

Tenía muchas ganas a este premio Hugo. Muchas. Se trata del premio Hugo a la mejor novela de 2015, es decir, el del año pasado.

Se trata de una novela de un escritor (prolijo) chino, Liu Cixin. No es habitual que un escritor de esa nacionalidad tenga tanto éxito fuera de su país. Pero Liu Cixin lo merece, ya que tiene decenas de novelas largas y cortas de Ciencia Ficción. Y esta en concreto, que inicia una trilogía (y como veremos, eso es un problema) ha cosechado muchas, muchísimas buenas críticas.

"El Problema de los Tres Cuerpos" es la primera de tres novelas. Las siguientes, que espero se publiquen en España en 2017 y 2018, son "El Bosque Oscuro" y "El Fin de la Muerte". Es un libro denso, largo y es bueno. Pero he de reconocer que esperaba mucho más. Bastante más. No puedo dejar de pensar que esta obra, que está bien, es inconclusa, falta de ritmo y sobre todo, como ya comentaré, con un final desastroso.

La historia de "El Problema de los Tres Cuerpos" sería: "Comenzamos en uno de los episodios más caóticos, sangrientos y revueltos de la historia de China: la Revolución Cultural y su limpieza ideológica y física. El régimen Comunista está en pleno apogeo y entre otros, la comunidad universitaria es un claro objetivo. La protagonista, Ye Wenjie presencia la tortura y muerte de su padre, profesor de física, que no renuncia a la ciencia a pesar de costarle la muerte. Su hija, que saldrá mal parada y marcada políticamente es reclutada para un proyecto militar extraño: Costa Roja. De repente, saltamos a años más tarde, con la revolución ya muerta y con una sociedad que trata de olvidar. Wang, especialista en nanomateriales, es contactado por el ejército y la policía como parte de una investigación de una sociedad emergente llamada Fronteras de la Ciencia, que podría estar implicada en el suicidio de varios científicos. Wang acabará conociendo a una ya anciana Ye Wenjie y un misterioso videojuego llamado Tres Cuerpos, que presenta un mundo cuyo desarrollo está sujeto al problema de la física del que toma nombre. Y Wang experimentará algo muy extraño....".

Mi primer problema con la novela es que tarda en arrancar. Mucho. Hasta más o menos el 20% de la novela no hay Ciencia Ficción. Efectivamente, en ese momento hay un "McGuffin" de primera y da un vuelco, pero cuesta mucho meterse en ella. Esa primera parte es sobre la historia China y la revuelta. Entiendo que para el mundo asiático será apasionante, pero aquí deja frío. Por desconocimiento. Y más tratándose de una novela de SF. Si es cierto que el libro trata sobre la sociedad, sobre lo que nos divide. Sobre como manejamos el basto y potencialmente peligroso conocimiento científico. Y ese 20% introductorio tiene sentido. Pero es árido.

Y como decía, el ritmo es muy dispar. Con el "McGuffin" tenemos un buen puñado de capítulos muy bueno, pero luego decae, cuando de nuevo, Liu Cixin se adentra en el problema de los tres cuerpos. Es pura Ciencia, sin mucha ficción, y se hace denso. Después, de nuevo, impresionantes páginas de SF hasta precipitarse el final....ese final.

En la última parte se precipitan acontecimientos, historia y aspectos increíbles de manera muy rápida, muy abrupta. Sin caer en el spoiler, sin poder decir mucho, pienso que esta parte final es un desastre, como lanzados a lo "bestia" para terminar el libro, dando muchísima más historia e información en el último 10% que en todo el 90% anterior. Entiendo que se trata del primer libro de tres, y que prepara la historia para los dos libros posteriores. Pero deja a "El Problema de los Tres Cuerpos", en mi opinión, mal acabado, crudo y sin terminar. Sin un climax, sin una historia cerrada y totalmente inconclusa.

Es decir, es una novela que tiene muchas cosas buenas. La historia, en general es muy buena, pero para mi gusto tiene carencias y problemas. Debo reconocer que me siento más contento con novelas únicas (nada de sagas) y que hubiera preferido una historia cerrada y conclusa. Pero es lo que hay. Ojo, es un buen libro de Ciencia Ficción y merece la pena por leer la SF china de un escritor bueno y prolijo. Pero ojo con lo densa que es, con ese ritmo tan dispar, y no os decepcionéis por el final.

viernes, noviembre 04, 2016

OnePlus 3

O Bestia Bruta. Casi tres años después de la compra del Nexus 5, tocaba renovarlo. El terminal de Google aún funciona, pero la batería ya no dura prácticamente nada (toca cargar dos veces al día) y tenía problemas de rendimiento con el almacenamiento (a veces, algunas fotos se guardaban con problemas de fecha y hora).


En fin, problemas de hardware que no podía arreglar con software. Además, Google abandonó las actualizaciones a mitad de año, así que, aunque me compilaba yo mismo la rom, no es lo mismo.

La decisión de compra es difícil. Cada uno debe buscar en un terminal las "features" que necesite. He de reconocer que no tenía muchos candidatos, ya que entre mis necesidades estaba la de que fuera lo más cercano a AOSP posible y tener actualizaciones regulares aseguradas.

Y ahí no tenía muchas alternativas.

La opción ha sido un OnePlus 3. La bestia parda en términos de hardware de 1+ que viene acompañada de un software (OxygenOS) muy cercano, prácticamente al 99,9% a AOSP.

Las especificaciones están acá. Es un tope de gama alta que tiene un precio (o una relación calidad / precio) insuperable. Sin lugar a dudas, está igual o por encima de terminales de 600€ o 700€ (S7, Xperia, Iphone, G5, etc,) y sin embargo vale 400€.


Lo primero que debo decir, por si alguien no conoce a 1+ es que no, repito, no estamos ante un Xiaomi. Es decir, no se trata de un terminal pensado para China que se vende fuera. Lo se de buena tinta, tengo una Xiami MiPad 2 y se de lo que hablo. No, para nada. OnePlus vende en USA y en Europa desde hace año y los terminales son totalmente comparables a las marcas qué decía ahí arriba (Apple, Chanchung, Sony, LG, etc.). Aquí no hay que cambiar idiomas, hacer "vericuetos" para poner las aplicaciones de google, flashear, etc. No. Dicho en palabras más claras (aunque no me gusta el término) NO es un teléfono "Chino".

El teléfono es impresionante. El diseño es IMPECABLE. Un sólo cuerpo de ALUMINIO con un diseño espectacular. Es sorprendentemente FINO, de verdad, parece que se te va a escurrir entre los dedos de lo fino que es. Y es especialmente ligero. Pese a ser más grande, mucho, que el Nexus 5, y a pesar 28 gramos más, se siente infinitamente ligero. Tienes un pantallón de 5,5 pulgadas, un cuerpo de aluminio y no pesa. Es impresionante.


El rendimiento me parece increíble. Los 6 GB de RAM (más que mi portátil de trabajo) permiten hacer de todo en todo momento. Y el último procesador de Qualcomm, el Snapdragon 820 se nota. La comparación para con el Nexus 5 es de risa.

Y como decía, el software está libre de chorradas. Y funciona de maravilla. No tener capa de personalización, correr casi android puro es una maravilla. Y además hace que la curva de aprendizaje en mi caso sea NULA. Porque yo tenía eso en el Nexus 5. OnePlus añade funciones muy específicas a AOSP, que incluso ya estaban en su colaboración con CyanogenOS y otras roms de la comunidad. Así que son features probadas y bien integradas.
Pero además añade pequeñas funcionalidades que yo NO conocía  había usado nunca pero que me han encantado:
  • Doble toque en la pantalla para despertar
  • El modo bolsillo que evita encendidos accidentales pero que cuando lo sacas del bolsillo se enciende automáticamente para ver la pantalla
  • Pasar la mano POR ENCIMA del terminal en reposo para que muestre la pantalla
  • Pantalla ambiente con las notificaciones
  • Gestos en la pantalla apagada para abrir la cámara y encender la linterna
  • Doble toque en el botón home (o el que quieras) para apagar la pantalla
  • Puedes elegir entre botones físicos FUERA de la pantalla o botones por software en la pantalla. Por supuesto, que me decanto por lo primero, así, las 5,5 pulgadas quedan libres para ver todo a pantalla completa.

Y luego una tecnología que es de sobra conocida y usada pero que yo no había disfrutado. De la que me he enamorado instantáneamente. La huella digital. Debería ser un must-have en todo terminal. Es una puta maravilla. Se desbloquea en un segundo. Se acabó el pin, gestos o lo que sea. Inenarrable lo útil que es cuando el email corporativo de la empresa te obliga a usar pin.


La cámara la he probado poco pero he podido hacer varias fotos muy buenas. El salto de calidad de una cámara de 8MP del año 2013 a una de 16MP Sony con estabilizador OIS y EIS y demás ostias del 2016 es innegable. Tiene varios modos automáticos (HDR+ y cancelación de ruido nocturno) y un modo manual para entendidos que la convierte casi en una DSLR de bolsillo. En mi caso, para sacar las cientos de fotos que hago semanalmente en modo automático es mucho más que de sobra. Un detalle que si es útil, es que la cámara delantera (que tiene una calidad mejor que la cámara "buena" del Nexus 5) se puede activar con la sonrisa. Para que en los selfies no haya que usar el botón. Muy útil.

Me queda hablar de la maravilla del "Dash Charge" o carga rápida propietaria de OnePlus (y por tanto de Oppo, con su VOCC que es lo mismo). Eso de que cargue más de un 60% de batería en menos de 30 minutos no es sólo muy rápido, es que así tienes más tiempo el terminal para ti, y no dependes de que esté enchufado. Eso si, tiene una contra partida económica. Hay que comprar los cargadores oficiales y los cables oficiales. Si no, sólo carga "normal". Es el precio que hay que pagar.

Y finalmente aclarar que es un teléfono...y ¡¡funciona bien!! Recibes esas cosas antiguas que son llamadas y SMS. Se oye de maravilla y te oyen de maravilla. Por supuesto, 4G/LTE, wifi a todo trapo, doble micrófono con cancelación de ruido. Como decía, se oye muy pero que muy nítido cuando te hablan y me escuchan mucho mejor que con el Nexus 5. Cosas de 3 años de tecnología.

En fin, una auténtica maravilla técnica a un precio imbatible. Vale mucho más de lo que cuesta. Es un terminal tope de gama en 2016 (en 2017 ya veremos) y debería ser una compra para al menos 3 años sin problemas. Es un flagship en toda regla que está por encima de pesos pesados que le doblan el precio. Gastarse 700€ y 800€ en un tope de gama es obsceno existiendo el OnePlus 3.

Y por cierto, NO, no lo voy a rootear :) :)

martes, noviembre 01, 2016

El Tiempo es el que es

Este libro forma parte del universo del "Ministerio del Tiempo", la exitosa serie de los hermanos Olivares. Decir que las dos temporadas de la serie me han parecido muy buenas. Una gran idea, bien ejecutada, divertida, entretenida, bien hecha y muy bien interpretada. Con un diseño de producción excelente que ha sacado partido de un presupuesto amplio, pero nada exorbitante. Una serie que no parece española, o dicho de otra manera, no está en la línea del 99% de las series de Antonia 3 y Tela hinco.

El libro es como ver tres episodios. Sólo que al tener el formato literario, no está circunscrito a las restricciones de presupuesto, ambientación, interpretación, etc. Es decir, puede expandirse por lugares, escenas y argumentos que en la pequeña pantalla serían muy difíciles de llevar a cabo. Además, como ya tenemos en la retina a los personajes, no hay que inventar en este sentido. La imaginación se centra en el argumento y en las escenas de acción.

El argumento se sitúa en la segunda temporada, hacia el final, cuando Pacino ya no está. Más o menos cuenta esto el libro: "En la biblioteca de un convento, alguien fotografía un códice del siglo VIII. Pasando páginas, llega a una en la que con caligrafía moderna se lee: «Me llamo Elías Sotoca y estoy atrapado en el año 780». Cuando la noticia llega al Ministerio del Tiempo, la sorpresa es total. Sotoca es un agente de alto nivel al que se dio por desaparecido hace años. Amelia, Alonso y Julián parten de inmediato hacia 780 para rescatar al compañero perdido.
Tras la misión en el medievo, la patrulla acaba por error en Cartagena de Indias, uno de los puertos más importantes de la época colonial, en el año 1603. Allí deben convencer al capitán de uno de los galeones de que les permita embarcar, como paso previo para regresar a 2016. Pero entonces conocerán a un personaje histórico que sobrevive en el anonimato y que deberán salvar para que la historia no cambie.
Cuando parece que todo ha terminado, se produce una emergencia que requiere la inmediata participación de los agentes; con apenas 20 años, Lola Mendieta que aún no ha ingresado en el Ministerio es detenida por los nazis en Canfranc. ¿El motivo? Ser espía de las fuerzas aliadas en la Segunda Guerra Mundial. Lo que en principio parece una sencilla misión de rescate se complicará hasta el punto de que la victoria final de los aliados sobre los nazis se ponga en peligro.".

El libro está muy bien. De hecho, que estén detrás Anaïs Schaaff y Javier Pascual que son guionistas de la misma es una garantía. Eso si, entiendo que si el libro me ha gustado es porque la serie era de mi agrado. Sin ser un "Ministerico" (un fan absoluto) soy seguidor de la ficción y estaba enganchado. El libro explota eso.

No lo recomendaría para alguien que no conozca la serie o no le guste. Ya que se dan por supuestas tantas cosas, que por un lado, algunas cosas no se entenderán y por otro, la "suspensión de incredulidad" necesaria se irá al traste.

En fin, un libro ideal para los amantes de la serie. Está muy bien hecho, es parte del Universo de la misma y se lee con fruición y se disfruta. Qué en los tiempos que corren, ya es bastante. Como siempre, mi absoluto agradecimiento a los hermanos Olivares (sobre todo a quién nos dejo tan pronto) por una idea absolutamente brillante y unas ganas de hacer buenas series en este país. Y al elenco que hay detrás, técnico, artístico y de cualquier índole. Tienen una ilusión por "El Ministerio" que es contagiosa.

viernes, octubre 21, 2016

Anita Blake 10: Narcisos Encadenados

Décima entrega de la saga de la exterminadora Anita Blake (oficialmente "Anita Blake Cazavampiros"). Una saga de fantasía monstruosa, erótica y sobre todo muy sobre-natural. La entrega número diez tiene por título "Narcisos Encadenados", de nuevo, un lúgubre lugar dónde ocurrirán cosas muy malas, sobre todo a Anita. Hagamos un poco de historia, de los libros que he leído hasta ahora de la saga:
  1. Placeres Prohibidos
  2. El Cadáver Alegre
  3. Circo de los Malditos
  4. El Café Lunático
  5. Huesos Sangrientos
  6. Baile Asesino
  7. Burnt Offerings
  8. Bluee Moon
  9. Anita Blake 9: Obsidian Butterfly
El argumento de esta entrega sería: "Han pasado seis meses desde que Anita vio a Jean-Claude y Richard. Seis meses de celibato, medio año de indecisión y peligro. Esos meses dónde Anita ha pasado alejada de ellos, en sus aventuras en solitario. Pero su cuerpo lleva tanto la marca del vampiro como la del hombre lobo, y hasta que el triángulo no sea consumado, los tres son vulnerables. Para colmo, un secuestrador fija como objetivo a los inocentes a los que ha jurado proteger, Anita necesitará toda la ayuda que pueda conseguir. En una unión inusual, Anita, Jean-Claudre y Richard combinan sus capacidades, y se convierten en uno. De repente, Anita puede controlar sus poderes, sentir sus corazones, oír sus pensamientos... y sentir su hambre. Nada puede salvar a Anita del giro del destino que la arrastra todavía más cerca del borde de su humanidad, para finalmente rendirse a su sed de sangre, la bestia y el deseo que transforman su cuerpo y consumen su alma..."

Este libro supone un giro muy pero que muy importante en la trama general y en la historia de Anita. Ocurren cosas al principio, y al final que cambiarán, para bien o para mal (aún no lo sabemos) el destino de la protagonista. Sabiendo que hay más de 14 libros por delante (este año se debería publicar el 24 en USA) era necesario para seguir manteniendo la atención en la saga.

En esta mueva entrega hay muchas batallas. Quizá no tan sangrientas como la de la vez anterior, pero en la línea de siempre. Lo que si hay, de nuevo, son muchas intrigas y luchas de poder, entre vampiros, entre licántropos, y entre los leopardos. Es volver el personaje de Jean-Claude y todo se lía. Además, como decía, los giros (que no puedo decir nada porque supondría un spoiler muy gordo) hacen que todo esté más liado de lo normal. Pero esto, es muy bueno.

En fin, décima entrega que supone un punto de inflexión en la saga. Una novela muy en la línea de las primeras y que para los amantes de la saga, así como del género, hará las delicias. Los demás, abstenerse.

lunes, octubre 10, 2016

La Suerte de los Irlandeses

Tenía comprado este libro de J. L. Rod (es decir, de José Luis Rodríguez) desde enero de 2014. Es decir, más de dos años y medio. Y por fin he podido empezarlo y acabarlo, en menos de cuatro días. Una pena que haya tardado tanto, ya que merece bastante la pena leerlo, si te gustan los "thrillers" y las novelas policíacas.

El argumento sería: "Pat MacMillan, agente de la División de Contrainteligencia de los servicios secretos españoles, trabaja en un departamento que no tiene nombre ni figura en el organigrama. Se ocupa de operaciones de las que ningún otro agente quiere aceptar. Cuando en pleno día de Nochebuena se dispone a comenzar unas largas vacaciones, recibe dos malas noticias. La primera de ellas, que el Centro Nacional de Inteligencia tiene infiltrado entre sus agentes un topo de la organización terrorista ETA. La segunda, que el agente elegido por el Gobierno para identificar al topo y detenerlo es él. Comenzará una carrera en los siguientes días para descubrir al topo, salvar su propia vida y desactivar un inminente atentado terrorista de terribles consecuencias. Todo ellos con sorpresas y sobre todo, con mucho dolor.".

Lo primero que llama la atención es la actualidad del argumento. Si, es ETA, son terroristas, es el servicio secreto español. Está ambientado en el 2014. Aunque sea todo irreal y ficción, podría no serlo. Estamos acostumbrados a que los grandes thrillers de acción estén ambientados en USA. Sean expertos agentes espías americanos. Pero es un acierto que el protagonista sea español (aunque de origen irlandés, es más español que la tortilla de patata), que la acción transcurra en nuestra tierra y que se hable de terroristas que han segado vidas aquí al lado. Acercar la trama hace que enganche y que se viva mucho más.

Otros autores ya lo han hecho con (mucho) éxito, como Juan Gómez-Jurado o Manuel Loureiro. Eso de hacer thriller made in USA top ventas pero hechos aquí y ambientados aquí. Y a J. L. Rod también le funciona, vaya si le funciona. Es un auténtico thriller trepidante, lleno de acción, de terrorismo, de espías, de escenas peligrosas. 100% adictivo.

Pero también hay espacio para la coña. Mucha. El protagonista está de vuelta de todo. Estamos en plena crisis, y hay mucha crítica social en las páginas de "La Suerte de los Irlandeses". Mucha. Y se agradece. Hay críticas a los políticos que se preocupan más de vigilar nuestras bolsas de basura para ver si reciclamos que de evitar que se malgaste el dinero público. Hay mucha crítica a esos que manejan el dinero negro y nos chulean al resto. Y así, con muchos otros temas. Y se agradece. Aunque a veces sea una sonrisa triste, porque la cosa no pinta bien con la crisis.

Otro acierto son los personajes. Pat es un anti-héroe. 100% anti. Pero tiene una cosa, unos principios y un honor que no cambia por nada. Y luego hay muchos personajes secundarios que colorean la trama. Chema y Meg. Así como "El Zorro". Y hay más, todos tienen algo.

En fin, un buen libro. Eso si, ojo con la trama que engancha y la cercanía es, a veces, dura. Perro si te gustan las novelas negras, de espías, los thrillers y que además sea patria, lánzate a por ella.

jueves, octubre 06, 2016

El Fin de la Eternidad

Mucho he tardado en leer este libro. Muchísimo. No me refiero a una vez empezado, ya que "sólo" me ha durado cuatro mañanas (incluyendo dos vuelos y un retraso de una hora). No. Me refiero a que debería ser un libro de cabecera de la Ciencia Ficción y leerlo de los primeros.

Es una AUTÉNTICA MARAVILLA. Isaac Asimov crea una novela de viajes en el tiempo, de historia, de emociones, de crítica social, en fin, una NOVELA CON MAYÚSCULAS. Y nada menos que de la vieja escuela de la SF de los años 50. Ahí queda eso.

El argumento, que no le hace justicia, podría ser: "En el siglo XXVII, la Tierra funda una organización llamada Eternidad, enviando sus emisarios al pasado y al futuro para abrir el comercio entre las diferentes épocas, y para alterar la larga y a veces trágica historia de la raza humana. El proyecto estaba integrado sólo por los mejores y más brillantes exponentes de cada siglo: personas que dejaron de lado sus propias vidas para dedicarse a servir a los demás. Para hombres como Andrew Harlan, Eternidad representaba mucho más que un trabajo: era su vida. Pero, cuando viajó al siglo cuatrocientos ochenta y dos, no pudo evitar enamorarse perdidamente de una hermosa no-eterna llamada Noys Lambent. Ahora, la perspectiva de La Eternidad y todo lo que conlleva dará un vuelco para Harlan."

La novela tiene el ingenio y la complejidad de Asimov. Empieza mezclando las cosas, con una introducción que nos llevará al pasado, y luego a continuar la historia. No podía ser de otra manera tratándose de una novela sobre los Eternos, esas personas que pueden viajar en el tiempo e introducir cambios que se propaguen por todos los siglos venideros. Pero siendo Asimov, la parte de Ciencia encaja perfectamente. Todo está explicado de manera que lo entendamos, incluyendo la disertación sobre las paradojas en el tiempo, sobre lo que significa cambiar el presente y el futuro, etc. Todo encaja y todo tiene sentido.

Pero además, asistimos a una crítica sobre la dictadura totalitaria y tecnócrata. La Eternidad es ESA organización que está dictando el devenir de todos los siglos. Ahí es nada. Pero además nos habla de la relatividad de los mortales y de sus ideologías. Lo que hoy es moda, mañana ni existirá y así sucesivamente, con las cosas más insignificantes y con las más importantes.

Sin embargo hay temas aún más interesantes. Ese canto a la raza humana y a nuestra (si, si, NUESTRA) capacidad de superarnos. Lo que nos hace ser más grandes son los fracasos, ya sean individuales o colectivos. Esta parte me ha encantado.

Y luego es una novela de Asimov con un amor "inmortal", con una trama policíaca que te engancha desde el principio. Tiene componentes de aventura increíbles, sobre todo la parte de exploración de los siglos, las Observaciones, etc.

Es una novela de emociones. Leyéndola se pasa de la emoción a la ira, a la alegría, al coraje, a la tristeza. Y sobre todo es una novela que hay que mirarla con unos ojos científicos para dejarse llevar por las teorías y explicaciones. Asimov SABE que los viajes en el tiempo son imposibles, sin embargo los hace posibles. Y su explicación a las paradojas (esa de ¿qué pasa si viajo en el tiempo y mato a mi abuelo? o la de encontrarse consigo mismo) habituales de los viajes en el tiempo son encomiables.

En fin, una novela de SF con mayúsculas. Una novela que apremio a que leáis lo antes posible. Está llena de pasajes increíbles, de momentos alucinantes, y sobre todo está genialmente cerrada y resuelta. De lo mejor que he leído en años.

jueves, septiembre 29, 2016

La muerte de Lord Edgware

Y ya van 31 libros de la señora que repaso. En este caso, uno de los que más me ha gustado. De nuevo, no recordaba absolutamente nada, y sigue sorprendiendo la capacidad de Agatha Christie para manejar al lector. Llevarnos por dónde ella quiere, hacernos pensar lo que ella quiere, y darle la vuelta en tan sólo unas páginas. Como siempre, es alucinante.

El argumento de esta historia sería: "Hércules Poirot recibe un encargo inusual de una bella actriz, Jane Wilkinson. Dicha actriz está casada con un despótico aristócrata inglés, lord Edgware, que se niega a concederle el divorcio que ella tanto desea. Pero para sorpresa de Poirot, el aristócrata afirma que hace ya tiempo envió una carta a su esposa aceptando su demanda. La alegría de la actriz al conocer la noticia es inmensa, pero lo que parecía un asunto resuelto se complica de forma inesperada: lord Edgware aparece apuñalado en su mansión, y la secretaria y el mayordomo del noble asesinado afirman que la mujer vestida de negro que solicitó ver a lord Edgware la noche de su muerte no era otra que Jane Wilkinson. Desde ese momento, el famoso detective y el Capitán Hastings tratarán de resolver el enigma, pero a su pesar, habrá más muertes por el camino".

El libro tiene tres partes. No suele ser tan claro en las obras de la señora, pero aquí hay unos puntos de separación claros. Hay una presentación de los personajes, sobre todo de las actrices, Charlotte Adams y Jane Wilkinson, así como de los demás personajes secundarios pero importantes. Después, la sorpresa del crimen que parecía no necesario. Una larga parte para el desarrollo de la trama, la búsqueda de la verdad. Y de repente, una última parte para que Poirot explique la verdad, as usual.

También es curioso la "cancha" que se le da en este libro al inspector Japp. Para mal casi todo el tiempo, ya sabemos que se le da mucha cera, pero incluso hay momentos en los que Poirot le adula. Hacía tiempo que Scotland Yard no tenía tanto papel.

En fin, una nueva novela de la señora. Como siempre, impecable y muy buena. Sigue siendo increíble que una novela de 1933, repito, 1933, siga fresca y actual. Se disfrute desde la primera hasta la última página. La señora sigue siendo la reina del whodunit.

jueves, septiembre 22, 2016

Moonraker

Tercera novela de Ian Fleming sobre el agente ficticio del servicio secreto británico James Bond que devoro. Digo devorar porque se lee en un verbo y la verdad es que me ha gustado mucho, mucho. La verdad es que aun siendo unas novelas ligeras (no nos engañemos, no son literatura de altura) están muy bien construidas, ambientadas y sobre todo tienen un magnetismo innegable. Y estamos hablando de un libro de 1955, en un mundo muy diferente al actual (por ejemplo en Inglaterra era delito ser homosexual).


El argumento de "Moonraker" sería el siguiente: "M le pide a James que le eche una mano con un asunto extra-oficial. Un magnate influyente, muy querido por Inglaterra, Sir Hugo Drax parece que hace trampas al bridge en el mejor club social del Mundo. James caza al tramposo y le da una lección. Pero resulta, que días más tarde, Bond, ya como agente del servicio secreto Británico encubierto, tendrá que trabajar para el señor Drax asegurando la integridad del cohete nuclear que está construyendo para Inglaterra. Y las cosas se torcerás, como siempre.".

Como decía, el libro es lo que es. Hay malos muy malos (nada menos que nazis al servicio de Rusia, joder que tropa) y buenos muy buenos (Bond y en este caso una policía infiltrada). Los malos hacen cosas malas y los buenos salvan el mundo. Pero a parte de eso, el libro esconde muchas cosas bien hechas.

Primero, el argumento. Solido y bien desarrollado. El libro tiene dos partes francamente excelentes, que funcionarían por si mismas, pero que hacen un todo magnifico. La primera se centra en una batalla sobre una partida de bridge en un club de Londres entre Bond y el magnate Sir Hugo Drax. Magnífico el lucimiento de Bond teniendo que emborracharse y a la vez jugar una partida extrema, haciendo trampas para desenmascarar a un tramposo. Y la segunda parte, sigue con la misión de James Bond para impedir que se líe parda con el cohete nuclear que construye Drax. Acción a raudales, varias escenas en el límite y un desenlace frenético con cuenta atrás.

Otro de los aspectos de lucimiento de Fleming es la localización. Nada de cuestiones exóticas, no. Todo transcurre en Inglaterra pero hay escenas en varios puntos, Londres, Dover, en plena carretera, etc. Y es curioso como  el libro juega con las amenazas de los años 50, los cohetes atómicos, los nazis queriendo vengar a la Alemania derrotada, la guerra fría contra los Rusos, etc. Muy bien llevado todo, como digo, en territorio inglés.

Y luego está Bond.Es mucho más profundo y culto de lo que creemos por el cine. Tiene unos diálogos mordaces e inteligentes con todo el que se presta a hablar con él. Pero además él es conquistador, mujeriego, seductor, directo y sin morderse la lengua, bebedor empedernido (escena fantástica en el club de M), fumador, conductor al límite (escena genial de persecución), etc. Esos detalles que hacen a Bond ser Bond, están ahí, continuamente. Como esa manía suya de salvar el mundo y solucionarlo a tiros, matando sin piedad.

Y por cierto, mención especial para los personajes secundarios. Drax da auténtico miedo y asco a la vez. Sus dos ayudantes también, implacables. Y la policía infiltrada está bien construida. Eso si, al corte del trato a las mujeres de los años 50, no se crean. Bond no tarda nada en desear follar con ella (como suena, dicho más o menos así por el personaje) y lo consigue en una escena sensual (con baño en la playa desnudos) y de acción a la vez (casi mueren). Lo tiene todo la chiquilla.

El libro está plagado de escenas muy buenas, pero me quedo con tres. Toda la partida de bridge es genial. Da igual si sabes jugar a ese condenado juego o no. Hay una tensión increíble y Bond tiene que prepararse a conciencia. La escena de la persecución en coche. Con faros apagados, velocidad, accidentes y muchas más cosas. Bond es implacable. Y como no, la escena final pos-créditos que diríamos. Con un Bond duro y frío, a pesar del dolor, que demuestra porqué es Bond, James Bond.

En fin, tercera entrega de una saga que me dará muchas alegrías. La recomiendo si te gusta la acción y los libros de espías. Pero sobre todo, para fanáticos del personaje de Bond, no puede faltar. A por ella.