lunes, noviembre 27, 2006

Muere Otro Dia

Noviembre 2002

Vuelta a los orígenes.....

La primera impresión tras "Die Another Day" es que esta vez Bond se ha rehecho, se ha mejorado, y a vuelto a sus orígenes. Ahora sí, estamos (de nuevo) antes el mejor Bond, el más parecido al genuino, al que alcanzara la cúspide en por ejemplo, "La Espía Que Me Amó".

Esta cinta de Sr. Lee Tamahori (autor el año pasado de "La Hora de la Araña", y de "El Desafío") consigue volver a los orígenes de Bond, centrarse en el personaje y en sus virtudes (y fallos) y hacerlo correr unas aventuras (actualizadas claro) con el mismo aire y estilo que las mejores de la serie.

Superado los bajones de "El Mañana Nunca Muere" y "El Mundo Nunca Es Suficiente" se recupera en esta pinícula el ambiente, los maneras y LA CLASE de los inicios de Bond.....vuelve a lo auténtico. Aquí se recupera el CARISMA, el secreto del éxito. De nuevo se recupera la combinación de ELEGANCIA, HUMOR (CÍNICO por todas las esquinas), diálogos que a simple vista son de besugos pero que rebosan doble (y triple sentido), la autosuficiencia y amor al riesgo y el desastre (descrita por uno de los malos impecablemente) y por supuesto una renovada SEDUCCIÓN. Todas esas características que le han dado a Bond el estatus que tiene (y el doble 0 ;)) y el lo que hace que Bond no tenga rival (dentro y fuera de sus pinículas) por mucho que le intenten imitar siempre fracasarán (como el malo de esta "Die Another Day").

Esta cinta, desde el inicio ya muestra el camino que tomará. En para mí sin duda, los mejores créditos de la saga, combinando las ya tradicionales mujeres, en singulares formas, movimientos, haciendo referencia a la cinta, ese hielo y fuego tan sutil y perfectamente mezclado (precioso), pero INTRODUCIENDO ALGO NUEVO, que es mostrar a la vez hechos RELEVANTES DE LA PINÍCULA (es más, siguiendo con el argumento). Para luego comenzar lo que es sin duda un pinícula de homenaje a si mismo, pues toda la cinta contiene lo original, lo genuino, mezclado con el toque de Brosnan. Toda esto queda reflejado en la escena del metro, iniciada con una pugna con M (de nuevo genial Dench) para acabar con Q (o R según se mire, pues tras Desmond Levely, viene John Cleese, GENIAL en su papel) en un homenaje PRECIOSO a toda la saga, mostrando los "gadgets" de casi todas las anteriores cintas (un zapato de "Desde Rusia con Amor", el artilugio volador con el que Connery abandona una clínica, el engendro volador de Dalton en otra cinta, y cientos de miles de cosas que hay por ahí), con comentario incluido de Bond: "..es aquí donde se guarda todo..." y el genial: "..todavía funciona", para acabar recordándonos que el homenaje acaba donde estamos, en el presente, con la presentación de su nuevo coche, de nuevo regresamos al pasado, un Aston Martin.

En esta cinta se nos muestra a un Bond que sufre, más de lo habitual y que tiene que luchar por recuperarse a si mismo. Y vaya si lo hace. Durante toda la cinta asistimos a la recuperación del Bond CINICO. No para de soltar frases con doble y triple sentido (ahora mismo recuerdo cientos a lo largo de la cinta)...que se había perdido en las dos (tres me atrevería a decir) anteriores entregas con Brosnan. Bond no para de seducir (sin tapujos, sin censuras), Bond no para de dejar claro quien es el que tiene CLASE, es sin duda, esta cinta, el mejor exponente del universo Bond. Es decir, cuando empieza una cinta de James, ya sabes que desde ese momento y hasta el final, todo lo que pueda ocurrir en la mente del guionista y que Bond pueda llevar a cabo, OCURRIRA, porque es Bond, SE LO HA GANADO. No tratan de colarnos goles, de explicarlo científicamente, es BOND y punto.

En cuanto al resto del reparto, Dench dando el nivel de M de siempre. Un John Cleese genial en lo poco que aparece, bien por el guión (esas frases MORDIENTES CONTRA BOND ["..yo si que lo ocultaría.."], o ese doble sentido con Monipenny) o bien por su actuación, como se hace el ofendido con Bond, o al final, cuando se da cuenta de lo que le ha dicho a la secretaria más famosa del cine. Mandsen haciendo de lo que sabe, de yanqui desaliñado, igual vestido que siempre y de desorganizado párriba. Destacar sin duda a Berry. Desde guapísima a escultural, pasando a muy importante para la cinta. En esta pinícula, la chica Bond (buena) no es sólo un mero florero (el patético ejemplo de la Richards) sino que es un personaje más que importante. El la viva imagen de Bond, pero en yanqui. Desordenada, cínica también, seductora, e intrigante. Además, es parte de los homenajes al pasado de esta nueva entrega, pues su entrada en escena, salida del agua, recuerda al Dr. No, a la Ursula, con cuchillo incluido.

La historia, que no se centra en sólo la acción, sino en encadenarla de muy buena forma, con giros buenos (mira que cuesta que me la cuele, pero esta vez no pillé quien era el malo) tiene un ritmo propio de las cintas de antaño de Bond, pausas eróticas incluidas. Los escenarios, preciosos, esa Islandia fría y esa cálida Cuba, con un poco de Londres. Las escenas de los coches, de nuevo guiño al propio Bond, con ese juego de yo saco misiles y tu disparas con lo mismo, es muy buena, así como la incursión final, con doble sentido, ese Ikarus, padre e hijo, intentando subir al cielo, con un traje construido, para acabar en tierra, derrotados por el propio Sol ;)). Por cierto, genial escena de Monipenny al final, con guiño (enésimo y bonito) a la saga tradicional.

Mención a parte para el bueno de Brosnan. Aquí hace su mejor Bond, no sólo por que de guión su personaje es infinitamente superior a los anteriores, mejores líneas, más cinismo, mas hincapié en las características clásicas de Bond, sino por algo que no da un guión o un director, LA ELEGANCIA, LA CLASE. El ejemplo que deja sin palabras (Cris tienes que verlo) es ese Bond escapando en pijama, sucio, con una barba de 14 meses, pelo idem, y entrando en el casino (donde sino), mojado, sucio, pero sin ESTAR FUERA DE LUGAR. Ese caminar, esos gestos, los movimientos y sus palabras, esa indiferencia, ese TODO, resumiendo, clase, la clase que exige Bond, James Bond. Otro ejemplo es su aparición en La Habana, sin desentonar, marca la diferencia con una clase impresionante.

Resumiendo, grata sorpresa dentro del Universo Bond, pues la cinta es una de las mejores de la saga, bien podría estar junto a las de antaño, pero con el necesario renovado y algunas cosas nuevas, como potenciar el personaje Femenino, y con un Brosnan PERFECTO.

Puntuación:
Muere Otro Día --> 8,5 / 10

No hay comentarios: