lunes, enero 22, 2007

Rocky Balboa

Por cuestiones obvias, en 1976 no pude asistir al estreno de Rocky. Más tarde la he visto (más de una vez) en diversos pases en la televisión. Tampoco fui al Cine para ver las sucesivas secuelas, que casi eran productos para venderse directamente para televisión. Sim embargo, la primera de las películas se conviertió, por muchos motivos en una cinta de culto. No sólo por la historia de su actor protagonista, guionista de la misma, que perseveró con muchísima insistencia a los productores de la misma (hasta acampar en el jardín de uno de ellos y saludarle todas las mañanas con el guión :) ), no sólo por los Oscars que recibió: Mejor director, Mejor edición y por último mejor película en 1977, así como las nominaciones de Sylvester como actor, como guionista y hasta 5 nominaciones más. Sino porque es la película de boxeo (pese a que hay otras muchas mucho mejores)....La escena, junto con la la banda sonora de Bill Conti donde Rocky entrena y acaba subiendo las escaleras para saludar, es una escena mítica.

Debo decir que Rocky siempre me ha parecido una cinta muy decente, mucho. Con una historia trivial, pero hecha muy interesante. Lo peor era su protagonista, que pese a encajar al 100% con el personaje, aún no era un actor....y bueno...toda esta entrada para poder hablar de la última película de la saga... Rocky Balboa

Como Rocky, debo empezar siendo directo: Esta cinta es buena. Punto. No es magnífica, no es una obra maestra, pero ni mucho menos es un truño infumable como lo fueron las sendas secuelas de la primera. Creo, que se puede decir, que es tan buena e impactante que la primera, y que tiene tantos errores como aquella, pero sin lugar a dudas, los errores son diferentes, mucho.

Lo primero es que Sylvester Stallone ACTUA. Si, lo he dicho, actua. Este hombre, que ya nos había enseñado que es un actor ("Cop Land"), y que puede ser bueno, creo, a mi juicio, que aquí lo hace muy pero que muy bien. Que pasa, que este tío (un tío listo, trabajador, y muy alejado de otros actores con similar perfil, como el chochenaguer, Van damme, y demás) no hace papeles serios, pero cuando los hace, puede interpretar muy bien. Esa es la principal baza de la película. Justo cuando Sylvester NO ESTA sobre un ring, es cuando mejor lo hace.

La otra gran diferencia con la primera película es el guión. En aquella, era casi redondo todo él, sólo estropeado con 2 o 3 momentos. En esta, sólo se salva la primera parte (hasta la irrupción de la "chica" de la película) y los últimos 15 minutos, con el combate final y el epílogo. El resto del guión que hay por en medio, es malo de solemnidad, sólo llevadero por los momentos "revival" y los gags cómicos.

La cinta está planteada con una moralina que, cirtamente, aquí en Europa ni nos va ni nos viene. No piensen que se trata de patriotismo, no, no van por ahí los tiros..sino del orgullo, la pasión y la lucha por la vida. No digo que esas cosas no me o no nos interesen, sino que no son temas que aquí veamos con la misma perspectiva que los "yankees". Sin embargo, si el patriotismo y el tufillo luchador que tenía TODA la saga anterior era "repelente", ciertamente actualizado a 2006 como ha hecho Sylvester no queda del todo mal.

En fin, una cinta buena, mucho mejor de lo que podría parecer. Que merece la pena ver, aúnque sólo sea por ver a un boxeador muy mayor batirse el cobre por lo que cree justo y necesario, admirar los pequeños homenajes a la primera de las películas, y reirse un poco con los personajes y las situaciones. Además, que si, la NUEVA escena de Rocky entrenando, es emocionante :)

No hay comentarios: