miércoles, mayo 02, 2007

Día 2: Working day

Hoy día mundial del trabajador un servidor ha venido a trabajar a las instalaciones del cliente. Obviamente estaba también el cliente, y uno no sólo queda bien (por eso de trabajar tal día como hoy) sino que agradece que sean ellos los que pagan el viaje :-P y además, joe, que hemos venido aquí a kurrar, no ha hacer turismo.

En pie desde las 7:30 de la mañana (HK-TIME, o sea, la 1:30 de vuestra madrugada cabrobes), pues duchita, aseo, vestimenta y para el buffet del hotel. Buen desayuno, mezcla de continental europeo con cosillas Chinas. Estas cosillas, son unas piezas de fruta de aquí (no se que leches/leeches eran), unas bolítas de verdura, y una sopa viscosa de esas. Todo muy rico. 140 HHK$ es decir, unos 14 euros…lo normal para un hotel. Por cierto, aquí hacen un café rico…nada que ver con los gabachos, los alemanes y por ahí…Pero el té se sale :-P. Hoy hace un día “normal”: 24º-25º grados y una humedad de espanto. No os he contado que aquí en todos los sitios están locos por el aire acondicionado. Hay tantas máquinas de aire acondicionado como habitantes…y claro, en cualquier sitio te encuentras a 18 grados muerto de frío, sales a la calle con 25 y el choque térmico es de aupa..en fins..locos como chinos :) ..eso sin contar la cantidad de agua que cae de los edificios, debido a las máquinas de las ventanas...crazy...

Las oficinas del cliente están en una calle principal de Kowloon, en una torre de 30 pisos. Nosotros estamos en la planta 27, con unas vistas del carajo ¡!! Impresionantes ¡!. Se divisa toda la bahía y es precioso. No quiero imaginar lo que vale el alquiler…vamos.

A la hora de la comida (12:30) nos hemos ido a una terraza de un restaurante local. Comida China :) ..como íbamos con Taylor (un chino de la oficina) nos ha explicado la carta (sólo en chino pero con imágenes) y nos ha recomendado la comida. No había cubiertos, así que hemos papeado con palillos..de escándalo. Íbamos 3 españoles y el chino y comíamos de fuentes en el centro (cada uno sólo tenía su propio cuenco de arroz, más otro cuenco de mezclas). El chino nos pegaba unas pasadas del cofón…claro el tiene práctica..y nosotros mezclando lo que pillábamos con el arroz. Hemos comido:

  • Tófu
  • Pollo con latigüillo de gelatina de arroz
  • Cordero con verduras
  • Cerdo con una salsa de almendras

Todo exquisito, algo picante pero exquisito. Además eso de comer en cuenco, mezclando con arroz es la caña. Eso si, ninguno de los platos sabía como la comida china de los restaurantes chinos de España…nada que ver. Las texturas y los sabores son más fuertes y duraderos y además menos enmascarados por las salsas. No se hace pesado además.

De postre, como el chino nos ha contado que la especialidad era el café con cosas, me he tomado un café con coco, chocolate y jengibre. Una mezcla de sabores fríos (coco y chocolate) con el calor del café y la planta del jengibre. Delicioso. La estrella ha sido lo que ha pedido Francisco, un postre de te verde, con tiramisu y te de limón. Consistía en te verde “a palo seco” (es decir, la hierba molida en pequeños granos como si fuera tierra), mezclado con tiramisu (de vaya a usted a saber como está hecho) y te de limón también como si fuera tierra. En palabras de Francisco, estaba asqueroso, muy fuerte, sabía a tierra y lo del tiramisú no es nada que se le parezca.

Por cierto, he descubierto una cosa..los chinos hacen ruido al comer..mucho ruido. Tragan mucho, rápido y son más bien “guarretes” comiendo…pero es más o menos normal aquí

Después, trabajo a destajo por la tarde hasta las 19:45…nos íbamos a ir de la oficina, pero nos han comentado que justo a las 20 horas, TODOS LOS DÍAS entre los edificios de HK y los edificios justo en frente (los de Kowloon) se organiza una competición de luz y espectáculos visuales. TODOS los edificios se llenan de luces, no sólo por la fachada sino con haces hacia el cielo, lasers, etc. Es un espectáculo impresionante. Se hacen mosaicos, mensajes (lo típico, “Paz”, “Amor”, y propaganda de marcas comerciales), imágenes (corazones, estrellas, dragones, …) y juegos varios. Es la leche ver un edificio de 120 plantas iluminado por completo recreando un mensaje que se mueve por toda la pantalla. Es la caña. Dura como 15 minutos y desde la posición privilegiada de la planta 27 del edificio del cliente ha sido impresionante.

Además, por ser festivo, ha habido fuegos artificiales y ha sigo una “guinda” increíble.

Una vez que hemos salido de trabajar tras el espectáculo, hemos decidido cruzar la bahía hasta HK. Hemos tomado el ferry (2,20 HKD) y nos hemos plantado en la isla de Hong Kong. Impresionante el paseo. Acercándonos a una isla que está plagada de los edificios más altos del mundo, iluminados y demás.

La verdad es que hay diferencia entre la isla y la península. En la isla debe correr más el aire y debido a los edificios, esas “moles” tan altas y grandes, hay menos contaminación e incluso hay menos gente. Es una zona “más rica y selecta” además de ser el corazón de negocios y administrativo, por lo que a la noche, sólo queda movimiento de gente “de ocio”, no de “vivienda”. Se está mucho mejor por tanto.

Hemos recorrido unas cuentas calles y subido a la parte del SOHO, donde están los mejores restaurantes y bares. Es curioso que como es una zona muy alta, han construido las escaleras mecánicas más largas del mundo. Por la mañana, son sólo de bajada, y a la tarde sólo de subida, como las usamos nosotros. (la bajada luego fue algo durilla jejeje). Al final, muchas fotos a los edificios y elegimos un restaurante de pescado para cenar. Esta vez estaba en inglés la carta y fue fácil elegir y saber lo que pedíamos. Para tres, tomamos un par de entrantes (un queso fresco con cebolla y una pasta de algas). Yo de segundo tomé unas almejas con tomate que estaban de muerte. Peaso de almejas..como puños :)

De regreso a la península, bajada monumental para aligerar la cena, cruzar el ferry y andando hasta el hotel sin nada destacable, salvo que..bueno, siempre hay gente por las calles. Sea la hora que sea, las calles están atestadas de gente, algo obvio, teniendo en cuenta que en esta época la densidad de población es de unos 10.000 hab/km2, es decir, 10 habitantes por metro cuadrado..en algún sitio han de estar jejeje.

Saludos desde Hong Kong

Nota: Hoy no hay afotos que me he dejado el cable en el hotel :( :(

No hay comentarios: