sábado, noviembre 10, 2007

Mini Cooper

Este es el coche alquilado que he tenido la última semana. La verdad es que es un capricho. Así de sencillo. Las características son:
  • Es pequeño, muy pequeño.
  • Es pequeño.
  • No tiene maletero.
  • Consume un huevo y parte del otro
  • Las plazas traseras son de coña
  • Es pequeño.
Pero por lo demás, es un capricho (lo había dicho ya).

Le he hecho casi 1700, con 4 viajes ida y vuelta a Zaragoza. Hay que decir que tira mucho. Eso si. El motor tiene 120 cv gasolina y tiran de verdad. Quizá la sensación de estabilidad no es buena, aunque no me ha dado ningún susto, pero impide tomar las curvas todo lo rápido que uno querría.
Por otro lado, el interior es una preciosidad. Con ese cuadro de instrumentos gigante en el centro, es precioso. Con un cuenta kilómetros de la leche. Además que todos los botones son muy diferentes a lo normal, como de cabina de avión :) :)

Aquí os dejo un detalle del interior, sacado de la página Web del fabricante.

Otro tema a comentar son las luces. Son muy buenas todas. Las luces de freno iluminan media España cuando frenas, las cortas son muy buenas, y las anti-nieblas también. Pero tienen un fallo, cuando pones las largas, las cortas se quitan, por lo que se pierde iluminación a corto espacio. Es algo feo y que no me gustó.

Por lo demás, nunca me lo compraría, pero ha merecido la pena conducirlo, es un capricho que no está al alcance de la mano de cualquiera.

No hay comentarios: