lunes, febrero 18, 2008

Juno

Igual es que yo soy un imbécil perdido. O es que me he vuelto loco, o que no se donde está el norte y el sur. O como diría Fito, a no sé si el mundo está al revés o soy yo el que está cabeza abajo (es la segunda vez en 2 días que escribo esta estrofa, lo que pasa es que la primera no fue aquí).

¿Por qué digo esto? Pues sencillo, Juno, la película que ha asombrado a medio mundo, que es una revelación, etc. me ha parecido una auténtica mierda. Mala, absolutamente mala. No se puede aprovechar nada, y menos mal que en el DVD donde la he grabado han entrado 4 películas más, sino, encima pierdo un soporte físico con lo caros que están debido al canon.

La cinta, que evidentemente va de una dieciseisañera que se queda embarazada, del proceso del embarazo, y de la relación de la adolescente con la potencial pareja adoptadora, su padre, su madrastra, su novio (el padre de la criatura) y con todo personaje que aparece en la pantalla, pero no sé realmente de qué más.

Si si, es que no tengo ni idea de que va la película. El guionista, Diablo Cody, que parece que escribe fumado, le da igual que haya un embarazdo de por medio que sean gases o una abducción extraterreste. Si lo de menos es el embarazo. Es bochornoso, tal y como están las cosas con los tabúes del sexo, la pésima educación sexual de nuestros jóvenes, con la de embarazos no deseados que hay, que este tema, aparentemente importante, sea tratado como una mera excusa para presentar a Ellen Page como actriz (por los que no la conocíamos de Hard Candy claro). Y no me refiero a que no se pueda tratar con humor este tema, hay varias MAGNÍFICAS referencias pero me quedo con "Café Irlandes" del genial Stephen Frears, donde se nos muestra que el humor puede ser un gran vehículo para introducir temas importantes.

Pero es que en esta Juno, es demencial que toda la historia pasa olímpicamente del embarazo, ¿extraño no?. Es decir, la cinta no trata la angustia de la pareja que "alquila" la madre para tener un bebe, de sus problemas. No toca la problemática de los embarazos no deseados. No va de clínicas abortistas (es de vergüenza ajena como pasa por este tema). No habla de la inmadurez de la protagonista para ser madre (todo lo contrario, encima se pone como un ejemplo de madurez) y de como surgió ese embarazo. No habla del dolor, de la pena, de la angustia de dar un hijo en adopción. No, todo se limita a gags, a escenas, a chistes, a "frikadas" sobre una niña de 16 años y lo bonito que se pone el mundo si estoy embarazada porque soy el centro de atención. Tócate las narices. Y encima la cosa funciona. El público asiente impasible ante tal sonrojo y vergüenza ajena.

Pero claro, el bagaje de Diablo Cody es muy amplio: . No, no es un error, es el primer guión de esta guionista. Pero claro, el bagaje del director Jason Reitman es más amplio, 6 cortometrajes que no han salido nunca de su país y una cinta: "Thank You for Smoking" que creo no llegó ni a salir del continente americano. Con estos mimbres, así andamos.

Técnicamente la cinta no aporta nada. La dirección es nula, y recae todo en la pobre niña Ellen Page (que no es tan niña, en unos día hace los 21 años, y por tanto uno puede desearla sexualmente sin que sea delito :) : ) ), que lo hace bien, sobre actúa incluso en algunos momentos y nada más. El resto de interpretaciones son malas, salvo la pareja formada por Jennifer Garner y Jason Bateman. Ambos son los actores de la película y es una pena, que sobre todo el último, no tenga mejor papel en el guión, pues es un buen actor y podría demostrarlo haciendo papeles más dramáticos y menos tonterías. Por cierto, J.K. Simmons es el padre de Juno, aunque yo todo el rato veía a Jameson, el director del periódico donde trabaja Peter Paker.

Lo dicho, para olvidar cuanto antes, y ojalá que la guionista y el director se vayan al paro....

No hay comentarios: