domingo, abril 13, 2008

Blow

La primera película que hemos visto este sábado. En casa, ya que esta cinta es del 2001. La verdad es que en su día no la vi porque no me atraía, pero que tiempo después he tenido ganas de verla.

Según la Wikipedia: Blow es una película estadounidense perteneciente al género del drama que salió a la luz el 2001. La película fue dirigida por Ted Demme (quién tiempo después murió de un ataque cardiaco relacionado al consumo de drogas). Los guionistas David McKenna y Nick Cassavetes crearon el guión para la película a partir del libro publicado en 1993 porBruce Porter llamado "Blow: How a Small-Town Boy Made $100 Million With the Medellin Cocaine Cartel and Lost It All" (Inhala: De como un pequeño muchacho de pueblo hizo $100 millones con el Cartel de Medellín y de como lo perdió todo). Blow está basado en una historia real y cuenta la historia de George Jung, Pablo Escobar, Carlos Lehder y el Cartel de Medellín. La película recibe su nombre debido a que Blow es un eufemismo para cocaína.

Para empezar, hay que dejar bien claro, que aunque lo parezca, "Blow" no es "Uno de los Nuestros" aunque salte a la legua que Demme la utilizó como modelo y Demme no es, por supuesto, Martin Scorsese. Una vez aclarado esto, creo que uno puede sentarse y disfrutar durante un par de horas con una película mas que correcta.

Porque "Blow" no es mas que eso, un entretenimiento, llena de momentos brillantes que pierde parte de su fuerza una vez su protagonista deja "el negocio". A partir de entonces la película pierde interés pasando a centrarse en la relación del protagonista con su familia que creo podrían haberse ahorrado o bien haberla desarrollado sin que pareciera un folletín.

La parte de los actores es uno de los puntos fuertes. No por "nuestra" Penélope Cruz, que gracias a Dios no sale mucho y su papel es totalmente prescindible. Perdón, SU INTERPRETACIÓN es totalmente prescindible, porque su papel si es importante. La siento, pero la Cruz lo hace fatal y encima el doblaje que le hacen es tan malo como si se hubiese doblado ella misma, que ya es decir. Lo mejor lo dan los protagonistas masculinos. Jordi Mollà está GENIAL. Hace el mejor papel de la cinta y se permite el lujo de robarle media cinta al mismísimo Johnny Depp. Este último, demuestra una vez más, que es un actor genial y que es capaz de hacer papeles extremos con una facilidad pasmosa.

El ritmo de la cinta es bueno, sobre todo en los momentos del "business" de la droga, y más flojo en la parte sentimental, pero aún así bueno.

En fin, una cinta que se deja ver perfectamente, que aún siendo la "enésima" versión de la caída y auge del matón-narco de turno, tiene cierto encanto y dos muy buenas interpretaciones.

No hay comentarios: