viernes, abril 04, 2008

La 'm' con la 'o': mo; la 't' con la 'o': to. Y todo junto, AMOTO

Desde ayer, estoy inmerso en la carrera por sacarme el carné A para conducir amotos. Es decir el siguiente paso a lo que ahora nos permite el carné B. ¿Me he vuelto loco y me voy a comprar una moto? Pues la verdad es que no. No es el momento, no hay pasta ni ganas, salvo que pille una quiniela con mis amigos.

Entonces, ¿qué me ha impulsado a matricularme en una autoescuela?. Pues que en septiembre cambiará la legislación actual y sacarse este carné para los que tenemos el B, será mucho más difícil y caro. En resumen, lo que tendré que afrontar ahora es:
  • Examen teórico de lo específico del carné A: 20 preguntas de 3 posibilidades, con 2 fallos permitidos. Las preguntas están sacadas de un "pool" de ellas. Es decir, se saben de antemano.
  • Examen práctico en circuito: Unos 9 minutos sobre la moto haciendo "eses", "chapa" y frenada. Está tirado (o eso dicen) salvo la famosa "chapa". Si no estás nervioso, se pasa...o eso espero. Os adjunto un gráfico del mismo (pincha para verlo grande "mangarrán").
Después del 1 de septiembre la cosa va a cambiar. El examen teórico será más difícil (aunque tengas el B), entre otras cosas, porque en las preguntas habrá más de una respuesta válida, y hay que responder TODAS las válidas para acertar. Además de la actual prueba de circuito, habrá que hacer la prueba en carretera. Tu sólo en la amoto, con un "pinganillo" y el examinador detrás en coche, hablándote por el "walkie". Por lo tanto, todo será más difícil y más caro. Es ahora o nunca.

Por eso, ayer fui a la autoescuela a matricularme. Tengo 4 meses para sacarlo (abril, mayo, junio y julio, ya que en Agosto no hay exámenes). Espero hacerlo bien y no tener que renovar tasas. Para ello, tengo dos posibles "suspensos", que espero no gastar..o al menos gastar uno en el práctico. Por cierto, realmente no he pagado aún la matrícula. Ayer al ir a pagar, resulta que la autoescuela es uno de esos comercios y negocios de España que aún no permiten el pago con tarjeta de crédito. Es increíble que en los tiempos que corran, aún haya que llevar dinero contante y sonante para comprar cosas.

No hay comentarios: