sábado, mayo 24, 2008

The Brave One

Hoy escribo sobra una cinta del 2007, que no recuerdo cuando se estrenó en España. Se trata de "La Extraña que hay en Ti", de nuevo horrorosa traducción infame del original: "The Brave One". Una cinta con Jodie Foster y Terrence Howard casi como únicos protagonistas, que, sin más rodeos, es absolutamente despreciable, desde un punto de vista cinematográfico y desde un punto de vista ético y moral. El argumento podría ser algo así: "Una muy blanca presentadora de la radio neoyorquina que se dedica a contar historias de la ciudad (interpretada por la Foster), enamorada y prometida del Lostie e indio Naveen Andrews, (hago hincapié en lo de indio, porque sorprende la mezcla racial), se encuentra de frente con la violencia cuando un grupo de hispanos, les pegan una paliza de campeonato en pleno Central Park, en la que lamentablemente el amante resulta muerto. La prota casi también muere, pero vive, y vive para... ¡la venganza!".

Esto es así de simple. El personaje sobrevive para comprarse clandestínamente una automática, e ir vengándose por ahí y pegando tiros, en plan justiciero vengador. El director, Neil Jordan, intenta que la cosa se convierta más bien (supuestamente) en una reflexión sobre el miedo, la superación, el equilibrio, la prevención, la justicia, y varias cosas más metafísicas que no cuelan.
La cinta como digo es muy mala. Ya que por mucho que la disfracen con trascendencia metafísica es la típica película de serie B de los 80 con justiciera súper duro masacrando punkies y matando SOLO a los malos. Encima, la cinta tiene un final, con ese "madero" bueno que justifica lo que hace la Foster, que es tremendamente malo, ponzoñoso y que hace que cualquier mensaje "bueno" que se quisiera transmitir, se vaya, directamente a la mierda.

Las interpretaciones son bastante normales. Todos han puesto el piloto automático. La Foster ya ha hecho papeles de "dura" y supuestamente dramáticos, así que no tiene más vuelta de hoja. Si que el Terrence Howard se está abriendo un hueco a base de hacer buenos papeles que son directamente olvidables, como en este caso. Poco se puede decir del resto, salvo la presencia de Mary Steenburgen, enigmática, para mi, actriz, que se prodiga muy poco, y que yo descubrí en "Back to the Future Part III".

En fin, horrorosa película que es directamente para borrar. Valga el ejemplo que para decir lo que se dice en esta cinta más hubiera valido resucitar los clásicos de Charles Bronson que son ciertamente más entretenidos y honestos. Por poner un ejemplo, el presentar al novio como indio, para paliar una posible lectura racista de la película es algo correoso y sin lugar a dudas turbio y cínico.

No hay comentarios: