jueves, mayo 15, 2008

Coche de la semana: Toyota Auris 1.4 diesel 90cv

El coche de este semana ha sido un Toyota Auris 1.4 diesel de tan sólo 90cv. Hay que presentar a este coche, puesto que se trata de una novedad en el mercado. Sacado de una revista de coches: "El Auris es el sustituto del Corolla, sí, pero el Auris nace además con el ambicioso objetivo de superar en ventas a los más exitosos compactos del mercado (C4, Focus, Golf, Astra, 307, Mégane...). Recién coronada en Detroit, Toyota pretende ahora el trono europeo y ha puesto en este modelo todas las armas necesarias para conseguir el triunfo. En España se pone a la venta el 1 de marzo con un precio de salida más que competitivo: 14.710 euros"

La verdad es que Toyota no es una marca que me apasione. No lo será nunca. No entro a valorar que sea el mayor vendedor de coches del mundo, ni que tenga un segmento, sobre todo en USA, con Lexus, cubierto y ganado. Pero son coches, que por dentro, no me gustan. Ya alquile un Avensis y no me gustó, pese a ser un coche grande, con buen motor, pero es que son feos por dentro :) :)

En el caso del Auris, se trata de un coche compacto como decía en la "entradilla". Por fuera recuerdo excesivamente al Yaris, y te hace pensar que te la han metido doblada y te han dado un coche enano y pequeño. No es que ses pequeño, no lo es. Más bien es tan grande (o más) que un Seat León, tanto por dentro como por fuera. Pero los problemas no van por ahí.

Básicamente los podemos agrupar en dos problemas: Uno general a Toyota, que ya decía que los diseños por dentro son feos, y otro, particular al Auris que he alquilado, que el motor era muy corto, excesivamente corto. Los 90cv no dan para mucho. Si bien sirven en ciudad, de sobra, en carretera o en autopista (he rodado en ambas), se queda muy corto. No hay problema en rodar a 100 km/h o a 120 Km/h, pero pisar el acelerador a 80 y esperar a que la velocidad aumente, se convierte en un letargo indefinido. No hay "tutía", el coche no tira. Se que hay motorizaciones bestiales para este modelo, no es para menos si tiene que ser el sustituto del Corolla, pero mirando las motorizaciones esas, el dinero que implican, para un coche feo, no way amigo.

Lo de feo es, obviamente muy personal, pero es que es así. El diseño "futurista" de este coche sólo está bien en el cuadro de mandos. Es muy bonito, muy avanzado, de esos de retroiluminación en colores vivos. Además, como es "generado" sobre el cuadro, los indicadores pueden cambiar según las necesidades del coche. Y hasta ahí. A partir de ahora, vienen las cagadas que lo hacen feo de narices :) :) :)

La consola central, con forma de puente, sobre el que se sitúa la palanca del cambio a más altura de lo que estamos habituados y por tanto hay que acostumbrarse a llevar un cambio como el de una furgoneta :) :)... y un freno de mano de puro diseño y manejo muy incómodo. Es como un "palo" del que hay que tirar y empujar. Como el cambiador de vías de tren. Además todo es en plástico y con guarnecidos que dan impresión general de pobreza y mal acabado.

Luego está el mal general de Toyota. Ponen texto a todos los botones y palancas. No un texto discreto, no. Unas letras bien gordas: "Mirror", "Left", "right", etc. Los mandos de intermitentes, luces, limpias y demás, están llenos de letras que les dan un aspecto de "lada" de hace 40 años. Horroroso. La radio igual y así sucesivamente.

Lo único bueno de este coche, dado su escaso motor, ha sido el consumo. 5,5 l/100 con los que me he hecho 750 km sin repostar. Por lo demás, no estará entre mis preferidos.

No hay comentarios: