lunes, mayo 26, 2008

¡¡¡ Ya soy Motero !!!

Pues si. Esta mañana he aprobado el carné de conducir de la clase A. El fatídico y puto examen práctico a caído a la primera. La verdad es que una vez hecho, estoy muy contento, pero ha sido duro. No por la prueba en si, que una vez practicada no tiene mayor problema, sino por los p*t*s nervios. Hacía como 12 años que no me ponía tan nervioso. Mira que estoy acostumbrado a hacer presentaciones, defensas de proyectos, miles de cosas en el trabajo, incluso delante de mucha gente y en congresos, y no suele caer en los nervios ..ni siquiera cuando las hago en inglés. Pero esta mañana, a medida que se acercaba el momento, me he puesto como una moto, y nunca mejor dicho.

La cosa ha sido más o menos así. He llegado como una hora y pico antes del examen. El profesor, tal y como nos había prometido, nos había dejado la moto fuera, preparada para practicar, ya que él no iba a estar hasta justo la hora del examen. He podido hacer el circuito como unas 6-8 veces, y me ha venido genial. Tal y como me recomendó mi gran amigo Jorge, era necesario. De mi autoescuela estábamos para el examen 9, pero pronto, sólo han llegado 6. Y todos hemos podido practicar lo que yo he hecho. Después, a la hora del examen, estábamos citado como unas 40 personas para el examen. De varias autoescuelas, y muchos por libre (me ha sorprendido). Después de pasar delante del examinador (un tío bajito y con mala ostia), y firmar, me he enterado que yo sería el segundo de los 40 en hacer el circuito. Por si no lo sabes, todos hacen el circuito, y los que lo pasen , hacen luego la prueba de velocidad y frenada. En cuanto lo he sabido, como decía al principio, me he puesto muy pero que muy nervioso. Antes, las veces que he hecho el circuito, me ha salido perfecto, pero eso no servía. Sólo tenía nervios. Me he subido a la moto y temblaba. Me he preparado en la línea, y sólo me quedaba empezar. He cerrado los ojos, he pensado en lo que siempre le digo a mi niña, a mi amor, sobre que las cosas que no nos sirven hay que olvidarlas. Los nervios, Moisés, no te sirven, 1, 2, y 3, fuera. He recordado a mi amigo Jorge, que me había dado ánimo con un SMS, y a por ello. Zas !!! En ese momento se fueron los nervios. Sólo es una clase más, me decía la voz de Ana. Y así ha sido. Sin tacha. Chapa bien (con la recomendación una vez más de Jorge), acelerar, segunda, que se note, freno trasero, delantero, suelta, embrague, clavar freno, y barra tirada. Limpio. Ahora el puto punto muerto, pero el examinador me ha soltado un: "Saca la moto de aquí lo antes posible" ...así que sin más. El siguiente.

Después, aunque todo me decía que esta parte estaba aprobada, me he vuelto a poner como una moto. Claro, me tenía que tragar 38 exámenes sin saber si seguía o no. Algunos suspensos (una chica se ha caído en el zig-zag parada, otro se ha ido de frente en la frenada, muchos pies descalificatorios, etc...). Pero al final el bueno del profe ha ido a por los primeros resultados y habíamos pasado 6 de los 9. Yo entre ellos. Todo el mundo se daba ya con el carné en la mano, pero yo no me fío. Que sí, que queda la prueba que no suspende nadie, pero y si...... Encima convencido de que iba el segundo de nuevo, y claro, como un puto flan. Pero no. El bajito con mala ostia ha cambiado el orden, y tendría que esperar a que todos, menos uno, hicieran la recta. Más nervios. Encima se supone que es la prueba que no suspende nadie, pero si la suspende. Una tía no ha parado al final de la recta, otro ha sacado los pies de los estribos al frenar, y alguno más ha suspendido. Y yo, nervioso. De nuevo cuando me han dado la moto estaba jodido de nervios. Otra vez, concentración. El profe me ha visto y me ha dicho que me acordará de como lo hacíamos al otro lado de la valla (en la zona de la autoescuela), y cuando he soltado el embrague y abierto gas, de nuevo, sin nervios. Todo ha ido más o menos bien, he acelerado a tope, metido tercera, acelerado (que lo note el examinador) y empezado a frenar. He metido segunda y soltado algo brusco el embrague (de nuevo para que el examinador note la reducción) y ahí han empezado mis problemas. Me he hecho la "picha un lío" con los frenos y el acelerador y si bien he detenido la moto correctamente, el acelerador le he dejado algo "abierto". Pero no se ha notado. Eso si, me he puesto cardíaco. No me entraba el punto muerto, y nada, subía, bajaba, y no había punto muerto por ahí. La ostia. En esto que miro al examinador y me dice que vaya con la moto donde él para dejar paso. ¡¡¡ La cagamos Luis !!! Este me penca. Me pongo a su lado y me ordena que ponga el punto muerto. Lo intento. Sigue sin entrar. Mi pierna izquierda no para de moverse. El tío que venía después hace la prueba. Se pone a mi lado. Pone el punto muerto. Le da su DNI...y yo sigo sin poner punto muerto. Al final lo logro. Levanto la mano izquierda. El Examinador me dice: "...ya era hora no ???". Yo le contesto que si, que he tardado pero que el cambio está jodido en esta moto :) . Me pregunta mi nombre y me da el DNI. El examen mío a acabado. El de todos acabado. Ahora sólo faltaba que el examinador hablara con los profes y nos confirmara lo que sabíamos.

Al final, aprobado. Listo. Ya soy motero. Hemos aprobado 5 de los 9 de la autoescuela. No está mal. Nos hemos tomado un cafecito con el profesor. Al que hemos cantado eso de: "Basilio, Basilio, Basilio es cojonudo, cómo Basilio no hay ninguno" :) :) :) . Todo esto, porque el hombre se merece una mención especial. Ha sido un gran profesional y me ha preparado muy bien (nos ha preparado muy bien). La verdad es que es un muy buen profesor de autoescuela. Hoy que no podía estar antes del examen (tenía uno de camión) nos ha dejado la moto con las llaves puestas y los 2 cascos para que pudiéramos practicar "by the face". Además que siempre nos ha dado buenos consejos. Y por último, se ponía nervioso con nosotros. Como le decíamos mientras el examen, Basi, que nerviosos estamos. Él contestaba, vosotros os ponéis nerviosos un lunes...yo me pongo todos :). Gran tipo este Basilio.

No hay comentarios: