sábado, junio 07, 2008

Festín de Cuervos

En abril del 2007 os hable de "Canción de Hielo y Fuego" (del primer libro de la saga) y desde entonces ha llovido mucho. La saga la seguí leyendo y pase por Choque de Reyes (Gigamesh 2003) y por Tormenta de Espadas (Gigamesh 2005). Es decir por los libros segundo y tercero. No sólo los degusté con fruición, sino que lo hice adquiriendo las versiones "de lujo" de todos los libros. He de reconocer que la saga mejoró mucho con el segundo libro, complementando las carenicas que yo mismo detecté del primero. Salvo, la parte de que George R. R. Martín es muy comercial (y ojo no es un comentario SÓLO peyorativo, pero es 100% cierto). El tercero fue algo más flojo, pero eso si, tenía un final INCREÍBLE. Pues bien, he tenido que esperar más de un año para tener el cuarto libro, en edición de lujo, este Festín de Cuervos (Gigamesh 2007, aunque la edición que yo he comprado no ha estado hasta mayo 2008). Lo he devorado y lo terminé ayer mismo.

He de decir que me ha parecido el más flojo de los cuatro. Quizá porque el mismo autor, al finalizar el libro diga esto: "....Queda mucho por venir. Otro libro tan gordo como este. No es que me haya olvidado de escribir sobre los otros personajes, claro que no. He escrito muchísimo sobre ellos. Páginas y más páginas, capítulos y más capítulos. Todavía estaba escribiendo cuando me di cuenta de que el libro estaba quedando demasiado largo para publicarlo en un solo tomo... Y ni siquiera estaba cerca de terminarlo. Para contar todo lo que quería contar iba a tener que dividirlo en dos. Lo más sencillo habría sido coger todo lo que tenía, cortar más o menos por la mitad y terminar con un «Continuará». Pero, cuanto más lo pensaba, más convencido estaba de que los lectores preferirían que relatara en un libro toda la historia de la mitad de los personajes a que relatara la mitad de la historia de todos los personajes. Así que eso fue lo que decidí....."

Es decir, que es un libro bastante inconcluso. Se nota mucho el corte y queda muy "desangelado". Es una pena, porque podría ser una gran continuación de la saga, pero se queda en un punto intermedio.

A parte de esto, que debo obviarlo por tanto, "Festín" es más de lo mismo. ¿Pues vaya mierda no? Pues no, es justamente lo que queríamos, o lo que creo que queríamos, los seguidores de la saga. Si has llegado hasta aquí después de 3 tochos de más de 800 páginas cada uno, bien eres un masoquista de cuidado, o bien te gusta el estilo de Martin y lo que está contando. Y de esto último en "Festín" hay a raudales.

Lo que más destaco de "Festín" es la capacidad del autor para seguir convirtiendo a sus personajes en engranajes perfectos de las tramas que cierra, abre, enreda, lía o desvela. Le importa un pimiento quien sea el personaje, lo que haya hecho o tenga por hacer, está al servicio de la historia global. Los mueve, los mata, los salva, los revive, los olvida, los rescata, los tortura, etc. Da igual. Pero al final la historia está por encima de los personaje. Se que hay matices, y personajes con un poco más de "gancho" y mejor tratamiento que otros, pero esta diferencia es muy sutil. Por otro lado, las tramas siguen siendo tan profundas, intrincadas y duras como siempre, y sobre todo ADULTAS. Y no en el sentido del adulterio, incesto o escenas sexuales, no. Me refiero a INTELIGENTES, complejas, estudiadas, pensadas e interesantes. Son, en algunos momentos, perfectas.

Esperando a la quinta entrega, que no sabremos cuando será, aquí sigue una de las mejores sagas de literatura fantástica que jamas he leído.

No hay comentarios: