viernes, julio 25, 2008

Hancock

Anoche tocó ir al cine. Y la verdad, siendo sinceros, hubiera sido mejor quedarse en casa. Una cinta que en general es un despropósito increíble, que podía haber sido una historia de "súper héroe" diferente, alternativa, pero que se queda en nada. Que pena, y que tristeza por el dinero tirado a la basura.

"Hancock" tiene un argumento muy sencillo. Además trata (recalco TRATA) de contar cosas interesante, pero apenas las sugiere: "El payaso de Will Smith da vida a un "superhéroe" que lleva una vida de los más patética. Cuando se mete en harina para evitar un delito o una catástrofe, en vez de ayudar prácticamente molesta a todos, causando una serie de destrozos monumentales y generando más daño que el propio crímen. Todo el mundo le odia, y apenas creen en él, hasta el punto que todo el mundo cree que es un verdadero "Capullo". Un día salva de una muerte segura a un joven publicista emprendedor, idealista y bastante inocente (interpretado por el siempre soso Jason Bateman), que en señal de agradecimiento se propone salvar la imagen pública de Hancock. Éste acepta no de muy buen grado, pero algo le dice que si confía en su nuevo amigo las cosas pueden salir bien, y empezar a ser respetado por todo el mundo, al que en cierto modo se debe, dada su condición de superhombre capaz de velar por la seguridad de todos. En estas aparece la mujer del publicista, Charlize Theron, ella guapa, sumisa con su maridito y la que faltaba para liarlo todo".

La puesta en escena (de Peter Berg en la dirección, el director de "Very Bad Things (1998)" o "Friday Night Lights (2004) ") es como normal habitual hoy en día, llena de efectos especiales (que cantan que da gusto), moviemiento de cámara rapidísimo y en definitiba un desastre que no tiene ni pies ni cabeza. Las escenas de acción son precipitadas y no están bien resueltas, en definitiba DESCONCERTANTE. Pero es que el guión (de Vincent Ngo y Vince Gilligan) no tiene ni pies ni cabeza.

Como decía al principio hay temas que se sugieren que podrían estar bien. Se sugiere el tema de lo duro que es ser un súper héroe, de que cosas tiene que renunciar, etc. De lo difíicl que es llevar una doble vida (Hancock ni siquiera la puede llevar) y lo que significa no tener lo que los humanos tienen. Todas las constantes del cine de superhéroes están en esta cinta con personaje inventado para el lucimiento del chico de las orejas respingonas. Una pena, porque se debería haber pensado en la historia, y no en el actor.

También le da la vuelta a ciertas cosas, rayando siempre con el género de la comedia, para lucimiento del Smith de nuevo. Después de una primer parte, en la que se nos presentan los personajes y las dudas existenciales de Hancock, el film da un giro inesperado (que no voy a revelar, pero que sin duda es lo único destacable de la cinta) para solucionar en cierto modo las dudas del héroe, apareciendo entonces el verdadero dilema del mismo. Un dilema que sorprende por su dureza y que le confiere al súper héroe su verdadera dimensión. Su punto débil, su kryptonita, es el mayor don que los mortales poseen. Una gran ironía, que es una pena que sólo se haya sugerido, y que como todo en esta cinta es tirado a la basura por el guión, la dirección y las interpretaciones.

Como decía al principio, Will Smith fue, es y será un payaso. Lo siento, este tío no actúa, es él mismo y punto. Y desde hace mucho, muchos años, se hacen películas y personajes exclusivamente para eso, para que haga de él mismo. No hay más. Jason Bateman está soso. No se ya si es que es soso, o es que siempre actúa haciendo de sosos. Lo intenta, y en el fondo hace más esfuerzos que el resto del reparto, pero no le sale nada bien. La única que es única es la Charlize Theron. No sólo porque está muy buena (aunque me costó darme cuenta que es ella al principio, salía muy..como lo diría "ama de casa"), que está muy buena, sobre todo con ese cuero con el que nos deleita, sino porque además es la única que trasmite emociones. Al principi, en la mitad de la película cuando la trama es desvelada, e incluso en el horroroso y dulce final. Ella es la única actriz de la cinta, lo siento. Y además está muy buena, ¿lo había dicho?

En fin, salvo por un par de "gags" bienintencionados, la Charlize Theron y las cosas que se sugieren, la cinta no vale un colín, y más vale que los súper héroes que nos esperan este verano, sean mejores.

No hay comentarios: