domingo, julio 20, 2008

Kung Fu Panda

No seré yo quien a estas alturas diga algo en contra de la animación, sino todo lo contrario. Soy un ferviente admirador de este género (y no técnica solamente) y cada producto merece la pena ser observado. Tanto si viene del "star system" como si viene de procedencia más humilde. Pues bien, en verano proliferan los títulos del primer origen, y muchos se lanzan a la yugular de los mismos precisamente por donde viene...muchas veces sin haberlos visto. Ahí es nada. Antes de ver "Kung Fu Panda" había oído todo tipo de improperios, y fijaros queridos lectores, que sólo uno era cierto, el que se refería a la mierda de doblaje (con el Florentino de por medio, como no podría ser otra).

Porque la he visto en versión original con subtítulos (otro día os contaré mis peripecias con el software de subtítulos del ordenador, su copia a DVD y demás) y es una película desternillante, seria y sobre todo bien hecha, con mucho cuidado y respeto pno sólo por el contenido, la animación, sino respeto por el "tempo" cinematográfico.

"Kun Fu Panda" es la nueva película de Dreamworks y es la escogida como una de sus mejores cartas de presentación para este temporada de verano que competirá con la próxima película de Pixar Wall-E. El argumento es el siguiente: "Po es un panda que sueña con ser un gran maestro del Kung Fu. El problema es que es patoso, dormilón y dedica su vida a vender fideos con su padre. Sólo la casualidad, el azar o el destino le podrán llevar a liderar al equipo de los Cinco Furiosos, ser entrenado por el mítico maestro Shifu, y derrotar a un legendario enemigo de llegada inminente."

La parte de la comedia está realizada por la irrupción de este personaje entusiasta, torpe y encantador (con la convincente voz de Jack Black, que lo hace genaial hasta con la boca llena), muy americano, y su contraste con un contexto totalmente ajeno, el ORIENTAL, al que se ha sabido sacar partido, y que ha permitido a sus creadores jugar con estilismos orientales y referencias al género de las películas de Kung Fu para servir el componente de parodia. El Oso es tan ajeno que su padres es un pato, remarcando que él no es de ahí, pero logrará ser un perfecto maestro de Kung Fu.

Aunque el guión sea en plan parodia, en plan original, cabe resaltar que algunos personajes consiguen superar el mero arquetipo (ahí está el maestro Shifu incorporado por Dustin Hoffman, cuyo trabajo tras la voz es sublime), además del trabajo de los guionistas, que han conseguido dar motivación consistente a las andanzas de Po y compañía. Es por ello que el mensaje de seguridad en uno mismo y confianza no fastidia ni incordia, se hace tolerable y aporta incluso algún momento brillante tras su rutinario comienzo (y que lleva a Po a conseguir ese ansiado pergamino que anhela el villano Tai Lung, por ejemplo). Pero es que este arquetipo de la confianza es un "lev motiv" de muchas películas serias orientales, y por eso, encaja como un guante.


Además de cierto sentimiento, reforzado por una brillante, y muy funcional y dinámica partitura de Hans Zimmer y John Powell. Además de unas grandes escenas de acción. A destacar la huida de la cárcel de Tai Lung (totalmente arrolladora) y el combate de los Cinco Furiosos con éste último en el Puente del Infinito, visualmente muy afortunada. Ninguna de ellas satura y la historia no manifiesta demasiado desgaste. Como decía al principio, la CLAVE ESTÁ EN UN RITMO ARROLLADOR Y TREMANDO, todo el rato.

En "Kung Fu Panda" tenemos la perfecta amalgama de estética china, filosofía oriental e ideología puramente liberal occidental. La estética china no consiste sólo en qipaos y pagodas, sino también en el elemento mágico que especialmente en Europa brilla por su ausencia desde la Ilustración y que vuelve ahora con renovadas fuerzas desde el Este. Momentos como el de los pétalos de la flor de almendro protagonizados por el gran maestro Oogway dejan ver no sólo la belleza visual de estos hallazgos, sino como lo mágico y maravilloso puede dotar de un significado totalmente diferente a hechos de difícil encaje. Y estos son logros, que mucho me temo, ahora mismo sólo permite la animación.

En fin, con un ritmo excelente y una animación preciosa. mal futuro les aguarda a los actores si estos dibujos siguen perfeccionando su capacidad gestual, muchísimo más conmovedora que la de muchos ganadores de Óscares. Una película muy divertida, amena, dinámica, llena de contenido, de gags espectaculares, de coreografías espléndidas.

No hay comentarios: