viernes, julio 04, 2008

Todo el mundo corre

Supongo que se lo debía ¿no?. Este blog se llama "Minority Report" y no había nada escrito sobre la genial cinta de Steven Spielberg, basada en el no menos genial relato corto "El informe de la Minoría" (en ingles: The Minority Report) escrito por Philip K. Dick en enero de 1956. Esto es lo que escribí tras verla por primer vez.

Sin duda alguna me he sentido como con "Artificial Intelligence: AI". ESTO ES CINE, PURO CINE, DE AUTOR. VIRTUOSISMO LLEVADO AL LÍMITE.

"Minority Report" nos da una visión del futuro basado en el relato del maestro Philip K. Dick que este escribiera en 1956. "Trata sobre el control de los seres humanos por seres humanos (y máquinas, tal y como aparece en el relato). El poder que tienen unos de juzgar a otros por crímenes que no han cometido, sobre todo basándose en simples matemáticas y combinaciones de futuros posibles. Sobre si existe el libre albedrío, o si estamos controlados. En general, trata sobre el aspecto "kafkaiano" del control humano. Sobre el control (militar, y por tanto fascista) de unos sobre el pensamiento de otros, y sobre que el futuro de unos esté en manos de otros. Sobre el 2050 la unidad Precrimen se basa en los poderes de tres disminuidos (llamados Precogs), para detener a los criminales antes de que cometan crímenes. En seis años han erradicado los crímenes de la capital. Ahora se pretende implantar la unidad en TODO el país."

Estos tres "retrasados" tienen visiones del futuro en las que ven flashes de los posibles crímenes (y de todo tipo de situaciones del futuro). Si dos de ellos coinciden, se considera un Informe Mayoritario, el que no opina igual que los otros dos (o ve más allá del crimen), da el Informe Minoritario o MENORES DISCREPANCIAS (Minority Report). [Por cierto, horrible el doblaje. Esa escena con la doctora Hineman, donde los dobladores nos machacan]

Tom Cruise encarna al detective John Allison Anderton, que es cofundador del proyecto, y cree en él ciegamente. Anderton es el mejor oficial del sistema hasta que se encuentra así mismo, como asesino en un crimen que han previsto los Precogs. John va a matar a alguien que no conoce, por algo que desconoce. Entonces sus únicos apoyos son, su mentor, y el posible Minority Report que da uno de los tres videntes. Ahora, el cazador es la presa, y como todos, debe huir a su destino. ¿Que pasaría si un asesino conociese que va a serlo? ¿Cambiaría la situación? ¿Fallan los precog?

Lo primero que destaca de la película es la forma que Spielberg ha elegido para mostrarnos el futuro. Lo hace desde una visión naturalista, como si no se necesitara un GRAN CAMBIO. Se nos muestra una sociedad "normal", no hay grandes cambios. No vemos grandes avances tecnológicos, sino que lo que se nos muestra es fácilmente incorporable en nuestras vidas. Para Spielberg, lo importante son las personas, los contrastes entre ellas y de ellas mismas (para luego centrarse en el problema del guión, el control de humanos sobre humanos). Resulta increíble, que Spielberg nos presente al héroe (Tom Cruise nada menos) como un yonki. Él, infalible, por las noches se convierte en yonki. Pero lo hace con una de las escenas más bellas de la cinta. Una espectacular secuencia, donde John ve videos de su hijo, raptado hace 6 años. Además, ve a su mujer, también grabada, mientras se coloca, mientras se enfada y la toma con los cereales. Y acaba con una bella imagen, de él, frente a los rótulos de "End Of File" suspendidos sobre su cara. GENIAL.

Las imágenes a lo largo de la película son perfectas. Esa escena introductoria donde John maneja el posible futuro como un director de orquesta, mientras suena, y no por casualidad, la "sinfonía incompleta" (I N C O M P L E T A, como el futuro que maneja) de Schubert (uno de los cientos de mínimos detalles de la cinta), como que la música en la escena del centro comercial, sea Moon River.
Siguiendo con la BSO, es impecable. Una vez más, John Williams es el perfecto compañero de viaje de Spielberg. Las persecuciones tienen los ritmos clásicos de aventuras (recuerda a Indy) y ahora recuerdo la música impactante cuando John llega a la casa de la creadora de Precog (la doctora Hineman).

Si bien, "Blade Runner (1982)" exploraba las posibilidades dialécticas de Philip K. Dick, aquí Spielberg explora los movimientos y motivaciones de los personajes, para buscar la visión DEL PRESENTE A TRAVÉS DEL FUTURO que Spielberg quiere dar, al igual que en IA, exactamente igual, explicar un problema del presente con el futuro.

Visualmente, Minority Report es, para mí, perfecta. La fotografía de Janusz Kaminski es perfecta. Sobre todo en interiores, con cotas excepcionales en dos escenas, la de las arañas y la del profesor Solomon (el de los ojos).
Pero hablando de la belleza visual, las escenas mas destacadas e impresionantes, que para mí están por encima del resto, son:
  • Spy-Arañas. Inmejorable. Dotar a la escena de la visión cenital, es sin duda alguna una novedad y un acierto. Que haya tanto ritmo, cuando la cámara no baja a nivel de los protagonistas es impecable. Además, entrando en los detalles de la inteligencia de estas (lo de la burbuja de aire, o lo de como encuentran un camino hasta John), que hacen que sea una secuencia ya mítica en mi retina.
  • La del Centro comercial. Es una forma preciosa de salir airoso de un imposible. Como Agatha se convierte en los ojos y camino de John, guiándolo hasta la salida. Esos detalles de suspense, paraguas, globos, viejo, impresionante.
  • La escena de la desaparición del hijo de John. Asusta. Una tensión que va poco a poco. Como ríe Tom bajo el agua, hasta que ve el reloj y sale a la superficie. Como camina entre la gente, y como la acaba, con ese grito.
  • La mencionada de los vídeos. Como John ve a su mujer, no como la veía cuando la grabó, ya que Spielberg nos muestra DOS ANGULOS DE CÁMARA en uno solo (el de la propia escena, y el de la escena rodada), y como acaba con ese rótulo rojo en el aire.
  • La escena del CyberCafe. Donde Spielberg se mueve a sus anchas entre el humor negro, cínico y la crítica. Las diferentes formas que tiene el ser humano de buscar la diversión, unos matando al jefe, otros siendo adulados, y todo mostrado con la mano de un maestro.
  • La persecución inicial a John: La novedad de esos policías "voladores", juntado con las casas, dota a la escena de un ritmo TREPIDANTE, con esos detalles de Steven (el vómito, el ladrido del perro que da a John la excusa de escape, etc...).
  • Toda la escena del Dr. Solomon. Dura, tensa, cómica, bien interpretada, en fin, perfecta desde principio a fin.

El manejo de cámara de Spielberg, es precioso y preciso. Los movimientos de cámara en escenas largas (la de la lucha en la fábrica de Lexus, o el rapto del niño) son impecables, pero destacan también en pequeños momentos, como las conversaciones de Danny y John (la cámara parece que se deslice tras ellos). Así como los encuadres, nada descuidados, a lo largo de la cinta, cuando John y Agatha se abrazan (destaca uno por encima de todos, cuando Agatha apoya la cabeza sobre John, con un encuadre un tanto extraño, pero precioso)

También es necesario adentrarse en el humor de Spielberg. Mantiene el mismo estilo desde hace años (desde "El Diablo Sobre Ruedas"). Es capaz de mezclar la tensión y descargarla en el momento adecuado. Tratan de identificar a Tom, pero uno de los maderos (el que más ganas tiene de zumbar a John) tiene hambre. El sándwich y la leche de la nevera. Los ojos, justo cuando va a entrar en el templo, cuando se va a enfrentar a su problema, se le caen y ruedan, pero Tom salva uno "in extremis", y encima luego le da asco sujetarlo ;)). etc..

Es destacable, como nos asusta Spielberg. Si bien NO ES una pelícual de sustos, tpero iene varios sustos nada gratuitos. Esa puerta que Tom rompe delante de nosotros, o cuando Agatha se sujeta por primera vez a Tom, o el grito de Agatha, o la muerte de Colin Farrell que inesperada, rápida y tremenda. Y la que más me gusta, cuando Tom y Colin Farrel están en el ascensor, uno apuntando a otro con la pipa. Danny sabe que Tom NO LE VA A MATAR, puesto que los precog lo hubieran detectado, pero como SE ASUSTA, COMO CAMBIA LA CARA cuando simplemente suena la sirena, cuando el registro alternativo ha detectado un crimen.

Y que decir de los homenajes, la cinta está plagado de ellos. Destaca el de Kubrick y su Naranja, aunque también está el de Fuller, Lucas, como no a Don Hichtcock, con esos giros de trama, engañando al espectador y retorciendo el guión, etc...

Los efectos especiales son soberbios. Integrados TOTALMENTE EN LA TRAMA, en la REALIDAD de la película, son sencillos, pero impresionantes. Están al SERVICIO DE LA HISTORIA, nada gratuitos, y sin ser excesivos ni cargantes.

Las actuaciones están más que correctas. Tom Cruise, sin duda está a la misma altura que en "Eyes Wide Shut", pero rodeado de un conjunto de geniales interpretaciones. Samantha Morton (Agatha) está sublime, desde la escena del coche con Cruise, pasando por el centro comercial, y sobre todo en la escena del hotel. Colin Farrell esta muy bien, quizá poco papel en el guión pero bien. Max von Sydow, es un actorazo, y primero nos engaña en el salón de su casa, como un viejo chocho, pero luego desarrolla a su personaje con mucha fuerza. Pero sin duda, para mi la mejor, la corta pero INTENSISIMA actuación de Peter Stormare (Dr. Solomon). Que miedo da, saber que te va a cambiar los ojos, una persona tan desequilibrada como él, y que encima la enchironaste tu..en fin, soberbio.

Sobre el final, he de decir lo siguiente: ¿Por qué tendía que acabar mal? Pues bien, Spielberg ES SPILBERG. Es un OPTIMISTA por naturaleza, y pese a que nos muestra como podría acabar mal (con John encerrado), el DEBE RESOLVERLO, y lo hace magistralmente, y 10 minutos mas tarde, fiel al relato (la dualidad que pasaría si yo me libro de mi destino pero condeno al del proyecto que amo), pero con más dinamismo. Vale que la manera en la que Lamar se descubre como el malo de la cinta es quizá lo peor de la película, pero, lo IMPORTANTE ERA LAS FORMAS DE COMO LO RESUELVE para enfrentar a Lamar contra el proyecto. Y luego, ¿realmente es tan final feliz? Es muy parecido al de la obra literaria, si bien, nos muestra que el proyecto acaba, y por tanto volvemos a la sociedad SIN PRECRIMEN ¿es eso realmente un final feliz? Yo creo que no, que volver al Washington DC de antes de precrimen (con un sinfín de asesinatos) no es tan feliz. Lo único achacable, es que John y su mujer acaben juntos..pero es SPILBERG COÑO, y es OPTIMISTA, al igual que hacía en "I.A.", da un final acorde a lo que el quiere.

Resumiendo, para mi estamos ante una gran obra. Un gran thriller, tenso, con acción y humor, y sobre todo INMEJORABLEMENTE EXPUESTO, BELLO, CON UN VIRTUOSISMO DE IMAGENES IMPRESIONANTE, y que para mi, dentro de unos años, será tan importante, en la SF como "Blade Runner", por su MAGÍA EN LAS IMAGENES, en la FORMAS EXCELENTES que tiene Spielberg para contar una buena historia.
Además, me encuanta la manera en la que Spielberg juega con la dualidad de conocer el futuro. Si, claro, estaba en el relato, pero Steven lo hace como nadie. Me refiero, es decir, que cuando Anderton descubre que ahora, el cazador es la presa, y como todos, DEBE HUIR A SU DESTINO ("Everybody runs"). ¿Que pasaría si un asesino conociese que va a serlo? ¿cambiaría la situación? ¿fallan los precog?

O sea que Spielberg si plantea que pasaría si un asesino conociese que lo va a ser. ESA ES LA DIFERENCIA DEL ASESINO DE LA PRIMERA (e impresionante escena) DEL PRINCIPIO CON ANDERTON. El tipejo que va a asesinar a su esposa adultera y al tio que se la beneficia, se diferencia de Cruise (y por ende de Lamar) en que estos dos ULTIMOS conocen que van a asesinar, y POR TANTO TIENEN EL PODER DE CAMBIAR. Ahí reside el fallo de los precog, que por mucho que ellos "vean" el futuro, no tiene por que cumplirse. O es que nos olvidamos de la primera escena con Farrel, cuando Cruise lanza la bola a que ruede por el cristal, y Farrel la coje antes de que caiga. ¿Que le dice Cruise? Que por mucho que haya atajado la bola está caera. Bien, SPIELBERG se afana por demostrar que DEBEMOS DEJAR CAER LA BOLA PARA SABER QUE HUBIERA CIADO, NO VALE CON PREVERLO. Al igual que Dick. No vale condenar a nadie por algo que no ha hecho.

No hay comentarios: