miércoles, agosto 06, 2008

Coche alquilado...en Hungría

Mira que es feo. Este es el coche que alquilamos en Hungría durante la Fórmula 1. Un Skoda Fabia 1.4 16v. Pero bueno, el tema de bonito o feo es algo estético y además va por gustos. Efectivamente no es lo peor (ni lo mejor) del vehículo. Lo peor está por llegar. Lo peor está en el motor, en el consumo del "cacharrito". Nos ha consumido algo más de 10 litros a los 100 km. Es decir, que con un depósito de 45 litros que según tiene (leído en la propia página web del fabricante), hemos hecho 400 kilómetros. Tampoco estaba vacío del todo cuando repostamos para devolverlo en el aeropuerto, pero estaba en la reserva. Así que echen ustedes las cuentas y verán.....Para ser un coche de este tipo de gama (compacto y urbano) es directamente un delito que se venda.

Este modelo, de 75 cv nada menos, y una cilindrada de 1.400, no anda nada. No tira, no tiene salida, no tiene empuje y no se mueve. Es más lento que el caballo del malo. La caja de cambios de 5 velocidades no sirve ni para tacos de escopeta...En fin, el motor es una verdadera mierda.

Y luego está la gran estrella de sus prestaciones, los frenos. No tiene. O esa es la sensación que he podido tener después de conducirlo. Hay que pisar el pedal hasta el infinito y aún así el coche desliza pero no frena. Que suplicio en las frenadas de los atascos, acostumbrado a coches con freno. Penoso y peligroso, que se hagan coche así.

Por cierto, usamos el GPS de mi compi. Una HTC algo vieja y con algún que otro problema con el GSM, pero que como GPS nos fue de maravilla con el famoso Tomtom Navigator. Nos fue de Cine con él.

En fin, poco más que contar de esta caja de cerillas con ruedas, sin frenos y con una máquina de consumir gasolina (de verdad, creíamos que nos la robaban por las noches....).......

...bueno si, algo más puedo contar..que nos pusieron una multa de aparcamiento en Budapest. La verdad es que cuando aparcamos (puedo decir eso de "...yo no he sido...." jejejeje) no vimos ninguna señal de prohibido. La multa es la mar de rara, porque pone la fecha, la hora, pero no el precio de la misma. Y claro, todo en Húngaro, por lo que no entendemos una mierda. La cuestión es a ver si son capaces de hacer llegar la multa hasta Santurtzi, lugar de residencia del titular del alquiler :) :)
Zemanta Pixie

No hay comentarios: