sábado, agosto 16, 2008

The Dark Knight

No se muy bien como empezar esta entrada en el blog. Si la anterior película que vi en el Cine me había parecido una maravilla, ¿qué puedo decir de esta?. Ayer disfruté como hacía mucho tiempo que no lo hacía de una película en el Cine. Me encantó, me pareció buenísima, preciosa, oscura, intimista, dura, aterradora, oscura, y casi, casi, perfecta. Ayer vi "The Dark Knight".

No es una obra maestra, no es la película perfecta (el tiempo tendrá algo que decir digo yo), pero está muy cerca de lograrlo. Christopher Nolan ha conseguido casi la cuadratura del círculo, y ha unido todas las facetas de una película, tanto técnicas como artísticas, pero sobre todo, interpretativas y de guión, para hacer un conjunto sobresaliente, de matrícula de honor. Si en la anterior "Batman Begins" tenía fallos, y sobre todo un final nada afortunado, en "The Dark Knight" ha enmendado sus errores y ha mejorado otras cosas.

Además, debo decir que el cine basado en un cómic está de enhorabuena. Ya lo estaba con la anterior entrega, adulta, seria y bien llevada a la pantalla, pero es que en esta, ¡¡¡ uno se puede olvidar que se trata de un personaje de cómic !! puesto que la cinta cuenta con un trasfondo que va más allá del arquetípico concepto que uno asocia al cine basado en cómics. El film se englobaría mejor en un género aparte del habitual de superhéroes, más bien se trata de un oscuro thriller con tintes policíacos donde predomina una historia inmejorable, unas interpretaciones escandalosamente buenas y un trabajo difícilmente mejorable.

Tras tres años de ausencia del renovado señor de la noche, Christopher Nolan ha vuelto a demostrar que Batman es un héroe más humano y cercano de que lo que podemos imaginar. Si en "Begins" aportó un nuevo nivel al cine basado en los cómics más influyentes de la historia, nunca un personaje había nacido de semejante manera, The Dark Knight no solo iguala, si no que incluso mejora sobradamente este punto de inflexión donde el buen trabajo se torna en calidad sin límites.

El guión, la historia, a cargo de los dos hermanos Nolan (Jonathan Nolan y Christopher Nolan) basados obviamente en el trabajo previo del gran Bob Kane (creador de Batman) y de David S. Goyer, se puede decir que no tiene peros. El nuevo Batman es un héroe incomprendido que después de trabajar denodadamente para Gotham City se encuentra que sigue siendo uno de los peligros más temidos de la ciudad. La policía no le da descanso, reconocen su ayuda pero lo que en un principio podía ser un modelo para los trabajadores de la ley se ha tornado en un paradigma para bandas que intentan sacar provecho de su presencia. Por lo tanto, le buscan tanto a él como a sus imitadores. En estas tenemos a Harvey Dent, un locuaz, dinámico y sin complejos fiscal del distrito que lucha contra el crimen sin temer lo que le pueda pasar, pero que a la vez busca ese merecido reconocimiento que nunca llega porque no duda en acusar a sus mismísmos compañeros. Por la otra banda tenemos a un villano que se encumbrará a lo más alto por su mala baba, el inigualable y ácido Joker. Nunca un villano fue tan salvaje y macabro. Es tal la dureza de sus actos que causa auténtico pavor solo verle aparecer. Las simples ansias de destrucción y descontrol que llevan a Joker a la ciudad provocarán un caos imposible de manejar donde las muertes en ambos bandos, Joker tampoco hace distinciones, teñirán de cruel rojo a la maltrecha ciudad. Aquí es donde la vidas de Dent y Joker siguen una misma línea aunque sea por caminos diferentes…

Lo que más destaca, obviamente, es lo intimista y duro que es la historia con todos los personajes, donde un Joker sin parangón, y un Harvey dos caras sin igual, hacen sombra al mismísimo Batman. Si, he de decirlo, son mucho más perfectos y precisos los personajes de "los malos" (no estoy seguro si Dent es uno de ellos) que el del propio Batman. Pero esto no es malo, es perfecto, es lo que la historia demandaba. Dentro de esto, para mi ha sido una gran sorpresa y es de lo que más me ha gustado, toda la GÉNESIS del personaje de "Dos Caras". Me ha parecido perfecta, y ha sido la gran sorpresa que Aaron Eckhart lo haya hecho también. Es la mejor explicación de la creación de un personaje que he visto, y me ha recordado, sobre manera, a la conversión de Anakin Skyalker en Darth Vader. Impresionante.

La parte técncia de toda la cinta es impresionate. Desde la unión de dos mounstruos del "score" como son Hans Zimmer y James Newton Howard que conforman una banda sonora preciosa, dura y por momentos acojonante, sobre todo cuando acompaña al Joker. El montaje de la acción es sobervio, no en vano está Lee Smith detrás de él (el mismo de "The Truman Show", "Master and Commander: The Far Side of the World" y las dos de Batman de Nolan) y todos los efectos especiales son sobresalientes. Pero además, se ha mejorado con mucho las escanas y coreografías de las luchas. Si el mismo jueves hablaba con mi compañero Pablo de que ese era un problema de "Begins", aquí las peleas son preciosas y bien hechas. Batman sufre, hay un componente de realidad impresionante, y no se deja a efectos extraños ni salidas de todo la resolución de las mismas. Chaupeau.

Pero debo llegar a lo que sin duda es lo mejor de la cinta. LAS INTERPRETACIONES. En toda la cinta y en el guión hay un terrorífico y explícito diseño de los personajes. Cómo decía, una de las mejores es la de Aaron Eckhart, pero la de Christian Bale no se queda a la zaga. Sobre todo como Bruce Wayne, ya que curiosamente esta vez la personalidad pública Bruce Wayne gana enteros y presencia, demostrando que tanto como el vigilante de la noche como el millonario egocéntrico, es un elemento imprensindible de la historia. Y Bale lo hace perfectamente. Como Batman, Christian Bale nos ofrece una interpretación de un héroe más maduro, cansado de tanto enfrentamiento y que comienza a tener dudas sobre lo que hace, y como lo hace, dado el injusto poco reconocimiento que se le otorga. Luego hay que reconocer el trabajo de Gary Oldman como el metódico Teniente Gordon, excelente personaje que es un peso de fondo en la pelicula. Morgan Freeman y Michael Caine lo hacen muy bien, sobre todo este último, con frases lapidarias cada vez que habla. Maggie Gyllenhaal no tiene mucho que hacer, ya que su papel es méramente secundario. Y luego está, como no, el Joker. Ese Heath Ledger lo ha hecho PERFECTO. INCREIBLE. ENIGMÁTICO, OSCURO, DURO, y ATERRADOR. Es acojonante, sin más, el personaje de El Joker. Es brutal y acojonante, es el loco de la celda más profunda, es el payaso siniestro del circo del horror, es un villano de tanta altura y un personaje tan atractivo (como los son todos los grandes malvados del cine) que podría haberse echado a perder, pero no, Ledger ha logrado hacernos pasar miedo. Y eso que la he visto doblada. Espero que encima, en la versión original, que pienso ver ASAP, me haga aún más, perder la cabeza como la tiene él perdida en la cinta. Tiene además unas cuantas frases lapidarias (que ya he buscado en el guión) impresionantes, y que cada vez que las dice, la lia: “Why so serious?” y el “I’ll put a smile on that face”. El Joker retratado es como un agente del caos, anarquia en estado puro, una encarnacion de todos los sentimientos negros y perversos que el ser humano lleva dentro materializados en forma de hombre. Heath Ledger nos ofrece una caracterización hiperrealista de lo que puede ser un genio del mal, que actúa sin compromiso alguno, sin mayor motivación que la destrucción irracional, y que no duda en forzar las situaciones hasta sobrepasar con creces los límites del terror más descarnado. Su personaje es perfecto, impactante y desconcertante.

Me dejo muchas cosas en el tintero, como que la cinta está llena de sorpresas, traiciones, y secretos desvelados que resultarán cruciales para la huistoria y que son ya una pieza fundamental en la nueva visión del señor de la noche. Pero me quedo con el final impresionante, donde se plasma toda la filosofía de The Dark Knight del cómic, con esas frases (y acciones, como la de la "Bat-señal") del Comisario Gordon donde explica el devenir de un personaje, de un héroe, y el porqué de ser el Caballero Oscuro. No se la pierdan, de verdad.

No hay comentarios: