martes, agosto 19, 2008

Wanted

"Wanted", que mira usted por donde, no le han cambiado el título en España :) :) :), es una película de acción. De mucha acción, de esas de tiros, de chico bueno, chica buena, morreos y efectos especiales. Es una película de esas de consumo masivo palomitero, de las que te olvidas antes incluso de salir de la sala (bien del Cine o bien de la de tu casa, como en mi caso). No pretende ser una cinta ganadora de 1000 premios ni nada por el estilo. Sólo pretende entretener y vaya si lo logra.

Naciendo, a mi juicio, como una cinta directamente de serie B, de esas de consumo de video-club, pues resulta que el producto final no es tan malo, y ciertamente tiene un pase. Alguna que otra carcajada se suelta, las escenas de acción, son al menos, novedosas y frescas, y la historia, sin ser nada nuevo, al menos aporta pequeños atismos de cosas nuevas.

La cinta trata de Wesley Gibson (James McAvoy), un tipo algo retraído que tiene que soportar todos los días los abusos de sus jefes en el trabajo. Además de encarar las continúas infidelidades de su novia quien lo engaña con su mejor amigo. En resumen, la vida de Wesley es una mierda, y cada día es peor. Todo sigue igual hasta que un día descubre que su padre (a quien no conoció) acaba de ser asesinado. El asesino más peligroso del mundo, capaz de hacer miles de cosas increíbles dado que tiene la habilidad de "parar el tiempo" y actuar mucho más rápido que el resto de los mortales. Pero Wesley descubrirá que él también es capaz de hacer eso, y que incluso hay más como él. Será entrenado tortuosamente para sacar su instinto de súper asesino que se esconde en su interior. Así será introducido a la Fraternidad, dirigida por Sloan (Morgan Freeman) en donde será entrenado por Fox (Angelina Jolie), quien lo maltratara hasta el cansancio para que Wesley aprenda cómo ser un asesino sin igual y salga a vengar la muerte de su padre.


Lo mejor de la cinta, como decía son las pinceladas que se dan de escenas de acción novedosas, dado esa peculiaridad que tienen los protagonistas de la cinta de "ir más deprisa" que los demás, como si congelaran el mundo. Además se introduce un concepto, que habréis visto en el "trailer" de las balas curvas. Con las balas, hay más de un efecto cautivador y alucinante, que despertará nuestros "Ohhhhh" durante el climax final de la cinta.


También es destacable su fotografía de colores saturados, y las transiciones entre unas escenas y otras. Además, el bueno de Danny Elfman ("Hulk", "Chicago", "Spider-Man", "Batman" y un largísimo etc) pone un toque de artista consagrado en la banda sonora, y se nota, al menos, que es de las partes artísticas más agraciadas.

En cuanto a las interpretaciones, lo mejor ha sido que la he disfrutado en versión original, y de verdad que se disfrutan las voces de Angelina Jolie y Morgan Freeman. Ambos no tienen nada que ver con la decepcionante versión doblada y sobre todo la primera, la heroína, merece la pena degustarla en versión original (bueno y por lo sensual que sale, que cojones). El segundo es un pedazo de actor desperdiciado en cosas como esta, que le vamos a hacer. Sobre el protagonista, decir que lo hace muy bien. Porque por un lado, debe empezar como un anodino, apático e insulso contable. Pero luego debe ir convirtiéndose en un arma mortal, y la verdad es que cuela, es creíble en ambos personajes. Se trata de James McAvoy, más conocido por "Atonement" (Expiación), "The Last King of Scotland" y la serie "Band of Brothers". El resto de secundarios, ni para tacos de escopeta, alguno no dice ni una sóla frase en toda la película.

Del guión, basado en un cómic de Mark Millar y J.G. Jones, lo mejor son los primeros minutos, donde se nos presenta la vida real, anodina y zafia, y la vida paralela del protagonista. Y sobre el momento en que este último encara la segunda y decide dar el salto de la primera, rompiendo con todo. Genial escena. Además hay que destacar algunos momentos cómicos (la segunda escena, literal, el segundo plano, es genial) que desatan carcajadas, así como el director Timur Bekmambetov, aprovecha letreros y cartelas (y teclas de un teclado de ordenador) para lanzar mensajes al público y al protagonista durante las escenas de acción. Merece la pena el detalle.

Sin más, una cinta de acción pasable, que contiene escenas muy trabajadas y una historia que sin ser novedosa, al menos engancha e invita a verla hasta el final.

No hay comentarios: