domingo, octubre 26, 2008

The Air I Breathe


Empecemos como me gusta, dando palos a los traductores. La película que disfruté anoche es "The Air I Breathe (2007)" con un reparto estelar con Forest Whitaker, Kevin Bacon, Julie Delpy, Brendan Fraser, Andy Garcia y Sarah Michelle Gellar. Pues bien, nuestros queridos traductores la titulan "Cuatro Vidas". Como siempre, apesta.

Volviendo a la película, se está convirtiendo en un problema tener tantas películas en DVD archivadas para ver. Por mucha base de datos que esté utilizando, donde tengo las películas, argumento, actores y miles de datos más, si cuando buscas una de esas cintas para ver, sólo te guías por el título, no tienes ni "repajolera" idea cual es cual sólo por su nombre (y si encima la traducción es tan patética...ni hablamos). Eso es lo que nos está pasando al elegir la peli para la noche del sábado, lees y lees títulos en los DVD's y no sabes cual es cual. Y al final eliges sin saber que obtendrás. Y esto puede ser bueno o malo, según se mire, ya que las expectativas no cuentan.

The Air I Breathe cuanta la siguiente historia, o mejor dicho, cuanta cuatro historias, que obviamente se entrecruzan: "Se basa en un antiguo proverbio chino según el cual la vida se puede reducir a cuatro emociones. El placer, la felicidad, el dolor y el amor. La película se compone de cuatro segmentos focalizados en cuatro personajes que representan a cada una de estas emociones. La historia principal se centra en el romance entre un gangster (Brendan Fraser) que puede ver el futuro, y una emergente estrella del pop (Sarah Michelle Gellar). Cuando su contrato de representación cae en manos de El Dedos, un cruel jefe mafioso (Andy Garcia) con aspiraciones a legitimizar sus turbios negocios gracias a la industria del entretenimiento, el gángster tendrá que escoger entre seguir a su corazón o a sus premoniciones. También está la historia de un empleado de banca (Forest Whitaker) que busca desesperadamente una salida a su triste y aburrida vida. Después de perder todo su dinero en una casa de apuestas regentada por El Dedos, se verá en la encrucijada de huir de su destino o enfrentarse a sus miedos. Finalmente conoceremos a un médico (Kevin Bacon) enamorado de Gina (Julie Delpy), la mujer de su mejor amigo. Cuando Gina es víctima de un accidente, tendrá sólo 24 horas para encontrar su raro tipo de sangre para salvarle la vida."

La cinta está dirigida por el desconocido Jieho Lee, que en 1999 había dirigido ya la también desconocida "A Nursery Tale". Su estilo de dirección es muy simple, muy directo y la verdad es que no se le ven pretensiones de destacar en esa faceta. Autor también del guión, junto con Bob DeRosa, es donde mejor se desenvuelve, y donde la película tiene más gancho. Las historias están muy bien planteadas, centrándose en el personaje que representa cada una de las emociones: El médico el amor, El matón que ve el futuro con el placer, la cantante con el dolor, y el contable con la felicidad. Cada uno de los personajes está perfectamente dibujado por el guión y, mucho mejor, interpretado por cada actor y actriz.

Y es ahí donde radica la justificación de los 86 minutos. Las interpretaciones. Lee lo tiene claro, con este reparto, lo mejor que puedo hacer es poner la cámara, la dirección y el guión para ellos. Y vaya si resulta. En 5 minutos Whitaker describe a su personaje, con una escena PRECIOSA en su casa. Fraser, actor que es muy bueno cuando sale del desierto y de las comedias, para dedicarse a interpretar en los papeles dramáticos (nunca olvidaré en San Sebastian, en el Zinemaldi, la visión de "Gods and Monsters"), lo hace a la perfección. Sus momentos de gloria, con esa risa histriónica que en un principio no está justificada, pero que luego cerrará un círculo, es sin duda brillante. Sarah Michelle Gellar tiene que lidiar con alguna carencia más (por su parte) pero cuenta con un papel que es un caramelo, además, aderezado por su físico (que viene al pelo para el papel, dicho sea de paso). Trista es una interpretación buena, que justamente, en los momentos dramáticos no destaca, pero si en los más dulces y románticos. Finalmente, Bacon, como le suele ocurrir, tiene que lidiar con el peor papel en el guión. El menos explicado, el más "raro" y sin embargo, le saca petróleo. Este chico, que además con la edad ha mejorado mucho en el aspecto interpretativo, deja bien claro el sentimiento del amor, lo que llegaríamos a hacer por amor, aunque sea no correspondido, y el mérito siempre se lo lleve otro.

Luego están los secundarios de lujo. Andy Garcia hace de mafioso como ya ha hecho cientos de veces. Le va como anillo al dedo, y sin embargo no cansa este tío. Sus subidas de tono, gritos y gestos son ya un clásico, si se me permite. Julie Delpy tiene un papel pequeño (pero importante) y lo resuelve con gracia y sencillez. Sigue teniendo la misma fuerza que hace muchos años ya como Dominique. Emile Hirsch en un pequeño papel (sobrino de El Dedos) también lo hace bien.

Como ya dije, de la dirección no hay mucho que destacar. Si me han gustado mucho los momentos más "crueles", habiendo matones de por medio, que están muy bien rodados. No hace falta irse al extremo sangriento y gore de Tarantino para hacer crueles pequeños detalles. Y eso es un gran mérito. Además, los flashbacks y los momentos "de cruce de vidas" están muy bien insertados y facturados.

En fin, una cinta sencilla. Desconocida (a ver, ¿¿cuántos de los que habéis llegado hasta aquí conocíais la película??) que sin embargo justifica su precio, entretiene, y deja una historia (bueno 4) muy bonitas e interpretadas con mucha clase y buen gusto. Merece la pena

No hay comentarios: