sábado, octubre 04, 2008

Asesinato Justo

Este es el título de la última película que nos llega de Robert De Niro y Al Pacino (cuyo título original es "Righteous Kill (2008)"). Juntos, compartiendo planos, compartiendo protagonismo y peso en la cinta. Y eso es casi todo lo que se puede decir de la cinta, porque el 99% es eso, De Niro y Pacino, Pacino y De Niro haciendo de las suyas

El argumento, con el menor número de pistas posibles, es el siguiente: "Turk (Robert De Niro) y Rooster (Al Pacino) son dos detectives que llevan treinta años como compañeros en el departamento de policía de Nueva York (y más de 50 en el cuerpo) y que investigan un caso de un asesino justiciero que quita la vida a peligrosos delincuentes dejando una nota con una poesía en la escena del crimen. Lo que más sorprende a los agentes del modus operandi es que nunca se encuentra forzada la entrada ni aparecen signos de violencia, por lo que suponen que las víctimas conocían a su agresor. El jefe (Brian Dennehy) asigna a unos detectives más jóvenes, interpretados John Leguizamo y Donnie Wahlberg, para que colaboren en el caso. Otra agente, papel que corresponde a Carla Gugino, mantiene una relación con Turk. La semejanza entre los recientes crímenes y un caso que los dos detectives resolvieron tiempo atrás siembra una duda preocupante: ¿metieron entre rejas a la persona equivocada?"

Con la claridad que me lleva por bandera, voy a decir que los puntos fuertes de la cinta no están ni en la historia, plana y simple, que hemos visto n veces en los últimos 3 años, ni en los giros argumentales que le guionista (Russell Gewirtz, el mismo de la buenísima "Inside Man" con Clive Owen y Denzel Washington) que son más que previsibles. No, las virtudes son disfrutar de Pacino y De Niro (sobre todo en versión original como la hemos visto en casa) y de hacerlo por el mero hecho de actuar. ¿Porqué digo esto? ..pues fácil. No es su mejor interpretación (vamos NI DE LEJOS) pero la gracia está ahí. Ambos dos, van con el botón de "auto cruise" puesto, vamos, de estándar, pero ese nivel de interpretación de cada uno, sumado, es la leche. Se permitien hacer lo que les da la gana en pantalla, en lugar de comerse uno al otro, ¡¡¡ se lo están pasando bien !!! están como de cachondeo, y así, las cosas, quizá no salgan perfectas, ni mucho menos, pero salen bien, divertidas, cachondas y sencillamente naturales.


Además, hay un par de intérpretes, John Leguizamo y Donnie Wahlberg, que lo pocon que están en cuadro, lo hacen también estupendamente. Con más esfuerzo, pero muy bien. Además sus papeles se ajustan PERFECTAMENTE a la trama y sus interpretaciones merecen la pena. La que no cuela es Carla Gugino (la misma de "Night at the Museum" y "Snake Eyes"). No porque lo haga mal, sino porque su papel apesta :). Mira que está buena, y encima su papel la lleva a un destino que es el de poner caliente al espectador ya que la detective es una adicta al sexo a la que le gusta hacerlo con hombres mayores y de la forma más violenta posible… y que nunca queda satisfecha. Sale preciosa..pero no hay nada que rascar


Como decía, el placer es disfrutar de la naturalidad de Pacino y De Niro. De algunas escenas muy bien logradas (la del gimnasio, la de la casa de uno de los muertos por ejemplo) e incluso, en algunos momentos el guión se pregunta sobre que la labor del asesino (que mata a otros asesinos que han salido impunes de los juicios) le está haciendo un favor a la sociedad al librarla de la escoria que amenaza a los ciudadanos. Vamos, un “vigilante” o un "héroe" anónimo. Hay mensajes contradictorios en la película, pero sin duda, sirve al menos, para sentar un pequeño debate.


Además, el director, Jon Avnet, el mismo de "Fried Green Tomatoes" o "Up Close & Personal" o "88 Minutes" rueda de forma muy creíble. Avnet rueda de forma ampulosa, con una fotografía adecuada a la atmósfera, echando mano de recursos de imagen modernos y deja todo el tiempo en pantalla a sus dos estrellas, quizá abusando de los planos cortos pero con un resultado muy bueno. En ese sentido, la película rinde a la perfección. Cuenta con una producción grandiosa que le da aires de thriller importante y con una ambientación muy propia.


En fin, un correcto thriller policíaco, que no aporta nada a nivel argumental (salvo ese discurso contradictorio sobre los "justicieros"), pero que oir y ver a estos dos mostruos en versión original, hacer una película juntos y disfrutarla, no tiene precio. Sin más.

No hay comentarios: