jueves, octubre 23, 2008

¡¡¡ Un Híbrido !!!

El coche alquilado de esta semana ha sido, por fin, un híbrido. ¿Qué c*ñ* es un híbrido hablando de coches? Pues es una mezcla de coche eléctrico y de motor de gasolina. Es decir, un coche con dos motores que trata de usar el de gasolina lo menos posible. Ahí radica la diferencia con otros tipos de coches. Y la verdad es que es muy diferente. Además, dado que la gestión de los motores es "inteligente", o sea, lo hace el coche sin posibilidad de decisión del usuario (o casi, ya os explicaré que esto no es del todo cierto), el vehículo tiene una caja de cambios automática. De esas de sólo 2 pedales, freno y acelerador y una palanquita minúscula.

Lo primero que llama la atención del coche es su diseño. Es un "monovolumen" un tanto pequeño, pero grande para ser un vehículo de ciudad (que es donde más se rentabiliza el consumo). Además de que a unos les gustará y a otros no tanto. Lo segundo es que siendo un coche automático es "raro" de conducir. Los que estamos acostumbrados cuesta poco habituarse, pero para los neófitos puede resultar más difícil. Eso si, esta caja de cambios, que no sólo actúa como otras, sino que además gestiona que motor y como empuja el coche, dispone de una configuración de marcha nada usual en otros automáticos. Me explico: Las marchas típicas son: P (aparcado), N (punto muerto), D (hacia delante), R (marcha atrás). Bueno, pues Toyota incorpora una nueva marcha: B (reducción). Cuando quieres frenar el coche, o en pendientes descendentes pronunciadas, con una caja de cambios automática no puedes bajar marchas para usar el "freno motor". Pues bien, si engranas la marcha "B", el coche hace "freno motor". Y vaya si lo hace :) ..una muy buena idea. No lo he visto en otros coches.

Lo segundo importante del coche es el tema del híbrido. El coche puede funcionar con un motor eléctrico (según que condiciones de frío, batería, exigencias de velocidad, aceleración, etc.). Este motor se alimenta de la batería. Si hay batería y se cumplen las condiciones, circulamos con un motor 100% ELÉCTRICO. 0 emisiones de gases, 0 contaminación (bueno no es del todo cierto, pero nos lo creemos) y sobre todo CERO RUIDOS. No se escucha el coche. De hecho, en el prontuario se avisa que cuidado al circular sólo con el motor eléctrico porque los peatones no oyen el coche y pueden no percibirlo. In fact, la marcha atrás incluye el "pi pi pi pi" que hacen los autobuses, camiones y ya algunos coches cuando está engranada. Así, como generalmente marcha atrás irá con el eléctrico, nos oyen :) :)

Cuando la batería se descarga (bueno, un poco antes :) ) se carga con el motor de gasolina. Pero lo bueno, es que el coche aprovecha además, otros momentos para cargar la batería: Cuando el motor de gasolina está generando más empuje del necesitado, deriva a la batería. Cuando frenamos, la inercia se transforma en energía. Cuando descendemos o no aceleramos, y la propia energía de las ruedas se puede transformar en energía. Obviamente no se transforma directamente, sino que es el mismo motor eléctrico quien hace de "alternador" y genera la energía para la batería. Es decir, el coche regenera energía. Es muy curioso porque el LCD central tiene una manera muy gráfica de mostrarlo. Nos dice cuantos Kw/h se han regenerado, con un dibujito que equivale a 1 horas de una bombilla de 50w encendida. Eso si, como decía, en todo momento el coche decide que motor o motores debe usar, y como distribuir la energía. Sólo hay una posibilidad, usando el botón "EV", obligamos al coche a usar SOLO el motor eléctrico. Pero el coche tiene libertad de desconertarlo y usar el de gasolina si él lo cree conveniente (batería baja, mucho frío o calor para el motor eléctrico, le pides mucha potencia al coche, etc...).

Lo otro que destaca del coche es que es muy "tecnológico". Muchas lucecitas, displays y un gran LCD (yo le calculo a ojo 7-8 pulgadas) que es en realidad una pantalla táctil que permite controlar todo el coche (climatizador, audio, pantalla, monitor de energía, etc.) todo a golpe de dedo. Precioso.

Al coche le he hecho unos 800 kilómetros. He hecho todos con un sólo depósito y ha sobrado algo. Está muy pero que muy bien, sabiendo que el motor de gasolina es un 1.5 de 75cv. Es decir, que he hecho unos cuentos kilómetros sin consumir gasolina, sólo con el eléctrico. El consumo en autopista ha sido de 6.1 l/100. En ciudad no he subido de 5 litros a los 100 km.

Eso si, el coche tiene algunas taras. Lo más importante es que la luneta trasera impide cualquier tipo de visión. El espejo retrovisor interior no sirve para absolutamente nada. Lo otro, es que siendo un coche tan moderno y tecnológico (por dentro parece una nave espacial, de verdad) le faltan algunos "avances" que si tienen otros coches. Podría ser que yo haya conducido una versión básica del Prius (por ser alquilado) pero no suele ser habitual con el buen trato que me dan en Europcar. Por ejemplo, le falta las luces automáticas, los "limpia" automáticos, plegar los retrovisores, y alguno más. Pero por lo demás, tiene un volante PRECIOSO, desde el que podemos controlar medio coche, incluido el clima, las lunetas térmicas, el audio, el control de velocidad, etc.

En fin, un coche que aún está por pulir (no tiene un gran motor de gasolina y no tira mucho) pero que cumple, muy por encima cualquier expectativa. Y que además es muy ecológico, consume una mierda, y es muy, pero que muy bonito, precioso por dentro y lleno de tecnología (de verdad, la consola central es una pasada).
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: