martes, noviembre 18, 2008

¿Susto o Muerte?


Yo he elegido susto. Estoy empezando a jugar (vía recomendación de mi amigo Koko, que junto con Pablo, son los jugones que me recomiendan el 95% de los juegos a los que juego) al "Dead Space" de la compañía EA. El juego me ha sorprendido, muy gratamente, sobre todo después de la decepción del "Fallout 3" que ya comente.

El argumento no es nuevo, ni mucho menos. Simplificándolo, se trata de entrar en una nave espacial GIGANTE (USG Ishimura) y acabar con la plaga que ha destruido BRUTALMENTE a toda la tripulación. Cuando digo brutalmente, es BRUTALMENTE. Es GORE. Los detalles de las muertes ya realizadas, así como las que tu mismo produces, da verdadero asco a veces, repelus y tiene un detalle increíble. Pero como decía, eso no es lo mejor. De hecho, el argumento tiene muchos más elementos prestados de otras fuentes. De la literatura toma prestado el horror informe de Lovecratf y el nombre y apellido de su protagonista, Issac Clarke, que rinde homenaje a dos intocables de la novela SF, Isaac Asimov y Arthur C. Clarke. Si hablamos de cine la referencia más clara es "Aliens (1986)" la de James Cameron (de hecho la frase promocional de la película, "En el espacio nadie puede oír tus gritos", se ha utilizado para adornar algún que otro reportaje sobe el juego) es la película más referenciada. Eso de incursión en territorio enemigo, con armas (marines), matar y salir corriendo es igual. Pero también la de Ridley Scott ("Alien (1979)") por la ambientación del espacio y los bichos está reflejada en la cinta. Pero el juego tiene momentos bellos y hay más referencias, como por ejemplo "Event Horizon (1997)" donde la misión de rescate de una nave perdida se convierte en una terrorífica experiencia porque un innombrable horror ha acabado con la tripulación de la forma más desagradable que podáis imaginar. Incluso yo diría que el casco del protagonista resulta un homenaje directo al morro de la nave de la película. Pero también podría citar a "The Thing (1982)" de John Carpenter ya que en la película contamos igualmente con un paisaje aislado, el ártico, que bien podría haber sido el paraje hostil de un remoto planeta. Allí un ser alienígena congelado durante miles de años despierta para acabar uno a uno con los habitantes de una estación de investigación. El suspense llega a ser insoportable porque el alien es capaz de imitar a la perfección la apariencia de cualquier forma de vida con la que entre en contacto, llegando el momento en el que ni personajes ni espectador saben quien es amigo o enemigo. El proceso de asimilación e imitación de otras formas por parte de la cosa recuerda enormemente a los seres que habitan la aislada nave del juego.

¿Y entonces, qué es el juego? Pues es una grata sorpresa como decía. Sobre todo porque una compañía que yo no la recuerdo metida en el género de los "survival horrors" ha hecho un título precioso y muy bueno, y con mucha personalidad.

La calidad gráfica es impresionante. El juego se recrea en las sombras, las luces y la luz. Muchas veces sólo tenemos el haz de nuestra herramienta láser para cortes precisos, para iluminarnos, y esos efectos son preciosos. Pero es que, el juego que hacen los "malos" de las sombras es impresionante. Además, hay pasajes (y supongo que me quedan muchos) en los que la ausencia repentina de luz, simplemente, te invita a apagar el juego porque tu tercer infarto puede matarte. Los sustos son PERFECTOS. No hablamos de sustos gratuitos, sino sustos, emociones y además engaños bien dosificados. Si habéis visto alguno de los trailers, veréis que ver como un ser, un amasijo de piel, sangre y huesos, se golpea contra una puerta, puede ser, según como te lo muestren, de auténtico miedo frío, pavor.

Yo he de reconocerlo, hay momentos en los que me da mucho miedo y me digo a mi mismo que debo jugar con la luz encendida y acompañado..por si acaso. Trucos como dar sustos en el momento más inesperado o aprovechar los sonidos ambientales para tenernos alerta (en una nave abandonada y semi destruida, hay ruidos cada 2 pasos que no sabes que c*ñ* son). Además, hay un detalle que hasta ahora no había reparado, pero que contribuye a dotar de más miedo y tensión al juego. Son los propios andares del personaje. Llevamos un traje pesado y nos movemos muy despacio (aunque se puede correr, torpemente, pero correr). Cada paso es un dolor, pues no sabes que narices puede aparecer.

Otra de las novedades que me ha encantado es la interfaz del juego. Me refiero a cuando estás jugando (no a los menús). La vista es en tercera persona, ligeramente a la derecha del Isaac. Con el ratón movemos la cámara, y podemos rotar libremente en todos los ejes. Es fundamental, porque buena parte de los sustos y los enemigos vendrán desde atrás. Y en caso de no cuidar la espalda, morirás brutalmente destrozado sin apenas darte cuenta. Pues bien, cuando activamos algo del traje (mapa, inventario, etc. vamos lo típico) esto se muestra en un holograma proyectado hacia delante. Y como tal, como holograma, podemos verlo como si estuviera proyectado justo delante nuestro. Es precioso y muy intuitivo. Pero además, todo con lo que podemos interactuar del escenario es igual. El traje nos "descubre" lo que hay en el suelo, las puertas, ascensores, etc. y para interactuar con ello, es por medio de hologramas. Es precioso y muy como decía, inmejorable en cuanto a interacción. Finalmente, cuenta con una opción que debería ser un "must have" en los juegos de este tipo, donde hay mapas muy grandes. El traje nos ilumina durante unos segundos el camino que debemos seguir para completar el objetivo. De esta forma es imposible no saber por donde ir, y por donde avanzar. Precioso.

En fin, un gran juego. El perfecto engranaje de Dead Space hace que lleguemos a olvidarnos de la procedencia de las ideas que expone (pero son grandes procedencias). Merece la pena, pasarlo mal, y destrozar enemigos :)







Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: