viernes, diciembre 26, 2008

Eagle Eye


Y no me refiero al genial cantante, no. En primer lugar, a otra de esas ABERRACIONES de los dobladores y traductores de este país. Siendo el título original el que da idem a mi post, ¿cómo es posible que aquí se traduzca a "La Conspiración del Pánico"? ¿Porqué?...qué manía de dar pistas y de intentar ser "más papistas que el Papa"...que asco.

Volviendo a la película "Eagle Eye", lo mejor que se puede decir de ella es que no engaña a nadie. El guión incluye tal cantidad de hechos y diálogos inverosímiles que tomarse esta película en serio es como intentar dialogar con una pared de cemento. Tomada como una cinta exclusivamente de acción, a raudales, la película parece un intento de Michael Bay por unir en la misma historia ‘The Manchurian Candidate’, ‘2001: A Space Odyssey’ y ‘Enemy of the State’ (quizá la referencia más cercana), entre otras.

Hay mucha acción desenfrenada, persecuciones de todo tipo, explosiones gratuitas, tiroteos, conspiraciones… Hay de todo, excepto calidad fílmica. La trama principal es absurda, y eso que todo se supone que ha sido planificado cuidadosamente. Pero da igual, porque lo importante es que en la pantalla no dejen de ocurrir cosas, que el espectador no pueda pestañear. Lo que se cuente, y como se cuente, es lo de menos.

La película se centra en Jerry Shaw (Shia LaBeouf) y Rachel Holloman (Michelle Monaghan), dos personas corrientes cuyas vidas cambiarán por completo en cuestión de segundos, cuando son utilizados por alguien que les amenaza y les obliga a actuar a su servicio. A través de llamadas telefónicas y de mensajes en todas partes, son guiados para el cumplimiento de un misterioso plan, huyendo de la policía y del FBI (encabezados por Billy Bob Thornton), que los consideran terroristas. Alguien está controlando los sistemas informáticos de todo el país, permitiendo que los protagonistas tengan facilidades para superar todo tipo de obstáculos y no sean atrapados. ¿Cuál es la misión que tienen que cumplir? ¿Por qué ellos?

La cinta como decía tiene un "McGuffin" terrible y las burradas tecnológicas que son lanzadas son de impresión. Pero a partir de ahí, la acción corre a raudales, sin dar tregua al espectador. Lo peor, sin duda, es el guión, firmado por cuatro escritores, basándose en un relato de Dan McDermott. Pero es que las interpretaciones no son nada del otro mundo. Shia LaBeouf, que últimamente está hasta en la sopa, lo tiene fácil con un personaje sencillo (y medio). Es fácil que sea el protagonista al lado de la pavisosa Michelle Monaghan, que no hace nada por agradar (y ni siquiera es que sea guapa) ni por interpretar. Esta chica, que no se lo que tiene de actriz, es que no hace nada que merezca la pena. Por ahí pulula Billy Bob Thornton, que bien podría ser un personaje de cartón piedra, que lo habría hecho igual, dado lo plano y tonto que es en el guión. Eso si, con final duro donde los haya, el personaje digo.

La cinta, para colmo, culmina con un epílogo de esos de "somos los mejores, que grandes son nuestros soldados, y los estadounidenses somos los mejores del mundo". Da pena, porque segundos antes, se podría haber cerrado el filme con un final mucho mejor, pero hay que joderla con el epílogo. En fin, no da más de si esta cinta.

No hay comentarios: