lunes, enero 26, 2009

The Curious Case of Benjamin Button


La otra película del fin de semana ha sido un estreno por todo lo alto, en versión original para disfrutar al 100% del trabajo de los actores, director y guionista de The Curious Case of Benjamin Button. La película es ciertamento muy buena, es impresionante el trabajo de David Fincher en la dirección, de Eric Roth en el guión, así como de Brad Pitt y Cate Blanchett (principalmente) en las interpretaciones. Pero siento decir, que no puede considerarse una grandísima película o una obra maestra, porque viene lastrada por algún que otro momento donde la historia se pierde, a mitad de metraje, algunas escenas que no quedan nada bien, y sobre todo por una duración un tanto excesiva, más de 160 minutos.

"The Curious Case of Benjamin Button" se basa en un relato corto del gran escritor estadounidense F. Scott Fitzgerald. Brad Pitt es el protagonista de esta fantástica historia, es Benjamin Button, una persona que envejece al revés que el resto de los seres humanos. Es decir, nace viejo en forma de niño bebe, y mientras su mente crece y se desarrolla normalmente, su cuerpo va rejuveneciendo. Algo increíble.
El trabajo de Fincher en la dirección consiste en crear escenas dramáticas, cómicas y hasta de acción y aventuras con el nexo de unión de un hombre que mientras comprende el mundo, su cuerpo envejece. No faltan las referencias a la inmortalidad, la fidelidad, el amor, el problema de ver a los seres queridos morir, etc. No son simples referencias de pasada, sino que son pequeñas historias inmersas en la trama central, que no es ni más ni menos que ver como desencadenará el final de Button.

La historia está lastrada, como decía más arriba, por la longitud de la misma. Son tantas las cosas que se quieren contar, y tan poco el espacio cinematográfico, que al final se hace eterno. Por el camino hay demasiadas historias que al final, tengan o no sentido, algunas acaban, otras no, etc. Este es el problema central de la película. El otro, a mi juicio, es que el gran flashback con el que está montada la cinta, le resta algo de originalidad y credibilidad a la cinta, y la tensión madre-hija del mismo, no sirve para mucho. Así como mezclar el Katrina en todo esto, que tampoco lo entiendo.

En los apartados técnicos de la misma, hay que reconocer que el diseño de producción es extenso y bueno. Se pasan por muchas épocas, y todas ellas parecen estar muy bien representadas. En cuanto a maquillaje y efectos especiales perfecta. No sólo hay que representar a un viejo de 70 años en el cuerpo de un niño, sino que la evolución de Pitt está magistralmente hecha. Finalmente, la banda sonora original de Alexandre Desplat es muy buena.

En el apartado de las interpretaciones, como decía, tanto Brad Pitt como Cate Blanchett son las estrellas principales. Eso si, Pitt tarda un poco en despegar y hacer creíble algunos momentos de su personaje, y casi ha pasado una hora de metraje cuando empieza a destacar como intérprete. La Blanchett está magnífica, también creciendo y cambiando como lo necesita su personaje. Julia Ormond está bien, sin grandes necesidades para un papel sencillo. Y como siempre, Tilda Swinton está magnífica también. Tiene un personaje importante pero quizá breve, pero se como literalmente al Pitt en las escenas. Es una actriz con mucha fuerza, y sobre todo, sabe usar su físico y sus expresiones como ninguna.

En fin, una cinta que merece la pena muy mucho verla. Lo siento, merece la pena verla en versión original. El diálogo y la voz en off son fundamentales en la historia, y oir a los personajes con su voz, sobre toda la evolución de niños a adultos y viceversa es IMPRESCINDIBLE. Lo siento por los que la verán doblada, ya que verán una mutilización de la misma.

No hay comentarios: