domingo, enero 25, 2009

Timeline


En un viaje de trabajo, a Londres (bueno a Richmond), en 2001 me compré uno de los últimos libros (por aquél entonces) del escritor Michael Crichton. No es de mis autores favoritos, pero es resultón y entretenido, y sobre todo, fácil de leer en inglés, ya que lo compré en una tienda en el propio Richmond. Aquel libro era "Timeline" y trataba de unos chicos historiadores y arqueólogos que estando estudiando un asentamiento francés (pueblo y castillo de la región de Dordogne) muy famoso por una batalla, se ven envueltos en un viaje en el tiempo a dicho lugar. Pasando del 2000 al 1357.

Tiempo después, en 2003 se hizo la película basada en el best seller, y hasta este fin de semana del 2009 no he podido verla. El reparto es conocido, o al menos hay rostros conocidos, destacando Paul Walker, Frances O'Connor, Billy Connolly, David Thewlis, Gerard Butler y Anna Friel. La película la verdad es que es bastante fiel al libro, y al menos, no han trastocado los pilares de este.

La cinta resulta entretenida, mezclando las aventuras en el ámbito medieval con la ciencia y las idas y venidas en el tiempo. Los 116 minutos pasan volando, y la escena final, crucial en la historia de la misma, es entretenida. Sin más, es una cinta de aventuras para pasar un rato. Si es cierto que carece de los atractivos del libro, donde el bueno de Crichton se hacía fuerte, que es en tratar de hacer creíble la historia. Para ello, había muchos puntos donde se conectaba el pasado con el futuro, detalles insignificantes a primera vista pero que luego eran súmamente reveladores. En la cinta, por aquello de que el espacio es más corto en la película que en el libro, se han limitado a dejar un par de ellos (las gafas y la tumba misteriosa), pasando muy por encima de ellos. Es decir, el libro es mucho más interesante, tan lleno de acción como la cinta, pero mejor desarrollado.

Los actores es tan bien, sin más. Tanpoco se puede pedir mucho a Paul Walker (que ese año se haría "famoso" por 2 Fast 2 Furious) ni a la compañera femenina Frances O'Connor. El único que hace un poco más de lo que se le pide es Gerard Butler (años más tarde se haría famoso por "300"). Por un lado, porque su personaje André Marek es mucho más interesante y tiene más momentos para lucirse, y por el otro, porque es el mejor actor del reparto. Por otro lado, Neal McDonough está desaprovechado, pudiendo dar más de sí.

En fin, una cinta para pasar un rato agradable, que podría haber sido un bodrio más adelescente, y sin embargo, tiene gancho y entretenimiento a raudales.

No hay comentarios: