domingo, febrero 22, 2009

Riesgo Calculado


El libro que me dejó mi compañera para leer en la vuelta desde El Cairo fue "Riesgo Calculado" de la escritora Katherine Neville. He de decir que he leído el libro sin saber que era de esta autora. Introduciendo a la autora, por si no habéis leido alguno de sus cuatro libros (que curioso que sea una best-sellera con sólo cuatro libros, el último de ellos de hace menos de un mes), Neville es una escritora estadounidense, conocida principalmente por su novela El Ocho, que fue un éxito de ventas mundial, ratificado después con la novela El Círculo Mágico. Ha escrito además otra novela, esta "Riesgo Calculado". En diciembre de 2008 publicó la continuación de "El Ocho", titulada El Fuego.
"Riesgo Calculado" es su primera novela. Leída después de "El Ocho" se pueden observar las ideas, y las maneras de escribir que luego fueron éxito de ventas. Pero en "Riesgo Calculado" no funciona. Veamos, el argumento podría ser algo así: "Verity Banks es una persona excepcional. No sólo es la única mujer que pertenece a la élite mundial de los banqueros, sino que ha logrado que su mundo sea un refugio seguro donde todo esté previsto. Ella es la jefa de seguridad, vicepresidenta del Banco Mundial. Pero algo no funciona. Su jefe es un perfecto cabrón, y encima las cosas no salen como ella querría. La aparición de Zoltan Tor, genio de las finanzas y la informática, así como su mentor, dará al traste con su estabilidad. En el intento de demostrar que los sistemas de seguridad de los bancos son muy vulnerables, Verity se verá obligada a arriesgar su tranquilidad a cambio de la pasión que le ofrece lo desconocido."

El libro es entretenido en las primera páginas. Más o menos por la mitad, cuando aún estamos ante la presentación de los personajes y sus motivaciones. Las cosas no son lo que parecen y el lector puede entrar en un juego con la escritora de sorpresas, acción e intriga por ver que pasará. Pero a partir de ahí, el desconcierto toma las riendas del libro y la verdad es que baja muchísimo el tono del mismo.

Es decir, mientras hay un personaje misterioso (Zoltan Tor), la protagonista tiene las riendas de la historia, y los malos son muy malos, todo funciona. Pero luego todo cae en una historia romántica que no viene a cuento, los personajes son muy volubles y según le interese a la autora se comportan de manera nada coherente. El personaje misterioso no lo es tanto, y el lector pierde interés en él, tanto como el propio libro. Se usan las típicas tonterías para acceder a los súper sistemas de seguridad. Y basta con saber una contraseña para robar cientos de miles de millones de dólares...anda ya !!!

Además, el otro punto que no encaja, y que viene a colación de "El Ocho", es que Neville inserta, entre la historia actual, unos retazos de los siglos XVIII y XIX, sobre banqueros. Si en "El Ocho" el juego atemporal, y las historias paralelas tenían mucho sentido, aquí no sirven para nada. SOBRAN. No aportan nada, y encima no hay por donde cogerlas, ya que el batiburrillo de datos, personajes y escenas históricas es amplio. Es fin, un desastre.

Estamos pues ante el primer libro de una autora que luego se consagró con la venta de millones de ejemplares de "El Ocho". Si aquel libro era entretenido y tenía todos los ingredientes de "best-seller", este tiene todos los gérmenes de su hermano, pero no llega a ser bueno, y se queda en un quiero y no puedo sin más.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: