lunes, marzo 30, 2009

The Boy in the Striped Pyjamas


"The Boy in the Striped Pyjamas" ha sido la única película del fin de semana, basada en la novela homónima de John Boyne. Novela que no he leído, ni falta que hace, pues con la película ha quedado completamente destrozada. Y aviso, entiendo que lo que yo voy a contar de la película desvela las sorpresas del libro, tal y como a mi me han quedado desveladas.

La historia de la película es la siguiente (proviene de la Wikipedia): "Bruno, un niño alemán de 8 años durante el régimen nazi en la Segunda Guerra Mundial, ignorante de la tragedia que rodea a su tiempo, es hijo de un estricto comandante que acaba de ser asignado a su nuevo puesto en un campo de concentración. Bruno se ve entonces repentinamente obligado a mudarse,y está muy molesto por la situación, se desespera por no encontrar ningún amigo con quien jugar en su nueva casa, más pequeña y con menos terreno para explorar, uno de sus hobbies. Desde su ventana se puede ver, al otro lado de la carretera, un grupo de casas tras una valla y mucha gente vestida con pijamas de rayas. Todos los que allí se encuentran son judíos confinados en el Campo de concentración de Auschwitz. Bruno, en su inocencia, da por supuesto que son granjeros. Un buen día, en una de sus exploraciones por los alrededores de la casa, siempre a escondidas de su familia, se encuentra a un niño al otro lado de la alambrada, de 8 años, como él. Bruno y Shmuel comienzan a quedar con regularidad, Bruno de vez en cuando le lleva comida y Shmuel habla a Bruno de cómo es su vida al otro lado de la alambrada, de cómo era antes, de su familia. Bruno y Shmuel se hacen amigos. "

La película está bien dirigida por Mark Herman. Que además firma la adaptación del guión. Este es un director intimista, que se recrea en las imágenes para trasladar los sentimientos que él cree que tienen las escenas. Recuerda mucho a su mejor cinta "Brassed Off " (aquella con un jovencísimo Ewan McGregor). Herman se detiene en algunos momentos, en algunos encuadres , para esperar a contar una pequeña historia. Esto es muy visible en los últimos 15 minutos finales, en el desenlace de la cinta. Se recrea en los barracones, en el bosque, en el cielo, para ir resaltando las emociones y los sentimientos que luego vendrán. Durante la mitad del metraje, lo hace por ejemplo con el columpio que fabrica el niño, las escenas en la mesa durante las cenas, etc.

Además, la cinta es dura. Tiene escenas impactantes, y sus 15 minutos finales son duros, fríos y sin concesión. También hay momentos emotivos, como casi todas las conversaciones iniciales entre los dos niños.

Las interpretaciones son sencillas y sin grandes dramatizaciones. Los niños son eso, niños. Vera Farmiga (la madre) lleva buena parte de la carga dramática, dándole la réplica David Thewlis como el duro comandante del campo y el padre de familia. Pero sin más.

Técnicamente cuenta con una buena banda sonora del no menos bueno James Horner. Se nota su mano a la hora de poner unos instrumentos sobre otros para enfatizar momentos de la cinta. Muy bueno su trabajo. La fotografía de Benoît Delhomme es impresionante. Lo recordaba por su ambientación en "The Merchant of Venice" de las luces naturales y los interiores, pero aquí, tanto en el interior como en el exterior se sale. Además, el diseño de producción y vestuario está perfecto.

Pero con todo esto, la cinta me parece que no funciona. Lo siento, no me ha transmitido nada. La historia, en la película, es 200% predecible, incluso el final (aunque he de decir que barajé algo tan cruel pero aún más malicioso como final....) está "televisado". Además, lo siento, pero no me enterneció ni me entristeció en ningún momento. si, es dura. Todo lo que rodea al Holocausto es duro, pero eso no quiere decir que el mérito sea de la película, sino de la propia historia que por desgracia está escrita. No cuela el intento de arrebatarme una lágrima fácil con eso de ver el genocidio desde los ojos de un inocente niño. Además, no cuela su inocencia, ni mucho menos los recursos de la hermana abducida, el padre fiel al ejército y todo eso. El final, más "peliculero" imposible, intentando que creas que cualquier solución (buena o mala) aún es posible. En fin, que la cinta me parece vacía una vez que las imágenes han sido vistas. No funciona, no cala.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: