miércoles, mayo 06, 2009

Artificial Intelligence: AI


Creo que en este blog no había escrito ni una palabra sobre la GRANDIOSA "Artificial Intelligence",. Este fin de semana, por enésima vez la vi entera. Trataré de plasmar lo que significa y significó en su momento la experiencia Spilberg de este película. "AI" me pareció una obra maestra, con todas las letras, y de cabo a rabo...ES ACOJONANTE, pura poesía fílmica (Kubrick se habría desmayado de gusto al verla, pues era consciente de las diferencias que separaban el cine de ambos, y al parecer admiraba ese lado emocional de Spielberg (pues le propuso antes de su muerte el realizarla con él) que él nunca quiso o supo llevar al cine, y que aquí Spielberg lleva de la mejor manera posible), emocionante, desgarradora, muy cruel, está brillantemente filmada por un autor en el cénit total de su creatividad, es deslumbrante, y pareció inmensamente más madura, adulta y profunda y por supuesto conmovedora que el soldado Ryan!!!

No seré yo el que arrastre por el fango a Spielberg por ser Spielberg y por adoptar el tono de cuento, y el punto de vista de un NIÑO robot (su capacidad de amar, su anhelo de ser correspondido, su miedo ante la pérdida de su madre, su obstinada y desesperada búsqueda conmueven a una piedra, y están narradas, visualmente, por Spielberg de manera genial y muy delicada, y contenida), prodigioso, arrollador Haley Joel Osment.

Spielberg está fino, delicado, profundo, desgarrado interiormente, y más maestro que en "ET", más puro, y maduro que nunca, en una de las cumbres de su carrera, y en lo que realmente sabe hacer, mostrando un magisterio arrollador. Dos horas y media del mejor cine que hoy por hoy se puede ver...en una película que esconde mucho más que el infantilismo o la superficialidad que muchos, equivocadamente y en una lectura apresurada y superficial, le achacaron.

Desde que vi "IA", para el que esto escribe, el alma atormentada y desgarrada DE UNA MÁQUINA (más humana que los propios humanos) tiene ya una tercera obra maestra que se erige orgullosa, y por méritos propios, al lado de "2001: A Space Odyssey" y de "Blade Runner" se llama "A.I." y su director es Steven Spielberg...Mr. Spielberg es usted un MAESTRO y un cineasta COLOSAL.

Nota: A partir de aqui se destripa la trama...avisado quedas.

La primera hora perfecta en todos los sentidos y un diez (sólo hay que recordar cómo se abría la cinta, con esa reunión corporativa, que parece una charla universitaria distendida)...una primera hora que es un tesoro, lleno de imágenes inolvidables: la de David abandonado en el fondo de la piscina, la de la madre activando el protocolo de implantación, la del hijo enfermo volviendo a casa, la de las tijeras, la de David siendo reparado consciente ante la madre, el oso (un auténtico roba-planos, un personaje genial, y mira tu por donde, es un puto muñeco) único que se preocupa por David cuando este es abandonado en el fondo de la piscina, etc. Además, es una primera parte de un muy calculado pudor en el dominio y la manera de mostrar los sentimientos.

Luego hay otra hora de película a la que sinceramente tampoco le pongo defecto, pero que si podría ser la más floja de las tres partes de la cinta: Asistimos a la Feria de la Carne, espectáculo brutal (precedido de la cacería, soberbiamente filmada) y de una crueldad infinita, los asesinatos de los mecas son realmente escalofriantes (y en todos ellos encontramos expresiones más humanas, que las que expresan los actores humanos de la película, todos neutros e inexpresivos, salvo la madre, que tampoco es el colmo de la afectividad). La muerte del meca que protege a David, y su sonrisa que se derrite es tremenda. Lo del Doctor Know reconozco que es facilón, pero no malo. Luego la inocencia de los mecas, y la manipulación a la que son objeto (los llevan donde quieren) es descorazonadora.

Vuelo a Manhattan y la película (si es que eso era posible) se eleva ya a unas cotas de un lirismo desgarrador...las imágenes de Manhattan inundado (la caída de la civilización humana en el abismo), el conflicto interior del Doctor que creó a David a imagen de su hijo muerto, el laboratorio, los David en serie embalados, los primeros ramalazos de odio y celos humanos de David asesinando a su clon, el suicidio del niño tirándose el vacío (en una de las mejores y más atroces imágenes de todo el cine de Spielberg), las geniales imágenes submarinas...en fin, colosal.

Pero luego tenemos un epílogo de unos veinte minutos sobre el cual diré:
  • ¿Qué pasa que la película tenía que acabar con David muerto en el fondo del mar congelado para ser mejor?
  • ¿Qué mensajes es ESE?
  • ¿Ese final haría de "AI" mejor película, más adulta, madura y realista que la que es?
¡¡¡¡MENTIRA!!!!! El pesimismo, la negrura, la amargura, el fatalismo no tienen que ser por fuerza y SIEMPRE (y menos en el terreno de la fábula, y de la ciencia ficción donde se mueve la pinícula) más maduros, coherentes, y realistas que la esperanza. A mi no me parece ningún crimen lo que hace Spielberg...le da a su hijo, a su criatura, un día de felicidad (el pobre David, y esto es DESCORAZONADOR, cada vez pide menos, ya al final ni siquiera pide ser humano, se ¡¡¡¡CONFORMA CON VER A SU MADRE UN DÍA!!!!!!) y Spielberg le da ese día de felicidad (felicidad TAMBIÉN, con fecha de caducidad), menudo crimen Señor Spielberg, porque al parecer el niño después de esa búsqueda desesperada tenía que morir congelado en el fondo del mar, sin haber ni rozado su sueño...el mundo es así de cabrón, la humanidad es así de hija de puta y esta es la cloaca en la que vivimos y que hemos creado (y que debe incluso emponzoñar las fábulas y los géneros de ficción).

Posiblemente, la tragedia sería la cinta de Kubrick, pero no es una película de Kubrick híper-realista (que eso era Dios Kubrick, un HÍPER-REALISTA), es una película de SPIELBERG...y él dio lo mejor de sí, lo más sincero, frágil y emotivo de su persona, en un final melodramático sí, (aunque mucho más contenido y pudoroso de lo que recuerdo que se decía en su momento), pero acorde con lo que Spielberg ha defendido toda su vida, y acorde también para los que piensan que la Humanidad aún condenada, puede dejar belleza tras de sí, en sus mejores obras, David (un meca de última generación), o "AI" una pinícula absolutamente genial...belleza recogida por otras civilizaciones (en este caso extraterrestre) en un memorable plano de un ceremonial absolutamente místico: la llegada de la nave (en un Manhattan congelado) en un sólo plano (que te deja pegado a la butaca o el sofá), la música de Williams con un coro de bajos, y la resurrección de David te hace sentirte preso de una rara espiritualidad (y no hablo de religión), muy difícil de rastrear en otras pinículas del género...es el estilo "trascendental" de Dreyer, Herzog o Bresson combinado con la ciencia-ficción y con el cine USA de una forma tan atrevida, y con resultados DESLUMBRANTES, inéditos hasta ahora.

"A.I." enseña un mundo tan cruel (y por desgracia, no tan difícil de imaginar y muy cercano) como aquel en el que los humanos tienen francamente mermadas (sino amputadas) sus emociones, y en el que seres mecánicos son capaces de resultar emocionalmente más bellos, generosos, desinteresados, puros y humanos (más humanos que los humanos, como se decía en "Blade Runner") que los propios humanos...¡¡¡¡ATERRADOR!!! La lágrima de David (una lágrima que contiene un océano) no es menos emocionante (y menos dramática) que la canción de HAL antes de ser desconectado, o la confesión de Rutger Hauer en "Blade Runner" antes de morir...es el mismo Requiem, NO del androide, SINO del HUMANO que lo condenó a ese final, demostrando que él mismo ya estaba condenado cuando era capaz de dejar morir así tanta belleza.

"A.I" esconde mucha más madurez y crueldad que la que presenta a simple vista. En todo el bloque final, Spielberg (muy sutilmente, como siempre cuando está inspirado, y tiene el día) presenta también el nacimiento de un complejo edípico en David, no es casual que en todo el bloque el padre esté ausente, que el niño y la madre estén juntos en la cama en numerosos minutos (que la madre aparezca más bella y sexy, con ese insinuante camisón, que nunca), o que David la trate también como un adulto: "¿Te preparo el café?"...todo esto no es casual, siendo Spilberg, no hay casualidades.

Y sí, puede que como bien se decía, la reacción del público en la Feria de la Carne no sea muy creible, o que en los 25 minutos finales, a lo peor sobren UN PAR de minutos. Pero no le doy importancia, igual que tampoco le doy importancia a una elipsis mal resuelta o un salto de eje en una película genial, con un estilo y una mano de autor descomunal, que le vamos a hacer, soy un cinéfilo visual, de obra....veo los distintos árboles que forman el bosque, veo la belleza de éste, y poco me importa que un árbol tenga una rama rota, me importa más el conjunto y la tierra que lo sostiene, es decir la voz y la personalidad del autor, y en "A.I." ésta es impecable, y con una madurez, un dominio del cine y su narrativa, y una sensibilidad dominada como nunca antes yo le había visto a Spielberg, al igual, y mira tu por donde, la misma sensación de dominio del Cine, de AUTOR, SOBRE TODO DE AUTOR, que sentí cuando vi Star Wars por primera vez, o hace menos, cuando vi el Episodio II (o el EPIII), cuando le dije a Lucas, ¡¡¡AHORA SI !!, esto es cine de autor, con voz y personalidad única y propia.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: