miércoles, mayo 27, 2009

La primera vez...en la Fórmula 1 (1/5)

He encontrado un texto que merece la pena recordar. Se trata del diario del viaje a la Fórmula 1 que hicimos Jorge y yo en 2003. Dedicado a Jorge, por supuesto

Jueves - 01/05/03

Todo comenzó con un viaje en avión normal, desde BIO a BCN. Llegamos por la mañana. Nos trasladamos en tren (sin saber aún que ese sería nuestro método de transporte más usado) a la estación de Sans. nosequé Allí consignamos el equipaje y mochila en ristre nos fuimos al salón del automóvil. La cola para entrar era ¡¡¡ MONUMENTAL !!!, menos mal que nuestros pases de F1 permitían el acceso directo (y de gratis) al certamen.

Poco tiempo estuvimos, pues dos horas y media más tarde habíamos quedado para comer por ahí. Lo que vimos en el certamen básicamente se resumen en: ¡¡¡AZAFATAS DE OPEL!!! Dios que mujeres. Elegidas estrictamente (supongo) y metidas en un precioso traje blanco y verde, lucían todas como nunca. Bueno, había coches de esa marca..pero eso es lo de menos. Del resto, destacan sobre manera el Audi Nuvolari, precioso, y como no, mi porche Carrera GT. Impresionante, que grandeza. También vimos alguna novedad más de BMW, pero en fin, poca cosa. No pudimos montar en nada (¡¡¡no esas tampoco!!!) más que nada porque yo no había llevado el carné de conducir y porque había unas colas de muerte.

Comimos por ahí, y cuando volvíamos al Salón, decidimos a última hora, ir al circuito de F1 porque ese jueves era día de puertas abiertas, o sea, visita al Pit Lane. Cogimos en Sans el tren a "Munmmelo", y nos sorprendimos con los catalanes, porque son bastante desorganizados en las estaciones de "rodalies" (cercanías). Los andenes se comparten entre cercanías y largo recorrido, entre diferentes líneas sin una información adecuada, en fin, bastante caótico, pero como somos unos chicos muy listos no nos perdimos, aún. También es sorprendente el hecho de que tengan trenes de cercanías de ¡¡¡ dos pisos !!!, son muy chulos y de más del doble de capacidad que los normales.

Llegamos a Montmelo, y había unas ligeras indicaciones de como ir al circuito. Al menos salimos del pueblo correctamente y ya vimos los primeros indicios de un GP: Tiendas, Merchandising, banderas y mucha gente del Osasuna por todos los lados. En llegando a los alrededores del circuito, vimos un cartel "clarificador" sobre como llegar, pues bien, ¡¡¡de clarificador nada!!! fuimos pal lado contrario, y acabamos en una carretera cortada, frente a un talud. Nada, campo a través, agujero que te crío, caída, y con muchas bolitas de esas con pinchos en el chándal, llegamos al camino, y por fin !!!la entrada principal!!!

Tras enseñar el pase, ...cruzamos la pista..si si..la pista..justo en mitad de la recta de tribunas, bajo la columna marcador, y allí, me di cuenta, de que el sueño, no había hecho más que comenzar....Que impresión da ver una recta de 1,4 Km., con subida y bajada, con un asfalto de F1, de 12 metros de ancho, y estar allí..Que bonito. Pude observar como se te ponía la piel de gallina.

La visita al pit lane fue increíble. Todos los equipos estaban haciendo algún tipo de pruebas. Había monoplazas en algunos boxes, y pudimos ver de cerca las máquinas de combustible, las pistolas de las ruedas, etc.. Que de detalles hay en un box!!!. Había mucha gente, sobre todo frente a los boxes de McLaren, BMW y, como no, Fegagi (al cual ni pudimos llegar). Vimos a Barrichelo, al hijo de la gran puta de Schumi, Ralf, y mucho más cerca, casi rozando, a Montoya. Además, Pizzonia, que al principio sólo unos pocos reconocimos, se paró delante mío, jalonado por unas jovencitas para que se sacaran unas afotos. Ellas le gritaron: "Pizzoooniaaaa Belllo"..yo..como un presagio: "Pizzooooniaaaa Acabar, acabar" a lo cual puso un careto. Jamás supusimos que con este comentario el futuro de un gran piloto quedara marcado durante el fin de semana.

La visita tocaba a su fin, esta vez, pasamos delante del podium (sin preparar aún) y pasamos por debajo de la pista. Aún dentro del circuito, en la zona de tribunas y peluses, decidimos encontrar nuestros asientos y luego recorrer en paralelo el circuito. Hay que andar mucho, más de lo que parece, y sin haber recorrido la mitad, decidimos dejarlo, porque se hacía tarde. Tuvimos tiempo para echar un vistazo al equipo de Porche Michelín GT3 deWalt Racing, del que nos hicimos adeptos para esa carrera (por lo tanto les condenamos al fracaso absoluto). A la vuelta, sin más, utilizando nuestras grandes dotes de orientación las cuales aprendimos en la mili nos perdimos. Fuimos por donde no era, y tuvimos que volver atrás, a lo conocido, pero anduvimos mucho, mucho más de lo necesario, y por ende se nos echaba encima la noche. Llegamos cansados al tren, pero eso sí, ya sabíamos con seguridad el camino bueno ;) ;).

Llegamos a casa, cenamos, y a descansar que aún quedaba mucha F1 por disfrutar.

- continuará -
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: