martes, junio 09, 2009

Terminator Salvation


Tanto "The Terminator" como "Terminator 2: Judgment Day" son dos películas muy buenas y de las cuales guardo un grato recuerdo. Ambas por razones dispares, siendo la primera una gran cinta de ciencia ficción, suspense y gran guión, y la segunda por una gran continuación, unos efectos especiales increíbles y otro guión bien elaborado, aunque peor que la primera. De la tercera parte de hace unos años, prefiero no hablar. Fue una mierda impresionante. Llega pues a las pantallas "Terminator Salvation" que, siguiendo la moda, es una precuela futurista (toma frase que me acabo de inventar). Y no podía por menos verla.

La primera impresión es mala. No me ha gustado. Me parece VACÍA. Muy mal guión que no aporta nada. No me parece justo hacer una película con "retazos" argumentales de la primera y la segunda y quedarse tan pancho. El guión, a parte de no aportar nada es muy desigual en cuanto a los personajes. Los secundarios como Kyle Reese, Dr. Serena Kogan, General Ashdown o el propio John Connor son muy mal retratados. Y sin embargo hay creado un personaje totalmente nuevo, robaplanos y muy interesante que se convierte en el centro de la película sin proponérselo, Marcus Wright, del que nos cuenta todo el devenir y destino.

La historia es la siguiente: "John Connor se encuentra en un futuro que no es el que esperaba. Durante muchos años su madre y todas las señales que llegaban del futuro le descubrían como líder de la humanidad en su perdida batalla contra las máquinas. Esta vez Connor es uno más, cabeza visible de su unidad de combate pero nunca tomado en serio por los de rango superior. ¿Dónde han quedado las múltiples premociones apocalípticas que le transmitió su padre, le contó Sarah y le confirmó un T-800 que estuvo a su servicio?. El futuro se viste de batalla, un enfrentamiento total entre hombres y máquinas por la libertad de los primeros y la destrucción de los segundos. Los supervivientes al Apocalipsis nuclear son cazados y cosechados con esmero para ser estudiados y más adelante eliminados.

La película es entretenida, pero no aporta nada. Se aleja de la narrativa de las dos primeras, poniendo los efectos especiales como primer argumento ante todo lo demás. Si que es cierto que son efectos especiales BUENOS, bien hechos, y que la cámara no marea ni aburre. Hay, además, un cuidado diseño de producción y otros aspectos técnicos, como la gran banda sonora de Danny Elfman.

Pero lo que concierne a las interpretaciones es bastante floja. Christian Bale está soso y eclipsado en el guión por el personaje de Marcus Wright, cuyo actor Sam Worthington es el que más se esfuerza. El resto está desperdiciado por el guión.

En fin, tampoco quiero extender más. Una peli de acción que se deja ver, pero que nada tiene que ver con la saga de las dos primeras cintas. Aprovecha las ideas de aquellas para componer una historia pero esta es muy floja y vacía. Los personajes están mal llevados y no hay sustancia.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: