lunes, julio 27, 2009

Coche alquilado...luces y sombras

Pues si. El coche alquilado de la semana pasada, ha sido una sorpresa, una alegría pero una tristeza. Es como el Ying y el Yang, como el día y la noche. El coche era un Ford Focus 1.6 gasolina de 100cv. No había tenido ningún Ford alquilado en más de 100 coches alquilados que llevo desde 2005. No lo oculto, FORD es mi marca más querida. No creo que sea la mejor, ni la peor, tiene cosas buenas y cosas malas, pero es la que más quiero. No en vano, mi coche, que me encanta, es un Ford. Es la marca de la familia, hemos tenido varios y siempre los querremos.

Por lo tanto, cuando la chica de la empresa de alquiler me ofreció el Focus, no lo dudé. Y que coche. Me ha parecido precioso. Que conste que he alquilado el último modelo. La unidad de alquiler tenía tan sólo 5000 km, fabricada en mayo en Almusafes, o al menos, la ficha técnica estaba firmada en esa fecha en la localidad valenciana.

Es un coche marcadamente deportivo, ancho, compacto pero más grande de lo que parece. Las plazas delanteras son inmensas. El espacio entre los dos asientos es enorme, y da para varios compartimentos para bebidas, el móvil, gafas de sol, etc. Muy amplio. El puesto de conducción es soberbio. Ni muy alto, ni "desparramado". Pero hay dos cosas que llaman la atención. El salpicadero y el volante. El salpicadero, en tonos negros y plateados, con indicadores redondos, luminosos y con una consola central sencilla pero funcional, destaca. Las agujas, en rojo, con una iluminación delgada pero intensa son preciosas. Muy deportivo.

El volante es súper cómodo. De 4 radios no simétricos tiene un tacto increíble. Es ligéramente cóncavo, muy manejable y como digo comodísimo. Permite poner muchos tipos de configuraciones en las manos, tanto para conducir con las dos, como cuando tienes que hacerlo con una sóla. Es sin duda, el mejor volante de coche que he conducido. Un diseño perfecto. Además, los 5 botones del control de velocidad se integran muy bien. Incluso están acolchados por detrás. Por cierto, que están igual de dispuestos y son los mismos que en mi coche. 11 años después, Ford ha seguido manteniendo la misma disposición en el control de velocidad. Grande.

El resto del coche es muy funcional y estéticamente muy bonito. Con esas formas redondas de Ford, si, abusando quizá de los plásticos, pero con una calidad muy superior a la de Seat o Renault (se nota, de verdad, la calidad es muy buena) deja un interior sencillo pero atractivo. La consola central (radio CD y climatizador) es más bien minimalista, pero siguiendo con los juegos de luces rojas (como el salpicadero) y los tonos plateados. El climatizador me ha sorprendido por que es de reducidas dimensiones, pero contiene TODO lo necesario. Bien por Ford, alejado de esos displays desaprovechados. La radio (Ford 6000 CD) funciona de maravilla, y viene equipada para conectar teléfono móvil (9 teclas más * y #) y tomas auxiliares, aunque esta unidad no disponía de la conexión.

Otra cosa destacable es el portón trasero. Se abre mucho, dejando un espacio para el maletero (de capacidad normal, sin alardes) inmenso. No hay problemas de acceso. Además, la luna trasera es muy inclinada, que pensaba que sería un problema para ver por el espejo retrovisor interior, pero para nada. Hay visibilidad muy grande, más que en modelos como Megane, Leon y Astra.

En fin, un coche precioso...pero....El motor. Esta motorización es una mierda. Así, sin más. Los números me avalan. He hecho 878 km. Ha consumido 8,5 litros de media. Si, lo que leen, ocho con cinco litros a los cien kilómetros. Y prometo, que he ido en todo momento con el control de velocidad a 120 km/h en autopista. De hecho, la media de velocidad ha sido alta (he rodado algún que otro kilómetro por Bilbao, Zaragoza y Huesca) quedando en 77 km/h. Vamos, una ruina.

Además, lo peor, es que son 100cv de un motor sin potencia. No tira. En tercera, a 60km/h, por mucho pisotón que le pegues, no acelera. Se queda muerto. Es decir, unos consumos altísimos e incomprensibles con una nula respuesta en el motor. Y siendo gasolina. Es una decepción.
Fue una decepción tremenda. Un coche tan bonito, tan resultón, y con una motorización, en esta unidad de alquiler, de mierda. Me gustaría probar un TDCi de 120cv o más. Para ver como puede resultar con una equipación bajo el capó delantero decente.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: