domingo, julio 05, 2009

Ejecutiva en Apuros


Esta ha sido la película de este fin de semana. Empecemos con una nueva muesca en la culata del revolver contra los traductores. A ver, ¿qué c*ñ* tiene que ver "Ejecutiva en Apuros" con el título original "New in Town"?. ¿Porqué tanta anti-cultura? ¿Somos los espectadores imbéciles? ....lo sigo sin entender.

Volviendo a la película, es MALA. MUY MALA, nefasta. Al igual que los traductores creen que los espectadores somos imbéciles, los guionistas Ken Rance y C. Jay Cox también lo piensan. Han creado un guión imbécil y sin sentido.

La cinta tiene TODOS, y cuando digo TODOS son TODOS los ingredientes de TODAS las comedias fáciles y románticas de chica listilla en apuros que va a un pueblecito donde cree que todo el mundo es inferior a ella. Ocurren todas las escenas, caídas incluidas, que ya hemos visto en cientos, miles de comedias estadounidenses y españolas del mismo pelo. De hecho, la propia Renée Zellweger ha hecho esto mismo varias veces.

La cinta no despierta la mínima carcajada, pero es que no sólo fracasa en la parte cómica, sino la parte "interesante" así como la romántica es estrepitosamente mala. No hay química entre Renée Zellweger y Harry Connick Jr.. Nada. Cero. Ambos no sólo están fatal en sus respectivos papeles. Sin gracia, sin interpretación, sino que la historia romántica, el enamoramiento entre ellos parece imposible a todas luces. En las escenas juntos, tienen la misma compenetración y saber estar que tendrían un gato montés y una tostadora...y que cada cual piense quien es la Zellweger y quién el Connick.

Hay escenas que son de vergüenza ajena, y la sucesión de chistes y situaciones nada graciosas, con el telón de fondo de los "paletos" versus la industria, la nieve y demás, son verdaderamente bochornosas. Además, todo ocurre muy deprisa, como si encima, guinistas, director y actores, quisieran terminar de perpetrar esto lo antes posible. Esto hace, que encima, la sensación de mal hecho y sin sentido sean aún más acuciante.

En fin, una mierda de película. Menos mal que no he pagado por ella, nadie debería pagar por esto.

No hay comentarios: