jueves, julio 16, 2009

Ubuntu


Ya os he hablado alguna vez de mi "amor" por el software libre y en general por linux. De hecho, desde hace muchos años, en el portatil de trabajo siempre tengo una partición con una "distro" de linux. Me ha salvado de perder datos. Además, llevo una "distro" que se puede ejecutar desde DVD también por si las moscas.....y sino que se lo digan a mi madre, por ejemplo.

A la vuelta de las vacaciones, decidí cambiar mi distribución de linux (una Kubuntu 8...) por una nueva. En realidad, Kubuntu, en su última versión (9...) no me iba bien. Además, no me he hecho con el KDE 4 ...así que, decidí probar otra. Salvando mis datos y demás, me puse a ello. Formateo de la partición e instalar Ubuntu 9.04 Jaunty Jackalope, con escritorio Gnome.

Y la verdad es que ha sido una gozada. Gnome se ha adaptado a mi de manera perfecta. Y las aplicaciones y los programas me van genial. Tardé menos de 30 minutos en hacer la nueva instalación. Todo sin un sólo problema y SIN UNA SÓLA VENTANA DE TERMINAL. De hecho, y esto me parece importantísimo, desde que la instalé, hace 2 semanas y pico, sólo una vez, he tenido que hacer algo imprescindible desde una terminal. Fue modificar un archivo de configuración. Sólo una vez. El resto, a través del interfaz gráfico Gnome y las aplicaciones se hace sin problemas. Ojo, no digo que por razones personales no haya abierto miles de terminales, para hacer cosas que me gustan hacerlas por terminal porque voy más rápido o me sé el camino de memoria, pero eran decisiones mías. Tenía alternativa sin terminal.

Me sigue maravillando la comunidad que hay detrás, y lo fácil que es instalar nuevas aplicaciones. Con el programa Synaptic es tan sencillo. Buscar, leer la información, hacer click en instalar, aplicar cambios y listo. No tienes que preocuparte de más.

Nautilus como navegador de archivos me ha parecido excelente. Muy fácil de acostumbrarse y totalmente congifurable. El tratamiento de las fuentes, y de los gráficos en esta distribución es precioso. Es mucho más bonito que en el estandar de Windows.

El escritorio GNome es muy bueno. La posibilidad de configurar con "applets" pre-definidos un montón de cosas es excelente y tan sencilla. Además, la configuración por defecto de "aplicaciones", "lugares" y "sistema" me parece un gran acierto. Todo está "a mano" nada más arrancar el sistema.

Además, para los que hacemos varias cosas a la vez, no hay nada como Linux. No sólo en el escritorio puedes tener n escritorios, donde poner aplicaciones. Así puedes ordenarte en base a "saltar" de un escritorio a otro. Sino que además, en la misma máquina, puedes tener varias sesiones abiertas a la vez, pasando de una a otra con CTRL + ALT + F1..F7 (en esta última está la gráfica). En cada sesión puedes tener al ordenador haciendo varias cosas. Y se trata de que realmente está haciendo varias cosas a la vez. Impagable.

Como tengo instalado Windows XP además de Linux, el acceso desde Linux a la partición de Windows es automático y directo. Puedo abrir, leer, escribir y modificar archivos de dicha partición sin problemas, lo que me permite trabajar con ambos sistemas. No tengo problemas para conectarme a servidores remotos, aunque sean MS Windows, ni para conectarme a redes Mircrosoft. Para eso hay protocolos estandar que me lo permiten. Ojo, sólo desde linux claro. El sistema de Microsoft no permite eso, apesta.

Por cierto, he demostrado en estas dos semanas y pico que puedo trabajar (y ocio también) sólo con Linux. Salvo una aplicación (MS Project) todo, TODO, T O D O, lo demás, puedo hacerlo. Y lo de Project es porque es una aplicación propietaria que no comparte la definición de los archivos.
Con el resto, siempre hay una alternativa libre para trabajar. O incluso hay una versión hecha ex-profeso. Por ejemplo, en mi trabajo usamos IBM Lotus Notes Notes como aplicación corporativa de correo, de gestión interna, bases de datos, mensajería corporativa, y muchas más cosas. Usamos un cliente pesado en Windows. Pues bien, para linux, IBM tiene desarrollado su mismo cliente. Que casualmente, va más rápido, es más bonito, ocupa menos, se instala más faćil (como caulquier paquete Debian) y va mejor. Como tenemos licencias compradas, sólo es bajárselo de la Web Corporativa e instalarlo. Sin más.

También he podido configurar impresoras (tanto modernas como antigüas) sin problemas, cosa que con otras "distros" me había costado más. Y de verdad, sin necesidad de terminal ni nada, con el asistente de conectar a impresora.

De hecho, os dejo una lista (corta) de aplicaciones y programas para Ubuntu que creo son imprescindible de instalar, siempre con Synaptic, disponibles, mantenidas, se actualizan solas y demás:
  • Mozilla Firefox
  • Mozilla Thunderbird
  • Open Office
  • MDB Viewer
  • Gestión de proyectos - Planner
  • OpenProj
  • Tora
  • vsdump
  • Dia (aplicación de dibujos, en plan MS Visio)
  • python-uniconvertor
  • FileZilla
  • 7zip
  • Rar (la versión libre)
  • GIMP
  • GNU Paint
  • VideoLan
  • Skype
  • Citrix Reciber
  • VLC Media Player
  • WINE
  • Configurar Brasero para grabar CDs y DVDs
  • NetSpeed Applet
  • openprinting-ppds-extra Ubuntu package.
En fin. Sigo pensando que hoy en día, con una distribución como Ubuntu, nadie puede decir que no puede trabajar al 100% con linux, y con más libertad y posibilidades que con un sistema propietario, y encima, sin preocuparse de violar leyes, violar la moralidad o las licencias.

Mas información, aquí
Reblog this post [with Zemanta]

2 comentarios:

javirulo007 dijo...

Esto me lo tienes que explicar con calma :S
Hace tiempo que estoy interesado en olvidarme de licencias, keygens, etc, etc...
Ya te pillaré para que me cuentes cosas.

Alderaan dijo...

Encantado. Tu traes el portatil y la liamos :) :) :)

Saludos