lunes, agosto 24, 2009

Enemigos Públicos


Este fin de semana he visto la última película del singular e irregular Michael Mann. Se trata de "Enemigos Públicos", una cinta sobre gangsters, o mejor dicho sobre uno de ellos, así como las personas que lo perseguían y el nacimiento del FBI. Con un reparto de lujo: Johnny Depp, Christian Bale, Marion Cotillard y Giovanni Ribisi entre muchos.

La verdad es que era esperadísima, y sin embargo me ha dejado más o menos frío. Lo siento, esta cinta no me ha enganchado, y ni muchos menos es una gran película. Lo siento, pero el listo de Mann en cintas como "The Insider", "Heat", "Manhunter" y por supuesto "The Last of the Mohicans" está ya muy alto. Puede que esté a la altura de "Collateral" y por supuesto por encima de títulos menores de este director.

"Enemigos Públicos" nos cuenta básicamente, la historia de la decadencia del gran John Dillinger (Johnny Depp) y su banda de gangsters, famosos por su facilidad para atracar bancos en plena época de la depresión americana, lo que les hizo ganarse las simpatías de un importante sector de la población, como oposición a la mala gestión de los políticos y dirigentes del país. En la primera parte de la película, vemos un atisbo de esa época dorada de Dillinger y los suyos. Pero pronto nos movemos a la trama central: su persecución y captura por parte del futuro fundador del FBI y su mano derecha, Melvin Purvis (Christian Bale).

Técnicamente la cinta no tiene un sólo 'pero'. Michael Mann desea llevarnos a la década de los 30, pero no al estilo clásico, sino “realmente”, dando la impresión de que más que estar viendo “una de gángsteres”, estamos asistiendo a un espectacular documental moderno. Es como si Mann se hubiera llevado una cámara a los años treinta y grabase la acción tal como sucede, sin dramatismos, interpretaciones ni fotografía cinematográfica. El realizador vuelve a optar por el formato digital en alta definición, un formato al que recurrió por primera vez en ‘Collateral’, con magníficos resultados. La fotografía de Dante Spinotti es espectacular, así como el montaje. Pero sobre todo, el diseño de producción es fantástico. Huele a muchos premios, por cierto. Además, la banda sonora del bueno de Elliot Goldenthal le sienta como un guante.

Además, la mano genial de Mann para componer escenas de acción está más que demostrada. La primera fuga de la carcel es frenética y bien rodada, además de natural como ya decía. Los atracos están filmados con una gracia increíble, así como el resto de "tiroteos". A esto, muy pocos podrían vencer a Mann.

Sin embargo, es la historia lo que flojea. Demadiado larga, y demasiadas cosas que contar. Por un momento se centra en la vida de Dillinger, luego en la parte romántica de esta, tratando de que el espectador empatice con "el malo", para luego pasar al FBI y su creación (con un excepcional personaje de J. Edgar Hoover interpretado por Billy Crudup), para saltar al perseguidor, y así sucesivamente. ¡¡No sabemos de que va la película!!.

Exceptuando algunos fogonazos, de realizador experto y hábil, su película es fría, distante, incapaz de sacar todo el partido a un material fascinante.

Las interpretaciones de los dos protagonistas si son muy buenas. Me quedo con la de Bale, eso si. Johnny Depp, que brilla más o menos según las líneas del guión errante al que me refería. Sin embargo, Bale está genial. La interpretación de Bale es muy sólida, y tiene momentos muy brillantes cuando se enfrenta a Dillinger, a su jefe, y sobre todo en la última mitad de la cinta. Finalmente, decir que el doblaje es horroroso. Hay momentos, incluso, en que se nota que no se han doblado todos los comentarios..patético.

Otro elemento que falla en la película es que, exceptuando a estos dos, el resto del reparto pasa muy desapercibido, resultando muy chocante ver a actores tan conocidos en papeles tan breves e insustanciales; Billy Crudup tiene un poco de suerte, como dećia tiene un personaje muy interesante, y le dejan un par de escenas con algo de contenido. Sí tiene más presencia en pantalla la francesa Marion Cotillard, que interpreta a la chica de Dillinger, pero ni el personaje está bien escrito ni la actriz logra, con el poco margen que le deja Mann, hacer algo destacable. Simplemente está ahí, va y viene.

En fin, una cinta que es un poco desastre. Técnicamente está muy bien. Tiene ciertas escenas brillantes, pero el metraje excesivo, unos secundarios desapercibidos y que la historia realmente no interesa, la hacen naufragar..una pena..porque los mimbres eran excelentes.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: