jueves, agosto 20, 2009

Ethan de Athos

Acabo de terminar el octavo libro de la serie de Miles Vorkosigan, de Lois McMaster Bujold. Si en el anterior libro "Cetaganda" quedé sorprendido, una vez más, de la capacidad de la autora para crear nuevas aventuras del increíble personaje Miles Vorkosigan, aquí, la sorpresa ha venido por otro lado.

Dejarme que os diga, que aunque cronológicamente este sea el octavo libro de la saga, en el orden de publicación está situado mucho antes. ¿Por? Se trataba de una prueba que la propia autora hizo. Probó nuevos personajes, a ver que tal funcionarían. Está claro, que Miles Vorkosigan funcionó mucho más y mejor que Ethan Urquhart, la mercenaria Dendarii Elli Quinn, y Terran-C, pero aún así, esta novela es impresionante.

Es una novela de la saga, pero al increíble Almirante Naismith no aparece. De hecho, salvo porqué está ambientada en dicho mundo, y el nexo de unión es la mercenaria Elli Quinn (que ya aparecía en "El Aprendiz de Guerrero", podría no ser una novela de la saga. Pero lo es, y mucho, ya que todas las bondades y maldades de la autora, se siguen viendo reflejadas. Entonces, ¿Por qué te ha sorprendido?...

...Me ha sorprendido porque el planteamiento es EXTRAORDINARIO. Es fuera de serie, pero sobre todo ARRIESGADÍSIMO. Contiene unas ideas muy originales, y sobre todo, porque una mujer propone un héroe homosexual, y propone un mundo homosexual como partida. Ahí es nada, resulta casi una provocación que una mujer como Lois McMaster Bujold se atreva a imaginar un mundo en el que, gracias a la ingeniería genética, las mujeres no son necesarias.

"Ethan de Athos" tendría el siguiente argumento: "Athos es un planeta reservado sólo a los varones, un lugar que los Padres Fundadores han querido apartado y aislado. Un mundo en el cual, como no podría ser de otra manera, la mujer es un tema tabú. Un planeta donde la única sexualidad posible es la homosexualidad. Un mundo masculino. En ese mundo casi idílico, el joven doctor Ethan Urquhart, experto obstetra y hábil especialista en los replicadores uterinos, que han tomado en Athos el papel reproductor de la mujer, descubre que la dotación genética de Athos empieza a agotarse. Para desgracia de todo un planeta y una cultura, los recambios de cultivos ováricos adquiridos en el exterior a un alto precio han sido saboteados. El inocente y joven Ethan recibe del Consejo de Athos la misión de abandonar el planeta para adquirir, en la mayor brevedad posible, los imprescindibles recambios de cultivos de tejidos ováricos. Y, como era de esperar en una novela de Lois McMaster Bujold, Ethan se verá envuelto en un sinfín de aventuras en la Estación Kline, donde conocerá a la comandante Elli Quinn de los Mercenarios Dendarii dirigidos por el infalible Miles Vorkosigan."

Se trata de un planteamiento excelente, que da lugar a una novela amena, excelente en la narración. Una obra muy buena, que combina una inteligente y amena novela de aventuras, con una implícita provocación en el inevitable juego de los sexos. Como decía antes, que sea una mujer quien imagine un mundo sin mujeres no deja de ser paradójico y, desgraciadamente, me temo que no están los tiempos para este tipo de paradojas.

Además, "Ethan de Athos" incorpora alguno de los elementos, centrales de toda la saga, y en particular que me encantaron de "En Caída Libre". Si allí eran los quadrúmanos quienes tenían derecho a su libertad y autodeterminación, esta vez se trata de los posibles descendientes de ese que, sin serlo, parece un personaje secundario y del que, por razones obvias de no desvelar la trama, no voy a citar aquí por su nombre. Es un elemento añadido, que dentro de la historia de aventuras que es "Ethan de Athos" puede pasar desapercibido, pero que no me parece banal, ni mucho menos.

En fin, un libro que es un parón en las aventuras de Miles, pero que es una pequeña joya en los libros de Bujold. Contiene algunos momentos preciosos, como, por ejemplo, cuando Ethan explica en que consiste la paternidad en un planeta sólo habitado por hombres, o cuando uno de los personajes, sin querer desvelar nada, usa su "don" para entender lo que está pasando. Además, la protagonista, Elli Quinn recuerda, en muchos momentos, la inteligencia de su jefe, Miles, y como actuaría este.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: