jueves, septiembre 17, 2009

Patrick Swayze

Este martes saltó la noticia de la muerte de Patrick Swayze, que no ha podido superar, tras dos años de lucha, un cáncer de páncreas. A estas alturas, no voy a decir que el bueno de Pstrick fuera un actor genial, que mereciera cientos de premios o que fuera ninguneado (como he relatado de otros en este mismo blog). No. Mi dedicatoria en este Informe de la Minoría va, sencillamente, porque Patrick fue uno de esos actores que participó en varias películas que si se conviertieron en iconos de una época.

"Es increíble, Molly. No te imaginas cuanto amor me llevo"


Patrick Swayze, fue el actor que enseñó al público a bailar con "Dirty Dancing" y a llorar con "Ghost" (). Nativo de Houston e hijo de coreógrafos, el actor encontró su lugar en Hollywood sin problemas con papeles de galán, a veces rudo a veces más romántico, pero sobre todo con ritmo.

"Oh, come on, ladies. God wouldn't have given you maracas if He didn't want you to shake 'em"


Además, no sólo era actor de cine, sino bailarín, cantante y actor de teatro. Como decía en mi primer párrafo, no es que se convirtiera en un fuera de serie en cada una de las disciplinas, pero si, que lo hacía bien en ellas.

"It's amazing, Molly. The love inside, you take it with you"

Podría hablar de las innumerables películas en las que participó (empezó en el 79 con "Skatetown, U.S.A." e hizo más de 45 filmes y series de televisión, la última, que dejó inacabada "The Beast"), como por ejemplo "M*A*S*H", "The Outsiders" (donde compartió cartel con una generación increíble de actores y personajes como Matt Dillon, Ralph Macchio, Rob Lowe, Emilio Estevez, Tom Cruise, C. Thomas Howell, Sofia Coppola, ...), "North and South", "Ghost", "Point Break", "To Wong Foo, Thanks for Everything! Julie Newmar", y un largo etc. Pero no, no voy a hablar de ninguna de esas. Patrick Swayze será siempre, para mi, Johnny Castle en "Dirty Dancing". Esta cinta fue la primera banda sonora que compré. En vinilo, si, en disco. El bueno de Patrick incluso se atrevía con una canción: "She's like the Wind".

"Nobody puts Baby in a corner"


La película era una "ñoñez" de 1987, pero resultaba fantástica la combinación romántica entre Jennifer Grey y Patrick Swayze, juntada con una banda sonora de escándalo que ha sido, y lo seguirá siendo, una de las más vendidas de la historia (incluso gano el Oscar por la canción central de la película). Con una última escena climática como pocas veces, en una película de ese género, se ha hecho. Sólo el vestido blanco que luce Jennifer Grey en dicha escena, que luce espectacular mientras bailan, hace que merezca la pena llegar hasta el final. Una química entre ambos actores (ambos sabían bailar, así que hace más difícil el hecho de que al principio la Grey tenga que hacer de "pato") que resulta crucial, y que posíblemente fuera mucho mejor que la que tendría años más tarde con la Moore. Y como decía, con una música, y un ambiente festivo como pocas.

"Look, spaghetti arms. This is my dance space. This is your dance space. I don't go into yours, you don't go into mine. You gotta hold the frame"

En fin, sirva este pequeño rincón de homenaje al bueno de Patrick. Y como no, a mi mujer, que el martes estaba un poco más triste.
Reblog this post [with Zemanta]

2 comentarios:

javirulo007 dijo...

El primer texto de pie de foto y otro por ahi no se corresponde con el fotograma de la película que pones. El fotograma es de Dirty Dancing, y la frase es una de las últimas frases de Ghost, sino la última.
Siempre alerta para improvear el blog ;)

Alderaan dijo...

En teoría no son pies de foto, sino, efectivamente frases "recordadas" de las películas..pero, tienes toda la razón, ha quedado fatal.

La primera en decirlo fue mi mujer...

Pero prefiero no cambiarlo, una metedura de pata es una metedura de pata.

Saludos, y hablamos, que me pillaste mal esta tarde, reunido planificando una oferta larga y dura :) :)