martes, octubre 06, 2009

District 9

El pasado fin de semana pude disfrutar de una película a la que le tenía muchas ganas. No puedo ocultar mi filia a la Ciencia Ficción, y si una película la aborda dura y sin concesiones, pues es una "must have".

District 9 es una muy buena obra. Quizá no es redonday por tanto no es una obra maestra, pero ha estado cerca. Ciertamente es una de las películas más estimulantes, inteligentes, espectaculares y entretenidas que he visto en los últimos años. De hecho, he tenido que comprobar que Neill Blomkamp efectivamente es un debutante en el cine, cosa que parece increíble después de los primeros 30 minutos de "District 9", o viendo la manera en la que narra la conflictiva llegada de una nave alienígena a nuestro planeta.

En esta obra, el director sudafricano plantea una visión fantástica del apartheid. Simulando un reportaje televisivo, se nos muestra cómo una raza alienígena había llegado a nuestro planeta, pero lejos de suponer una gran alegría o un terrible temor, la situación resultaba problemática, ya que no había sitio para acoger a los extraterrestres; la salida humana fue aislarlos en una zona apartada, donde malviven y son tratados como animales peligrosos (nótese la ironía de esto, puesto que la trama se desarrolla en Johannesburgo).

Neill Blomkamp narra la historia con un talento muy claro, mostrando sin tapujos, con garra, directamente, el CAOS que se produce en el Distrito 9. Sobre todo, cuando lo que falla es el control humano para con los alienígenas. Además, la cinta, tratando el tema del que trata, apartheid, no está exenta de una carga dramática y acontecimientos que se deben seguir con atención. Todo ello, perfectamente planificado en el guión, escrito por el director también, y perfectamente llevados a la pantalla. El resultado de todo esto es una cinta arrolladora, que no da un respiro, fresca, y encima, muy divertida, durante todo el metraje.

Como decía al principio, estamos ante una cinta de SF clásica. Tenemos el clásico desencuentro entre civilizaciones, la imposición de reglas por los más fuertes a los (aparentemente) más débiles, el dilema del comportamiento humano, las posibilidades de una ciencia superior a la nuestra, etc. Como las grandes obras del género de ciencia ficción, ‘District 9’ nos hace reflexionar sobre las circunstancias de un escenario que parece real, de hecho, sacado de la realidad para llevarlo más lejos, que nos resulta cercano y posible, coherente aunque estemos viendo a enormes insectos inteligentes rebuscando en la basura y vistiendo harapos. Pero también hay espectaculares escenas de acción y unos personajes de carne y hueso, sobre todo el protagonista, que están muy bien llevados.

En el aspecto de las interpretaciones, todo el peso de la función recae en un estupendo y desconocido Sharlto Copley, que lo hace estupendamente. Wikus Van De Merwe empieza siendo un gilipollas integral, un tipo literalmente insoportable que sólo piensa en hacer cumplir la ley. Poco a poco va cambiando, y la empatía con el espectador se produce de forma lógica y coherente, y desarrolla la trama en ese sentido.

Como decía al principio, hay algún que otro pero que no la hacen perfecta. Tiene algunos momentos en los que se desvirtúa el punto de vista que nos está ofreciendo, y otros, en los que el ritmo decae y se hace un poco insufrible. Todo esto hacia la mitad del metraje. Además, como buena película de Ciencia Ficción, tiene un final incierto, mezclando lo entusiasta con lo pesimista, muy propio, por ejemplo, del Cine de Spielberg, con el que comparte muchas cosas (los diseños de los aliens, de claras reminiscencias Spielbergnianas —esos ojos del crío alien—, en una mezcla sombrosa de realismo y pura ficción)

En fin, una cinta muy recomendable. Nada convencional, fresca, directa y sin concesiones. Eso si, con toda la carga de una cinta de SF, por lo que, en caso de no entender las premisas básicas de este género, ni te acerques.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: