lunes, noviembre 09, 2009

Atraco a las Tres


Recupero un texto de 2003 que tenía guardado.
Va por
José Luis López Vázquez.

------------------------------------
Últimamente el género de comedia no disfruta de muy buena salud. Al menos los últimos estrenos en este género dejan mucho que desear. O nos encontramos con comedias estadounidenses zafias y soeces (basadas en el sexo de manera burda), o en comedias de situación chica-chico aburridas y sosas o nos vamos a la comedia "facilona", simplona de grupo con aires europeos/ingleses que tampoco resulta. Es decir, mal andamos cuando llevo un tiempo que me dedico a revisar los clásicos con estupendos resultados (claro tampoco tiene mérito recurrir a Lubitsch o Hawks, son valores seguros) así que esta noche he recurrido a José María Forqué y su entrañable y genial "Atraco a las Tres" (gracias a la colección de DVD´s de "El País")

"Atraco a las Tres" cuenta la historia de un fabuloso e imperfecto atraco, dando lugar a una de las más grandes comedias que ha dado el cine español y por ende, pues es una cinta fácilmente exportable, el cine europeo. Recordemos que hablamos de una cinta de 1962.

Esta película se hace inolvidable desde el primer momento, desde los estupendísimos títulos de crédito (recuerdo..año 1962) donde se nos muestran a los integrantes de la comedia, en una maravillosa presentación de personajes bajo la música de Adolfo Waitzman (ese autobús, esa salida de metro, ese guardia y las monjas, esa plancha improvisada, esos ojos, etc..). Para pasar al escenario, casi al único, de toda la cinta, LA SUCURSAL BANCARIA.

Este guión de Pedro Masó (escrito en 9 noches según el mismo, con el apremio de escribir o pasar hambre, no como ahora que se dispone de meses e incluso años para escribir un guión) es redondo y perfecto. El planteamiento poco a poco de las características de los personajes y la justificación de cada uno del atraco, culminando en una "carta a los reyes magos" en una antológica escena en casa de López Vázquez y con la policía de por medio.

El guión que retrata como con talento y poco dinero se puede sacar una obra de la manga (bueno, de la manga no, de la cabeza de Masó y la genialidad de Forqué) y como retrata la historia una miseria (esos churros a la vez que se planea el atraco, o como se conforman con muy poco botín al principio y la GENIAL ESCENA del hospital y la comida, preciosa y dura a la vez), pero una dignidad increíble. Como los personajes van tomando conciencia de lo que hacen, ¡¡EN TONO DE COMEDIA SI!! pero como van cambiando (codiciando incluso) y que es lo que les mueve. Además, y aunque no lo pueda parecer, como se refleja la tensión en el día del atraco, con todos muy tensos, el reloj, la espera....

El trabajo de los actores es inmenso, con unas interpretaciones bordadas, propias del siguiente nivel de reparto claro: José Luis López Vázquez en un increíble "Galindo" jefe de la banda y el cerebro (y con esa frase que pasó a la historia: "Fernando Galindo, un admirador un amigo un esclavo UN SIERVO"); Cassen haciendo lo que mejor sabia, reír; Gracita Morales inolvidables frases ("Meee pareeece que se ha moviiiiiiiiido un aaangeeel.") y escena para su lucimiento ("vestidaaaaaaa paaaaaraaaaaaaa el atraaaaaaaaaco"); José Orjas como "Don Felipe", el director de la sucursal; Manuel Díaz González como "el malo Don Prudencio"; Katia Loritz bellísima y pérfida; el inolvidable Manuel Alexandre jovencísimo intentando conquistar a Gracita; Agustín González impresionante cuando está nervioso y golpea con los dedos, o contando la pasta, además de estar jovencísimo también y como no, un casi inédito Alfredo Landa (realmente su primera película como actor considerado) que fue descubierto por casualidad por Masó y Forqué, y que para mi, haciendo de temeroso está genial.

La labor de dirección no se puede cuidar más. Una dirección con un ritmo increíble, dinámica, ágil, y con un planteamiento muy sencillo y rápido y llena de detalles preciosos, como ese plano final con la farola frente al banco, o el uso de los pocos escenarios de la cinta. Por momentos recuerda el ritmo de las comedias americanas, tan dinámico y sin respiro, con apenas tiempo entre escenas, bien hiladas y sin pausas innecesarias. ¡¡¡Con una escena de robo trepidante!!!. Porque esa similitud está en el aspecto de comedia, pero, siendo sincero, que en aspecto técnico me recuerda siempre a "Atraco Perfecto" (y no sólo por el argumento que es bien parejo, salvo que una es una comedia y otra no, y que la de Kubrick es 6 años antes y salvando las distancias) sino porqué ambas comparten la misma visión (triste y desolada) del atraco, al menos es la sensación que uno tiene durante el visionado.

Un clásico de la comedia española, de la buena claro, que tiene un aire redondo y bien hecho como pocas. Una cinta que en los escasos 90 minutos que dura se pasan volando y que merece la pena ver y disfrutar, y reírse mucho y bien con la historia de estos atracadores aficionados.
------------------------------------

Por cierto, el autor del texto me cedería los derechos, en el fondo, piensa como yo :)

Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: