lunes, noviembre 16, 2009

Hot Fuzz

Hacía tiempo que no veía una película tan divertida. Demasiado. ¡¡¡Qué grande!!!. Pero además, "Hot Fuzz" no es sólo divertida, está bien hecha, y por si fuera poco, el humor es tan...sencillo y tan inglés. Tan alejado de lo zafio, de lo chavacano a lo que estamos acostumbrados del humor español. Nada de "caca culo pedo pis", ni pitos, ni tetas, ni nada. Gags hilados, finos, diálogos que en lugar de ser absurdos son eclécticos y pensados.

Gracias a Pablo, que me la recomendó hace casi dos años, y que aún no había podido disfrutar. La saqué del olvido de la caja de películas y que bien lo he pasado las casi dos horas que dura. "Hot Fuzz" cuenta la historia de Nick Angel (Simon Pegg) que es un agente de policía de Londres que es ascendido a sargento y, al mismo tiempo, descendido al pueblo de Sanford porque en la capital trabaja tan diligentemente que hace quedar mal a sus compañeros y superiores. Es un "súperpoli" que lo hace todo bien, siguiendo a raja tabla la ley, y pensando en el trabajo 24 horas al día. Pero en el campo se encontrará con los más altos niveles de incompetencia policial que se pueda imaginar en la figura de Frank Butterman (Jim Broadbent) y su hijo Danny (Nick Frost) que, a pesar de todo, se convertirá en su mejor amigo. Pero el pueblecito que aparenta ser todo armonía y que gana año tras año el premio a la localidad más encantadora de UK, esconde muchos secretos".

Lo primero que llama la atención es lo bien hecha que está. No es una cinta descuidada en la que el mero hecho de ser una comedia la haga no poner empeño en lo demás. No. En "Hot Fuzz" todos los minutos, todos los fotogramas son necesarios. Y no sólo eso, todos se disfrutan. Durante la primera parte, el guión está preparando una enorme cantidad de detalles que servirán para algo al final. Aunque esta parte de preparación no tenga tanta acción como la que viene después, contiene algunos de los momentos más hilarantes.

En la segunda parte de la cinta, el humor sigue siendo fino y el hilo conductor, pero además se añaden multitud de escenas de acción PERFECTAMENTE RODADAS Y MONTADAS, escenas gores, sangre, persecuciones y un ritmo TREPIDANTE.

Lo siguiente que hace sorprendente la película, como ya dejaba ver, es que el guión de "Hot Fuzz" es EXCELENTE. Parece, digo parece, simple, pero es complejo. Hay un MacGuffin increíble, puramente absurdo, que encaja a la perfección con el humor de la cinta. Si se observa bien, si se ven todas las cosas, el guión es uno de los más elaborados que se han visto en años. Todo lo que se presenta encaja de alguna forma en lo que viene a continuación y todo está calculado al milímetro. Ni siquiera las referencias de films de acción como ‘Dos Policías Rebeldes’ o ‘Le llaman Bodhi’ son gratuitas o sirven sólo para crear humor metalingüístico, sino que tendrán su recompensa.

Como decía, en el apartado técnico destaca un grandioso montaje y un ritmo delicioso, ambos unidos con maestría. Tanto la escena de inicio, como la del protagonista tomando el tren o la apertura y cierre de la comisaría son lecciones de ritmo desmesurado que da gusto verlas y que se podrían contemplar incluso extraídas como piezas sueltas por el puro lucimiento visual que suponen. El final de la película despliega tanta acción como las cintas a las que hace homenaje. Sin tanta inversión como los films americanos, las escenas están muy bien rodadas y resueltas de forma muy competente.

Por cierto, HAY QUE VERLA EN VOS. Hay chistes con los nombres de los personajes constantemente, con las situaciones, etc. Ya que otro de los elementos humorísticos es el apellido de los habitantes del pueblo y de los compañeros de comisaría con los que en encuentra el protagonista. Todos hacen referencia a alguna actividad o forma de comportamiento. Además, el acento inglés es precioso, y hay personajes, como Stuart Wilson, Bill Nighy o el gran Timothy Dalton que merece la pena escucharles con su interpretación. Y por supuesto, juego de chistes con un acento escocés ininteligible incluso para ellos :)
En fin, una cinta MUY MUY BUENA. Una sorpresa, ya que pasó sin pena ni gloria por nuestro país (incluso igual ni se estrenó en cines),pero es una MAGNÍFICA CINTA DE HUMOR FINO, y especial, dirigido principalmente a amantes del cine, y a quién le guste el chiste inglés bien hilado.Deliciosamente divertida.

No hay comentarios: