martes, diciembre 08, 2009

Fuckowski, Memorias de un Ingeniero


Esta semana pasada me acabé el libro "Fuckowski, Memorias de un Ingeniero" de Alfredo de Hoces. Se trata de una especia de "autobiografía" en tono de humor y crítica sobre la vida en general, la ingeniería (en informática en particular) y sobre el trabajo.

He de reconocer que me lo había puesto muy bien. Que era una pequeña joya, una guía espiritual que todo ingeniero debe leer, y vaya, me ha decepcionado bastante. Reconozco que he soltado alguna que otra carcajada, que incluso me he sentido identificado en algún que otro capítulo, pero luego he encontrado muchas cosas que no me han gustado.

Hay mucha diferencia entre las primeras historias y las últimas. Se nota que en las primeras los recursos literarios, así como la maestría en la escritura no estaba muy desarrollada. Es decir, que se notaban algo más toscas. Más adelante mejora, pero es curioso que a la vez que mejora la escritura, parece que el tono humorístico, y la carga onírica, se pierde.

Otra de las cosas que no me han gustado, es que muchas veces la crítica que lanza, disfrazada de humor negro, no está fundamentada. No me mal interpretéis, puede criticar lo que le de la gana, faltaría más, pero si te estás metiendo con las corporaciones, las empresas, los jefes inútiles, el trabajo basura, etc., al menos, haz algo de empeño en justificar lo que dices, en meter al lector en tu bando gracias a algo, no sólo al chiste, y a la coherencia de la historia.

Por contra, hay que reconocer que Alfredo de Hoces tiene una capacidad de sátira y de crítica muy buena. Es muy ingenioso, y basado o no en hechos reales, las historias tienen gancho y gracia. Por ejemplo, las conversiones de nombres del mundo real a la ficción (Bibiandersen Consulting o Teddybear Point) son muy buenas. La pena, es que al unirlas, a veces parece que no hay coherencia en el orden, ni en el mensaje central de la obra. Saltamos de historias sobre usuarios inútiles y compañeros necios a las novias, el amor, y la libertad por escapar de todo. Una pena

En fin, un libro de humor, negro muchas veces, crítico, que le falta una componente literaria amplia. Lo siento, pero Alfredo de Hoces no es Eduardo Mendoza (reseñas por ejemplo "El Asombroso Viaje de Pomponio Flato" y "El Último Viaje de Horacio Dos") ni por ejemplo Dean R. Koontz que mezcla humor y ciencia ficción a la vez. Es decir, la idea es buena, el contenido también, pero no estamos ante un buen libro, ni un gran autor. Eso si, se lee con fruición y la risa está asegurada varios capítulos.
Reblog this post [with Zemanta]

2 comentarios:

elessargng dijo...

En defensa del mensaje central de la obra diré que realmente no están pensados para constituir un libro. Son entradas independientes de su blog, que gustaron y las publicó todas juntas en un libro... Si me lo fuera a leer (otra vez) no lo cogería como un libro de principio a fin, sino más bien, leer de historia en historia entre otras lecturas. El resto de cosas que no te gustan (Mas basto al principio, menos "sátiro" al final) poco puedo decir...

Alderaan dijo...

Pero si me lo vendes como un libro..es un LIBRO :). No me vale que digas que no es un libro :)

Además, no sólo eso es un problema. La no conexión entre relatos es llevadera, de hecho, pasa en muchos autores. Yo creo, que lo más grave, es que desde el punto de vista literario, poco aporta. Es interesante el contenido, pero las formas podrían ser mucho mejores. Es decir, si sigue así, será un "best sellero" como S. Meyer por ejemplo :) :) :)

..pero busco algo más, claro :)

Saludos