martes, diciembre 29, 2009

No es tan fácil


Con un guión nefasto, una historia sin gancho, una dirección nula y tres buenas interpretaciones se hace una película. Y lo gordo es que, lejos de sólo hacerse, encima triunfará, ya que viene con la coletilla de que es de la autora (Nancy Meyers) de "The Holiday" y "Something's Gotta Give". Pues no, es mala como ella sola, la cinta y la directora.

La historia de "No es tan fácil" ("‘It´s Complicated" en el original) es la de Jane (Meryl Streep), una divorciada y madre de tres hijo ya mayores, es una empresaria a la que le va bien el negocio y vive feliz en Santa Bárbara. Todo se complica cuando Jane se encuentra con su ex marido (Alec Baldwin), con el que se lleva muy bien, en la ceremonia de graduación universitaria del hijo de ambos. Lo que parecía una cena amistosa termina en una aventura amorosa. El problema es que Jake esta casado con Agness (Lake Bell), una mujer mucho mas joven que Jane. Ahora Jane ha cambiado el rol que tenía cuando estaba casada y se ha convertido el amante. Para empeorar las cosas en el triangulo amoroso entra Adam (Steve Martín) un arquitecto al que Jane ha contratado. Ahora Jane deberá decidir que camino seguir en su vida.

Como decía al principio, la cinta cuenta con tres estupendos actores, infravalorados (mucho) en esta cinta, y en general en las películas actuales.

Pero la buena interpretación de sus protagonistas, el carisma de Maryl Streep unido a un recuperado Alec Baldwin, y al siempre buen hacer de Steve Martín no es suficiente para salvar la mediocridad narrativa de Nancy Meyers, una realizadora incapaz de evolucionar cinematográficamente. No sólo todas sus películas son igual de malas, sino que son igual de vacías, de insulsas y carentes de sentido.

Además, en el caso de la que nos ocupa, aún más que sus predecesoras, es que NO CUENTA NADA. Carece de un sentido, de un nudo, de una intención. Nada. Es sólo superficialidad. Y encima, en tono de comedia que no es comedia ni es nada. Los gags no son ni divertidos ni entretenidos ni nada. Cero absoluto.

En fin, me niego a decir nada más.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: