martes, enero 12, 2010

Das Boot


A esta película la tenía muchas ganas. Lo que pasa es que no es fácil acercarse. Se trata "Das Boot" (traducida como " El submarino") de 1981. Y digo que no es fácil porque he visto la versión "director's cut" de tan sólo 209 minutos, es decir, 3 horas y 29 minutos.

Sin duda alguna es la mejor película de submarinos que he visto. Sin más. Es fácil calificarla. Lo que pasa es que encima es mucho más que eso. No es la ópera prima, pero casi de Wolfgang Petersen. Este director alemán de películas como "Enemigo mío", "En la línea de fuego", "Estallido" o más recientemente "Troya", firmaba en 1981 la que sin duda es su mejor obra.

El argumento es sencillo: "Un submarino alemán tipo VII-C, el U-96, sale a la mar desde La Rochelle, Francia, en una misión de patrulla durante la Segunda Guerra Mundial. Junto a su tripulación va también un periodista militar. La tripulación está compuesta por jóvenes que viven días de angustia durante estas patrullas y que cuando están fuera de servicio se extralimitan, sabiendo que puede que no vuelvan de la próxima misión. El capitán (magistralmente interpretado por Jürgen Prochnow) es un líder nato, soberano en su nave, dotado de un extraño don de la comprensión humana, experimentado y respetado. Su fin es cumplir con su deber lo mejor posible y volver con vida; de su criterio e iniciativas depende la vida propia y la de su incondicional tripulación. Las condiciones de vida a bordo son extremadamente agobiantes por la falta de espacio."

Lo primero que destaca de la cinta es SU REALISMO. Es impresionante la sensación que tenemos de ESTAR DENTRO DEL SUBMARINO CONSTANTEMENTE. Está muy alejada de producciones de acción y "fantasmada" como "La caza del Octubre Rojo", "Marea roja" y demás (sin entrar en lo buenas o malas que sean estas, pero son de otro corte totalmente diferente). La meticulosa atención que prestó el director a los detalles permitió que lograra el largometraje de submarinos más realista —y una de las películas de guerra más exactas en el relato histórico— vistos hasta ahora. Además, para que por un lado, sintamos la sensación de AGOBIO que hay en el mínimo espacio de un submarino alemán, y para que por otro, nos PONGAMOS EN LA PIEL DE ESOS HOMBRES, Petersen aumentó el suspense al mostrar en contadas ocasiones tomas externas del submarino, excepto cuando estaba en la superficie, y se valió de sonidos para indicar el desarrollo de eventos en el exterior de la nave, mostrando así al público sólo lo que la tripulación podía ver.

Además, para enfatizar esta sensación hay otras dos cosas que destacan mucho. Tenemos una MAGNÍFICA BANDA SONORA de Klaus Doldinger. Atentos a los diferentes motivos sonoros que tienen los personajes principales del submarino, capitán, piloto, segundo, etc. Además de como cambia la música en función de donde estemos (Francia, Vigo, Gibraltar, etc.). En otro lado, tenemos unos increíbles efectos de sonido, y de ambiente. Ya decía más arriba lo increíble de los detalles, pero los sonidos del submarino ACOJONAN. El mamparo rompiéndose, las cosas que se agrietan, los sonidos de los barcas, de las cargas, explosiones, el agua, etc, son como si estuviéramos ahí. IMPRESIONANTE.

Y ojo, hablamos de un filme de 1981. No olvidemos este dato. Me hubiera encantado poder asistir al estreno, pero tenía 4 años. Hoy, en una sala 3D Digital, sería un espectáculo magnifico. Y es uin dato increíble, que una película de más de 28 años, siga vigente, y siga siendo tan increíblemente buena.

Además hay otras facetas muy buena de la cinta. El personaje del capitán es excepcional. La sobresaliente actuación de Jürgen Prochnow como el capitán que nos enseña la dureza de ese tiempo, pero no sólo de la guerra, sino de la supervivencia en el mar. El guión es todo un DESCENSO A LOS INFIERNOS, guiando a los jóvenes (con una crítica dura a la política del 3er Reich de mandar casi niños, jóvenes como tripulantes por la escasez de hombres) y al espectador, sobre todo eso, al espectador, por la crudeza la guerra. Además, esta transformación es tanto psicológica como física, con un deterioro muy claro. El efecto de las barbas, la suciedad y demás, está magníficamente plasmado.

Hay episodios muy duros, como el de los tripulantes británicos (no digo más para no destriparla), o el final, con el submarino pasándolas "canutas". Añadir que subyace un mensaje muy anti-belicista, muy crítico con la propia Alemania, y muy digno al venir de un alemán, y de una producción alemana.


En fin, una joya preciosa. Una cinta que pasa a ocupar un lugar en mi altar de cine bélico, por el realismo y la sensación de estar ahí, de agobio y de compartir un destino, fatal, de los personajes.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: