lunes, enero 25, 2010

La Herencia Valdemar

Nunca creí que tendría que hacer un "disclaimer", pero, me apetece aclararlo. El compositor, creador y autor de la Banda Sonora de "La Herencia Valdemar" es Arnau Bataller, mi primo. Si alguien cree que este hecho hará que mi crítica sea diferente a si, por ejemplo, hubiera sido James Horner, que deje de leer. No me conoce. Los demás, pueden seguir confiando que sigo siendo el mismo, opino lo que creo y lo que me da la gana.

La herencia Valdemar es una película de terror, de miedo, de sustos española. Es la ópera prima de José Luis Alemán, que además es el guionista de la misma. Es SU proyecto. Está levemente inspirada en H.P. Lovecraft, con algún que otro momento curioso, como que Bram Stoker sea un personaje de la película. La historia es la siguiente: "Una tasadora de edificios singulares (Silvia Abascal) desaparece mientras evalúa la casa de campo de la familia Valdemar. Debido a que se trata de la segunda desaparición, la empresa de tasaciones contrata a un hombre para encontrar a los que se han esfumado. En su investigación, da con una mujer que le entrega el diario de la familia. Allí se cuenta que Lázaro Valdemar (Daniele Liotti) estaba inventando la fotografía psíquica, es decir, la fotografía del aura de las personas, y que también celebraba muchas sesiones de espiritismo. Por ello, se dice que la mansión está cargada de energía negativa. La historia nos relatará el presente y el pasado de la casa".

La cinta es casi perfecta en su apartado técnico. Es una cinta con un ENCANTADOR cuidado en la fotografía, preciosa, muy bonita, sobre todo por la época que retrata. La ambientación es también maravillosa, unida a un diseño de producción excelente y un vestuario muy muy cuidado. La banda sonora es PERFECTA, MAGNÍFICA, ideal para una cinta de tensión, terror y sustos. No he escuchado nada así en este país, y podríamos pensar que está firmada por un autor de muchos años de experiencia, cuando "tan sólo" son 32 años los que tiene el compositor, pero si, con muchos trabajos a sus espaldas. Además, los efectos especiales son muy buenos, no "chirrían" nada, y los efectos sonoros destacan mucho también. La cinta está, pues, rodada con gusto, cuidado y con solvencia.

Sin embargo, "La Herencia Valdemar" tiene un lastre casi insalvable. Las tres interpretaciones principales son sosas, bastante inexpresivas y sin carácter. Daniele Liotti esta impertérrito casi todo el filme. No nos transmite nada. Su mujer en la cinta, Laia Marull que hace de Leonor Valdemar, tampoco convence. En la parte feliz, más sencilla si lo hace bien, pero en los momentos dramáticos tampoco da ningún sentimiento, y en la escena principal que ella protagoniza, se carga el efecto dramático. Silvia Abascal no actúa en absoluto, y de momento suspende, ya veremos en la continuación.

Por contra, es curioso que si hay dos actuaciones buenas. una sencilla, muy expresiva de Paul Naschy. No seré yo quién diga que era un gran actor, pero es que en este papelito que tiene, lo hace muy bien. Y luego Francisco Maestre como Aleister Crowley en otro papel muy pequeño pero DE GRAN IMPORTANCIA es el que mejor está. ACOJONA, da miedo, es misterioso y en el momento "cumbre" lo borda. Es muy curioso, ya que no creo ni que los papeles bien hechos sean mérito del guión, ni los mal hecho demérito del texto. Creo que en el guión todos estaban bien, pero que los actores que se han esforzado han sacado petróleo de ellos, y los que no, han lastrado la cinta.

Y hablando del texto, el guión puede resultar algo rocambolesco en su planteamiento y ligeramente irrisorio en su desarrollo, pero en el fondo su sencillez es clave para que la historia se visione con tranquilidad e incluso se disfrute, ya que tiene momentos brillantes y escenas bien escritas. La cinta queda armada bien, gracias a un ritmo lento en el que nos cuentan en "flashback" central.

Además, artísticamente la cinta tiene algunos momentos muy buenos. Los títulos de crédito iniciales SON ABSOLUTAMENTE PRECIOSOS. Su diseño y su arte (sin poder decir que representan, pues rompería la sorpresa) es muy bueno, jugando con los nombres y profesiones de todos los que trabajan en la cinta, mezclando imagen, profesiones y música a la perfección. En estos títulos de crédito, más de 2 minutos, es donde Arnau Bataller ha echado el resto en la composición. La música nos lleva de un lado para otro, los acordes nos recuerdan el ambiente de opresión y la atmósfera de un filme de terror CLÁSICO, pero a la vez, la música es alegre, por momentos rápida, actual, y luego se vuelve inquietante. Preciosa. También destaco el uso de los coros (según tengo entendido, hasta 40 voces) que en determinados momentos de toda la banda sonora, lucen espectacularmente, o mejor dicho, suenan espectacularmente. La música es por momentos épica y dramática, acompañando las imágenes y los efectos de la historia.

Otras escenas muy buenas, son la del incendio (no digo más) y sobre todo cuando el personaje de Silvia Abascal inspecciona por primera vez la casa. Hay un poco de todo, sustos tradicionales, puertas que se abren, rincones oscuros, ratas, y demás, todo muy bien dispuesto y con un buen efecto para con el público.


En fin, una muy buena cinta de cine español. Mejor de lo esperado, con grandes apartados técnicos, una preciosa banda sonora y unos títulos de crédito fantásticos. Eso si, una pena el aspecto interpretativo, y que quizá la historia no de para dos películas.

2 comentarios:

Isabelfigueroa15@hotmail.com dijo...

Por lo general no veo peliculas que contengan tantos espiritus (o tanto material acerca de ellos) pero de verdad me gustaria saber si por fin ellos pueden devolver al monstruo a su lugar... Porque tampoco me gustaria verla toda para darme cuenta al final que va a terminar como los cuentos de lovecraft...

Alderaan dijo...

Lo unico que puedo decur es que la veas....

Saludos