martes, enero 19, 2010

Sherlock Holmes


AVENTURA. Eso significaron para mi los primeros libros que leí. Si, también hubo alguno de prosa, y literatura "must read", pero mis primeros recuerdos devorando libros (con la atenta supervisión de mi padre) fueron dos colecciones completas. De hecho recuedo a mis padres haciendo la colección, por entregas mensuales. Fueron las Obras Completas de Agatha Christie y por supuesto, las obras completas de Sir Arthur Conan Doyle. Lo leí todo sobre el Sherlock Holmes, sobre el personaje de ficción de las novelas de Arthur Conan Doyle. Y me encantó. Al igual que todo sobre los personajes de Hércules Poirot, Tommy y Tuppence Beresford, Miss Marple (con gran admiración como ya relaté aquí y aquí) y demás.

Sherlock Holmes creo que ha sido un personaje mal retratado por el cine, que no se ha cogido la esencia, o parte de ella. Las Aventuras. Cada libro, cada relato, era, normalmente, una carrera contra-reloj, era una aventura. Sin embargo las películas lo reflejaban como un larguirucho victoriano impertérrito (salvo, por ejemplo, el gran Hayao Miyazaki, por ejemplo), que no daba tres pasos seguidos sin sacar la lupa. Pues no. Sherlock Holmes es aventura, es un aventurero. Si, la mente más brillante del Mundo, pero un aventurero.

Lo que han hecho los guionistas de "Sherlock Holmes" y sobre todo Guy Ritchie es llevar a la vida el personaje literario tomando el sentido más ENTRETENIDO Y AVENTURERO posible. Si, con alguna licencia, mínima, pero en esencia, haciendo una película que es un canto a la aventura, al ritmo loco por encontrar la solución y al malo, por resolver un caso, y por pasarlo bien mientras lo hacen el propio Sherlock, Holmes y hasta la Sra. Hudson.

En la película, nos vamos a encontrar con un Holmes y un Watson bastante semejantes a los relatos originales y muy diferentes a la imagen que de ellos ha creado el cine. Y de esta manera, en vez de ser aquí Watson el médico algo rechoncho, inocente y torpe, el alivio cómico, en suma, nos encontraremos a un Dr. Watson agudo y sagaz, irónico y mordaz. No tanto como el propio Holmes, pero desde luego aquí no existe la oposición tan definida con que la narrativa del siglo XX ha dibujado al personaje. Aunque sí se hace hincapié en la disimulada estima que el detective siente por el médico.

Por su parte, Sherlock mantiene esa INTELIGENCIA deductiva, estirada y algo despreciativa con la condición humana, pero para nada es el larguirucho victoriano impertérrito (que decía al principio), sino que aquí recupera su gusto por el boxeo y el movimiento. Se ve a un Holmes inquieto, aventurero, pero a la vez al Holmes con traumas (un pasado que le persigue) y con su único órgano que escapa a su lógica aplastante, el corazón. Y además, es el Héroe.

Y no son sólo dos grandes personajes, sino que hay dos GRANDÍSIMOS actores detrás. Jude Law está magnífico. Soberbio. Dando las réplicas a Holmes con una entereza increíble. Y luego está Robert Downey Jr.. El personaje es suyo desde la primera escena. En tan sólo esa escena, te atrapa como Sherlock y desde las "gansadas" hasta los momentos más intensos, incluida la explicación final, está perfecto. Tiene los momentos "altos" y "bajos" que Doyle retrataba de Sherlock, y en un momento parece que está "chinado", en otro socarrón, y en otro serio y perfecto. Genial. En algunas escenas, el Dr. Watson interpretado por Jude se come a Holmes, y entre los dos hacen un duelo interpretativo de aupa. Muy grande el casting de la cinta.

Pero luego tenemos un Diseño de Producción IMPRESIONANTE. Desde unos decorados preciosos, con esa Torre de Londres, Puente de Londres y las calles. Esa época Victoria genialmente retratada, un vestuario magnífico. El director (y el equipo técnico) se recrea mostrando Londres, y actualiza el carácter inglés dejándolo a medio camino entre el estereotipo conocido y una versión algo más moderna y atractiva. Los decorados digitales son estupendos y están aprovechados de maravilla con una dirección ágil pero consciente.

Y es que, otro de los grandes aciertos de la cinta, junto con la trama (de la que hablaré después), es el ritmo de la cinta. Es muy fácil seguirla, con momentos tensos y dramáticos, pero con los "intermedios" jocosos y lúdicos necesarios, salpimentados de los necesarios "flashbacks" de Sherlock explicándonos lo que su mente brillante ha deducido de como han ido las cosas. Pero además, Ritchie añade un elemento brillante, los "flashforwards" donde Sherlock nos dice como va a hacer las cosas y que va a pasar, con su mente deductiva y analítica, aplicada al combate. Gracioso, curioso y efectivo.

La trama, muy bien construida, juega con los tópicos que se le suponen a la época y eso es algo que se degusta enormemente porque se ve esmero en el guión. Mucha magia negra, tema muy de la época (incluso Conan Doyle investigó cosas de este tipo), inventos industriales y por supuesto proyección al futuro con anticipación de lo que se va a ver en el siguiente siglo. Y unos diálogos muy buenos, muy finos, rápidos, ingeniosos, lo suficientemente elegantes como para casi pasar desapercibidos pero contribuir a lo notable del filme.

Y no se pierdan la MARAVILLOSA banda sonora de Hans Zimmer, es absolutamente pegadiza, brillante y armoniosa con el ritmo de la cinta y los personajes. Complementada a la perfección por los efectos de sonido, increíblemente necesarios y buenos.

En fin, una muy buena película. Pese a que podría parecer que era un sacrilegio poner a un personaje así a saltar y salvar el mundo, Holmes era un aventurero, y aventuras y entretenimiento no faltan en la cinta. Y además, todo perfectamente hilado, bien hecho, técnica y artísticamente. Algo que no se ve todos los días por 6€ la entrada.
Reblog this post [with Zemanta]

7 comentarios:

Arckham dijo...

"Me has alegrado el día" (como diría Harry).

Que ganas de verla!!!!!!!!!!!

elessargng dijo...

Pues sí, no tenía muy claro si tenía que ver la cinta, supongo que este finde le daré un tiento :)

Alderaan dijo...

@elessargng: ¡¡Dile a Mikel!!....igual podéis hacer una sesión doble: Avatar y Sherlock Holmes XDDDDDDDDDDDDDDDD

javirulo007 dijo...

Joder, yo que me leí las obras completas de Doyle de Sherlock Holmes, que estuve visitando el museo en Londres en el 221B de Baker Street, que he visto como hasta ahora ninguno de los Sherlock en pantalla me convencía como sacado del libro porque no reflejaba lo que Doyle quiso reflejar (Te ha faltado decir que le daba a la droga o eso deja entrever Doyle), por fin una película con un Sherlock más de Doyle que de autor.
Tendré que conseguir niñera para los niños... ¿Algún voluntario????

Alderaan dijo...

Referente al consumo de Holmes de "droja", Doyle no dejaba "entrever" nada, hay referencias explícitas al consumo de heroína y opiáceos.

En la peli si que es más velado, pero también lo hay.

A ver, la peli no es púramente los textos de Doyle, pero al menos destila mala baba (la de Holmes) y es una peli entretenida de aventuras con un Holmes dinámico, emprendedor, luchador, socarron y que salta a por todas.

Además, el personaje de Watson es mucho, pero mucho, más cercano al literario que el mítico gordinflón de las pelis clásicas. Es un compañero de aventuras, no un tipo del que reírse.

Alderaan dijo...

Y ojo al episodio de la peli del coche de caballos. No digo más para no desvelar nada, pero es 100% Doyle.

Saludos

javirulo007 dijo...

Me sigue faltando el niñero.... ¿Voluntarios?