lunes, enero 11, 2010

Solomon Kane


"Solomon Kane" es otra de las pelis que he visto nada más empezar el año. El resultado no es bueno, pero es mucho mejor de lo esperado. Veamos...

Como probablemente ya sabréis, esta cinta se inspira en el personaje creado por Robert E. Howard, autor que tuvo bastante más suerte cuando le adaptaron "Conan, el Bárbaro". Michael J. Bassett se encarga del guión y de la dirección, mientras James Purefoy interpreta a Kane, un mercenario despiadado que recibe una amenaza del demonio y decide, por lo tanto, renunciar a la violencia. Max von Sydow, Pete Postlethwaite, Rachel Hurd-Wood, Jason Flemyng y Mackenzie Crook completan el reparto.

Pues bien, el resultado es una película nada uniforme. Con muchos altibajos, y que en realidad peca mucho de la manera en que están contadas las cosas. Además, intuyo que un presupuesto bajo, también hace mella en la cinta.

Si bien el personaje de Solomon está descrito a la perfección, con una primera parte de la historia, la introducción, excelente. Kane y sus hombres tratan de robar un tesoro, pero son atacados por fantasmas que surgen de los caros espejos labrados. Más adelante, el protagonista se enfrenta a sus demonios para darse cuenta de que su vida no puede seguir por el mismo camino. Este planteamiento rápido, pero completo, ya nos presentaba cómo era el personaje hasta entonces y qué le obligaba a cambiar.

Pero a partir de aquí, la película tiene una segunda parte que ya no es tan buena. Con continuos cambios de ritmo, personajes que entran y salen de la historia y con escenas que no aportan mucho, y alguna, bastante mal rodada, la cinta deambula. Pero sigue manteniendo algo que la hace buena, o que no la mata del todo, que es la ambientación. Además de mantener, en todo momento, una apariencia más o menos digna. El elemento de la lluvia sirve para ensuciar todos los planos disimulando las carencias. Las localizaciones en las que se mueven los personajes son aldeas desoladas, estepas embarradas y bosques. Sin grandes inversiones y con un poco de idea se puede conseguir dar un aspecto antiguo a estos lugares y lograr que funcionen como el escenario lúgubre y agobiante de muerte y crueldad en el que combate el protagonista. Esta ambientación me ha parecido de lo mejorcito, acompañada de un excelente diseño de producción, y pese al presupuesto, efectos especiales muy dignos.

Otro aspecto positivo es que todas las escenas de lucha están rodadas de manera muy real, digna diría yo. No hay alardes imposibles, ni "fantasmadas", sino que realmente parece como si debiera ser, naturalmente, así. Otro aspecto de la "ambientación" del que hablaba. Muy digno, en el conjunto, con las historias de fantasía medieval.

En cuento a los actores, poco tienen que decir. James Purefoy se pasa la película imitando a Viggo Mortensen o mejor dicho a Aragorn. Hay que reconocer que el director, Michael J. Bassett, hace mucho porque así sea. Incluso hay algún que otro plano calcado al de "El Señor de los Anillos", como ese en que el futuro rey entra en la sala a reclamar su trono, abriendo las puertas con la cabeza agachada. Lo dicho, calcado. Es un peaje a pagar, supongo. El resto de actores bastante tienen con quitarse el barro de la cara, destacando Pete Postlethwaite y Max von Sydow, veteranos actores que ponen un poquito de cordura.

En fin, una cinta mejor de lo esperado. con una gran ambientación, buen personaje e historia...pero mal contado...por un mal guión y unos derroteros inciertos.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: