lunes, febrero 15, 2010

No me lo puedo creer

Volkswagen vehicle of Ertzaintza (Police of th...Image via Wikipedia

La semana pasada estuve en Madrid, en un Congreso. Eso es lo de menos. Pero, obviamente tuve que coger un avión desde Bilbao a Madrid, y la pertinente vuelta. Os voy a relatar una escena vivida en dicho viaje, que creo, por un lado es algo patética, y por otro lado es de vergüenza ajena. Que conste, que es todo pura realidad, tal cual.

Estaba yo en la cafetería Loiu (creo que se llama así), del aeropuerto de Bilbao, la que está tras pasar el control de seguridad. Recientemente le han añadido, al fondo, una zona donde hay una cocina con platos pre-cocinados, bocadillos y demás. Allí fui a comer algo antes del vuelo. Estaba atendiendo una mujer, de unos 38-41 años. Sola. Le pedí un bocadillo, además pillé un yogurt. Ella misma, en la plancha me hizo el bocadillo.

Justo detrás mío aparecieron un grupo de 5 jóvenes escandinavos ellos. Grandes, arios, y hablando jocósamente en el idioma ese que estuvieran hablando. Como digo, eran o daneses, o suecos o noruegos, vamos, de por ahí. Estuvieron mirando las baldas (sandwiches, bebidas, etc..) y se quedaron absortos con los platos precocinados. Uno de ellos era "pechugas de pollo Villeroy", otro era "Panga a la plancha" y después el típico plato de pasta con tomate. Además había una carta de bocadillos y otras cosas a la plancha.

Yo pagué lo mío, y entonces, uno de los jóvenes, cambiando desde su idioma materno a un perfecto inglés, muy educado él, le pregunto a la señora que era "ESO", refiriéndose a las pechugas.

La señora se puso blanca, cara asustada, y no supo que decir. No hablaba ni entendía absolutamente nada de inglés. Sólo pudo balbucear en castellano, que mejor estaban fuera, que fueran a la cafetería de fuera. Ni yo mismo entendía lo que decía, pues fuera no había más que mesas que pertenecen a esa cafetería. El chico, castellano no parecía entender ni ostias. Y siguió muy educadamente preguntando que era eso empanado, y que era ese pescado. De verdad, a parte de muchos "sorrys" y "pleases", lo dijo todo con una educación increíble. Pero nada, la señora no entendía ni ostias.

En todo momento, ninguno de los chavales se rió, o hicieron bromas entre ellos. Estuvieron todos muy educados. Incluso uno, que chapurreaba en español algún que otro "perdone", "por favour" y cosas así, trato de hacerse entender en un spanglish total. Pero nada, la señora nada. Dejo de decir nada y se limitó a esperar. La señora estaba tan empanada como la pechuga, que le vamos a hacer.

Al final, los chavales cogieron cosas que podían saber lo que eran, ensaladas, sandwiches y bocadillos fríos que había en las cámaras. Pagaron y se fueron. Una vez sentados, volvieron a sus risas y chanzas. Pero como digo, en todo momento, para con la señora, estuvieron exquisítamente educados.

Y yo me pregunto, ¿quién es el responsable de tener en un AEROPUERTO INTERNACIONAL a un trabajador que no habla para nada inglés? Yo entiendo, que en una cafetería de Elorrio, por poner algún sitio, no haga falta que los trabajadores sepan inglés. Ni en un zara de Bilbao, por poner otro ejemplo. Pero en el Zara del aeropuerto, o en dicha cafetería, DEBERÍA SER UN REQUISITO. ¿Esta es la imagen que queremos dar de nuestro país?. Alguien piensa que en el aeropuerto de, pongamos, Frankfurt, hay algún dependiente que NO hable inglés y sólo hable alemán. Pues ya se lo digo yo, no, nein. No sólo porque en ese país un porcentaje muchísimo mayor al nuestro habla inglés, no, sino porque se preocupan de que así sea en el aeropuerto.

La culpa, además, no es de la señora. Ella no tiene responsabilidad, es de quién regente el sitio, de los responsables del aeropuerto y en último caso de AENA. En fin, así nos va en este país, para que luego queramos ser cabeza de león, cuando somos cola de rata...
Reblog this post [with Zemanta]

3 comentarios:

javirulo007 dijo...

solo dos cositas:
a) totalmente de acuerdo. Vaya imagen.
b)si querías decir ostra (como molusco) está bien "ostia". Si te referías a la interjección "hostiás!", esa se escribe con "h" (además de ser la forma redonda esa que dan en misa :P, está aceptada por la rae como interjección)

John McVedder dijo...

a) La señora no tenía la culpa no.
b) La imagen es mala pero a una persona de determinada edad suele ser difícil enseñarle inglés y si lleva allí tiempo trabajando ¿cuál es la solución?¿echarla? no lo veo.
c) SI TÚ ESTABAS ALLÍ VIENDO TODO Y ESCUCHANDO TODO Y TANTO SABES DE INGLÉS Y TAN INJUSTO TE PARECIÓ TODO ¿POR QUÉ NO LE AYUDASTE AL POBRE ESCANDINAVO?

Alderaan dijo...

Hola John,

Creo que algunas respuestas a tu pregunta estaban en mi texto, pero te respondo igualmente, es un placer:

a) La señora no tenía la culpa no.
Efectivamente, no tiene la culpa, ni la responsabilidad, mientras para su puesto no le exijan saber inglés.

b) La imagen es mala .....
Míralo de otra forma. ¿te gustaría que te operara un médico de determinada edad que sea muy difícil que aprenda una técnica nueva que te puede salvar la vida? No. No te gustaría.
Pues aquí lo mismo. La solución no se cual es (Poner una persona a su lado que hable inglés, capacitarla, botón de pánica, no dejar entrar a nadie que no habla castellano, etc..), no se cual es, pero desde luego, HAY QUE SOLUCIONARLO.
c) SI TÚ ESTABAS ALLÍ VIENDO TODO Y ...
Ya dije porqué no ayudé, porque si ayudas no resuelves el problema global. De alguna manera alguien se tendrá que dar cuenta de que hay un problema, cuando alguien proteste porque no se le da el servicio, cuando alguien no pague, o cuando un "jefe" vea que hay un tumulto o lo que sea. Si yo, o cualquiera, sacamos "las castañas del fuego" a la cafetería (que es lo que haces si ayudas al "nibelungo"), parece que aquí no pasa nada y no hay problema. Pues no.
Que el cliente proteste porque no hablan inglés, que la persona se de cuenta de que no podía atender al cliente, que otro cliente lo cuelgue en el blog, etc.. ayudarán en algún momento a solucionarlo.

Si los demás hacemos el trabajo de otros, nadie se dará cuenta de que "el otro" no hace su trabajo.

Saludos y gracias por comentar