miércoles, marzo 31, 2010

Coche alquilado, Seat Altea

Desde Septiembre de 2008, como os conté aquí, que no alquilaba este modelo de coche. Y menos mal, porque no me ha gustado casi nada. Se trata de un monovolumen de clase baja. (Seat Altea 1.9 TDI 105cv Stylence o algo así). Digo baja, porque tanto en el motor que he tenido, como en los acabados y demás, me ha dejado mucho que desear.

He hecho 1094 km haciendo Bilbao a Zaragoza, desde ahí a Barbastro, y luego de nuevo vuelta, haciendo la parada técnica en Zaragoza. Todo ello con más de un depósito y con UN CONSUMO EXCESIVO, para alguien que no ha pasado de 125 km/h (de GPS) y si, habré hecho unos 200 km por ciudades, pero no es para tanto. Decía excesivo, porque he salido a un consumo medio de 7,7 litros a los 100km, como podéis ver aquí, justo después de repostar antes de ir a devolverlo.

Este motor es muy, muy escaso. Le cuesta acelerar Dios y ayuda, y además, nota mucho los desniveles del terreno. No tiene fuerza en la primera marcha, haciendo que las cuestas, y las salidas de garajes sean un suplicio. La marcha atrás también tiende a tener poca fuerza, y si la maniobra es hacía arriba, el coche da la sensación que no va a poder.

El embrague estaba duro de c*j*n*s. De hecho, después de hacerme los más de 1000km, en tan sólo 5 días, tengo un dolor en los dedos del pie izquierdo de la fuerza que he tenido que hacer. Vaya mierda. En parte porque la unidad tenía muchos kilómetros, más de 28.000 kilómetros, y eso se nota. La crisis también la sufren las compañías de alquiles, y lo que antes podrían ser coches a estrenar, ahora son coches con muchísimas millas en el marcador...

Lo único reseñable del cacharro es que el nuevo "re-diseño" le sienta muy bien por dentro. Es muy bonito, pese a que los acabados sean en plásticos y demás. Es decir, es bonito, pero barato. El equipo de música, una vez aprendido, es MUY BUENO, pero muy difícil de manejar, al menos, hasta que le coges el truco. Es muy pero que muy poco amigable y nada "user-friendly".

En fin, un coche que no tendría ni por todo el oro del mundo.

No hay comentarios: