miércoles, marzo 24, 2010

The Hurt Locker


Me niego, una vez más, a usar el malísimo y atroz título traducido en español de "The Hurt Locker", película que por fin he podido ver, este pasado fin de semana. La verdad es que, como ocurre muchas veces, la fama y lo que se ha montado alrededor de un título, al final, no tiene una correspondencia directa. "The Hurt Locker" está bien, me ha gustado, pero dista mucho de ser el "peliculón" que algunas críticas han ensalzado. Y en mi modesta opinión, es bastante peor "Up" (sin duda alguna) y que "Up In the Air", como ya conté.

"En Tierra Hostil" supone una visión un tanto romántica del día a día de las tropas americanas en Iraq. Se centra en la vida de William James (Jeremy Renner), el nuevo artificiero de una unidad que completan Sanborn (Anthony Mackie) y Eldridge (Brian Geraghty). Su arriesgada manera de trabajar y su desprecio por las normas lo enfrentarán a sus compañeros, pero al final éstos descubren su valía y él aprende a valorarlos a ellos. Además, veremos como, y haciendo gala de la introducción de la película, "la guerra engancha", es como una droga, y los efectos que esta tendrá en el protagonista, una vez que salga de Iraq.

La película rodada por Kathryn Bigelow está bien hecha. Pocos "peros" se le pueden poner en el apartado de dirección. Las secuencias están rodadas con una claridad de idas, con una sencillez y efectividad increíbles. Además, el tono "documental" en algunos momentos es impactante. El grado de realismo, y de conseguir que el espectador quiera salir corriendo despavorido es espectacular. Nada que decir.

Pero en el plano de la historia, me ha dejado vacío. Si, la historia está bien, pero es que es tan simple, y tan fácil llegar a la conclusión y a lo que nos quiere contar, que me pregunto ¿a qué tanto metraje?. En "Rambo", en los primeros 5 minutos de película ya nos contaban lo mismo, el daño de un soldado que está tan enganchado a la guerra, que haga lo que haga, querrá seguir haciendo lo mismo. Y no hace falta tanto.

Además, como la cinta está prácticamente carente de menaje político, de culpabilidades (ni los marines son tan "naifs" ni la guerra es tan simple como la pintan), de mensajes en general, una vez caen los títulos de crédito finales, no queda nada. No hay un poso de haber visto una obra maestra redonda, sino tan sólo una sucesión de excelente escenas de guerra, con personajes sencillos que tampoco están al límite, y con un sencillo mensaje, que ya sabíamos por la cita bibliográfica del comienzo de la cinta.

En cuanto a las interpretaciones, los tres actores principales están muy bien. Prácticamente desconocidos, pero haciendo sus papeles sin tacha. Además hay ciertas apariciones que dotan a la cinta de papeles un poco "imprevisibles", como son los de Guy Pearce, Ralph Fiennes, Evangeline Lilly y sobre todo el bueno de David Morse.

En fin, una cinta bélica buena, sobre todo en las escenas de guerra, que sin ser muy de acción, consigue un efecto de realismo y tensión encomiable, pero que naufraga en hilar una cierta coherencia con la historia, y en general, en transmitir algo.
Reblog this post [with Zemanta]

1 comentario:

javirulo007 dijo...

Poco has tardado en "usar el malísimo y atroz título traducido en español..." Es la primera palabra del segundo párrafo XDDDDD