miércoles, junio 23, 2010

Danza de Espejos


Desde enero de este año no tocaba un nuevo libro de la Serie de Miles Vorkosigan. Esta vez le ha tocado el turno a "Danza de Espejos", que supone, para mi, la décima novela de la serie. Serie que, después de 10 novelas sigue tan buena, o más, que antes. De hecho, esta novela supuso el cuarto premio Hugo, algo increíble para una escritora tan joven. Y se nota. Es de largo, una de las mejores, una de las más complejas, más atractivas e interesantes. De nuevo es tán fácil recuperar la lectura de la saga. Y de nuevo me lo he leído de un tirón, en menos de una semana, como en los buenos tiempos.

Tiene una complejidad de personajes aumentada respecto a sus predecesoras, no sólo porque, de nuevo, como en "Hermanos de Armas" tenemos al clon de Miles en acción, sino porque la trama se desarrolla mezclando a los mercenarios, a los padres de Miles, a Barrayar, a Jackson's Hole, etc. Es decir, si normalmente se desarrollaba la acción en una única aventura y/o localización, ahora se mezclan muchas, debido al interesante pero que no puedo contar hecho que ocurre con Miles, y eso hace que la trama sea muy, muy compleja.

Además creo que, como nunca, se aventura en la complejidad del personaje de Miles. O personajes, ya que Miles Vorkosigan es a la vez Miles Naismith. La necesidad de Naismith es tan importante para Vorkosigan, que sin él, el otro se auto-destruiría. Pero para indigar en todo esto, Bujold no lo hace a través, sólo, del propio Miles, sino que es Mark, su clon/hermano el que lo hace, siendo él mismo, en lugar de intentar imitar a Naismith. Mark, en esta novela se crea a si mismo, y se convierte, por derecho propio en un Vorkosigan más, demostrando otra posible personalidad del propio Miles.

Esto es importante, ya que, no sólo estamos, de nuevo, ante una gran novela de aventuras, ciencia ficción y "space opera", sino porque Lois McMaster Bujold se interesa impecablemente por destino de Mark y ese interés es lo que hace único al libro. Mark es el verdadero motor de la historia: con sus contradicciones, temores y deseos. En suma, un buen personaje, de nuevo, de la mano de la autora. Además, como siempre en la saga, la novela es inteligente y está llena de ironías, marca de la casa.

Encima, el hecho diferenciador de Miles en esta novela (lo que le ocurre), es muy muy curioso. Como se puede hacer de Miles, prácticamente sin ser él mismo, y como sale, una vez más, de todo en lo que se mete, incluso, en las peores condiciones. La acción es frenética durante toda la novela, y los capítulos se suceden vertiginosamente. Hay un recurso literario impecablemente usado por Bujold, que es el de mezclar un capítulo de Mark, o mejor dicho, protagonizado por Mark, con otro protagonizado por Miles. Con paralelismos inpresionantes, jugosísismo (sobre todo con las mujeres de la novela) y con las relaciones entre los diferentes personajes, establecidas por Miles y Mark.

Hay otra que me sigue cautivando y encantado de esta escritora y esta saga. Es que se, antes de leerla, que ME LO VOY A PASAR BIEN. Qué me voy a divertir, que va a ser entretenida, inteligente y que me devolverá la alegría por la Ciencia Ficción. Y eso, hoy en día, es una garantía de éxito.

Para acabar, decir que este libro, además, es uno de los de la serie que más frases impactantes, precisas y preciosas me ha dejado. Sólo decir, que como Miles, mi mayor temor no es a la muerte, en si, lo que más temo es a la pérdida de la mente.
Enhanced by Zemanta

No hay comentarios: