viernes, julio 30, 2010

Medidas Extraordinarias


"Medidas extraordinarias" es la última película del fin de semana. Otra "actual", que tampoco sabía de que iba y en esta si que supuso decepción. Pensando que una cinta de Harrison Ford y Brendan Fraser sólo podía ser de acción, se trata de un "dramón" de proporciones considerables.

El argumento podría ser: "A pesar de sus orígenes humildes, John Crowley (Brendan Fraser) está a punto de lograr grandes éxitos empresariales junto a su esposa Aileen y sus tres hijos. Sin embargo, su proyección se detiene cuando a dos de sus pequeños les detectan una extraña enfermedad (Pompe)que no tiene cura. Las explicaciones médicas no convencen a John, así que decide asociarse con un científico poco convencional (Harrison Ford) y crear una compañía biotécnica que investigue el caso. Esta alianza dará sus frutos, pero tendrá consecuencias insospechadas.". Imaginaros. Esperando a un hijo y ver una película sobre niños con enfermedades raras e incurables....dramón. Pero bueno, hay que decir que aguantamos hasta el final.

La cinta está bien hecha. Es casi un "biopic" del protagonista y fuera de que sea real no, o que los hechos hayan ocurrido así o no (por ejemplo, la parte del biólogo según leía en la Wikipedia está muy cambiada, no sólo el nombre Dr. William Canfield en la realidad, en vez de Dr. Stonehill en la ficcción), la cinta se sigue con atención. La trama es más bien sencilla y discurre sin problemas. Todo se centra en las dos interpretaciones.

Brendan Fraser está muy bien. Es el personaje con más cambios y que requiere de más atención por parte del intérprete. Es muy convincente Fraser en como empujaría su personaje, un padre con dos niños enfermes, para sacar adelante las cosas. Harrison Ford cuyo personaje es el más extraño en papel (anti-social, mal humorado, científico excéntrico, etc.) al final, el bueno de Ford se dedica a ir a piñón fijo y a hacer una interpretación sencilla. No queda mal, pero parece que se piensa, que para este papel, no habíamos traído a un Harrison Ford, sino que nos valdría con otro de menor "caché". También está Keri Russell (aka Felicity) y la verdad es que poco le pega el papel. No cuela como mujer de Fraser, y aunque no lo hace mal del todo, no es una actriz dramática para ver a sus hijos enfermos, y hubiera hecho falta una mujer con más fuerza.

Como decía, la cinta es un drama, y en algunos momentos se hace muy dura. No porque haya mucha lágrima, sino porque parece que no llega a ningún sitio. Es decir, es sencilla y va progresando, pero a veces lo hace muy lenta. Le faltan momentos de distensión y momentos para unir las cosas que ocurren en la trama.

En fin, una cinta para una tarde de domingo, lluviosa, que no se quieran complicaciones y que no importe ver sufrir a los demás. Y bueno, algo sobre la enfermedad de Pompe ya se aprende, y lo duro que es (con)vivir con enfermedades muy raras.
Enhanced by Zemanta

No hay comentarios: